Artículos

Publicado el 17 enero, 2020 | por Chugo

0

The Mandalorian, este si es el camino Disney

Soy fan de Star Wars, y disfruto mucho con todo lo que llega de la franquicia galáctica creada por George Lucas. No voy a demonizar todo lo que se ha hecho en su etapa Disney, pero si reconozco que ha habido algún que otro problema. Sin embargo, parece bastante unánime que The Mandalorian, su primera serie de acción real, lo ha hecho todo bien. Así que con la serie ya bastante posada, vamos a hablar un poco de ella.

The Mandalorian es la primera serie de acción real, y ha sido uno de los grandes reclamos para vender la nueva plataforma de streaming Disney +. La primera temporada ha contado con grandes nombres delante de las cámaras como Pedro Pascal, Taika Waititi, Nick Nolte, Werner Herzog, Giancarlo Esposito, Gina Carano o Carl Weathers. Y tras las cámaras no ha sido menos brillante su equipo: Jon Favreau, Dave Filoni, Taika Waititi, Bryce Dallas Howard, Rick Famuyiwa… Un despliegue técnico y arístico pocas veces visto en la pequeña pantalla, y si bien al principio puede chocar en la comparación con las películas, una producción y efectos digitales de lo más dignos. Lo tiene todo a su favor, pero ¿de qué va The Mandalorian?

Después de las historias de Jango y Boba Fett, otro guerrero emerge en el universo de Star Wars. The Mandalorian se sitúa después de la caída del Imperio y antes de la aparición de la Primera Orden. Seguiremos las tribulaciones de un pistolero solitario en los límites de la galaxia, alejado de la autoridad de la Nueva República.

The Mandalorian no sigue el mismo tono de la saga de los Skywalker, de hecho si tuviéramos que comparar es algo más parecido a las películas de Rogue One y Han Solo. Una de sus virtudes es precisamente que se aproxima sin presión al universo de Star Wars, hay casi una ingenuidad en la forma de hacer las cosas. En cierta medida retoma los orígenes de la franquicia con los western y películas de samuráis japonesas. La serie es un western espacial, con un ritmo sosegado y unos diálogos contenidos plagados de frases lapidarias y memorables, acompañado de una banda sonora que recuerda al mejor spaghetti western.

La serie va a contracorriente respecto a muchas otras ficciones actuales precisamente en el ritmo. Se toma su tiempo en presentar personajes, da saltos en el tiempo. Cada episodio se esfuerza en ser una historia cerrada pero a la vez en ahondar en el pasado y personalidad de Mando y en la trama principal con el ya archiconocido “Baby Yoda“. Al principio puede extrañar esos cortes repentinos y saltos temporales, pero luego todo cobra un sentido de una forma magistral en el cierre de la temporada.

Pedro Pascal bajo el yelmo del mandaloriano es protagonista absoluto de la temporada durante sus ocho episodios. Los personajes van y vienen, pero el bueno de “Mando” y su pequeño acompañante Baby Yoda se mantienen durante toda la temporada. Con ellos  exploramos todo un mundo de bandidos y cazarrecompensas, lejos del brillo de los sables láser y la mística Fuerza. Nos lleva al barro y polvo de una galaxia muy lejana, y este cambio de tono le sienta muy bien al universo Star Wars. Es perfecto para unos aficionados que demandaban más historias de la franquicia.

Otra de las virtudes de The Mandalorian es que poco a poco empieza a enlazar con las series de animación. No obstante el propio Dave Filoni (responsable de Clone Wars, Rebels y Resistance) está detrás del proyecto. Sirve para dar cuerpo y forma a toda la cultura mandaloriana, una gran desconocida para el “gran público”. También ha habido recientes declaraciones sobre la llegada a la gran pantalla de personajes de sus series, y viceversa. Se ha anunciado serie de Obi Wan, otra de Cassian Andor (uno de los protagonistas de Rogue One) y al parecer habría más en el horno. Hasta hay rumores que la película de Han Solo continuará en formato serie. También se ha confirmado la segunda temporada de The Mandalorian para este mismo otoño, por lo que me hace pensar que Disney ha encontrado la fórmula tras el final de la saga Skywalker. Series y películas (videojuegos, comics, novelas…) con distintos tonos que interactuen entre sí para formar un universo cohesionado.

 

En cuanto a las actuaciones, merece destacar sobretodo la labor de Pedro Pascal. Su personaje es lacónico, con pocas líneas de diálogo y siempre embutido en su casco de beskar. Pero su lenguaje corporal lo carga de una infinidad de matices, siendo de lo mejor que ha dado la serie. Gina Carano hace un fantástico papel como una aguerrida veterana rebelde, y Nick Nolte con su “I have spoken” se ha ganado un lugar en el  olimpo de los personajes favoritos de los amantes de Star Wars. El paso de Taika Waititi, Carl Weathers o Werner Herzog no hace si no subir el caché de la serie, con unas correctísimas interpretaciones. Giancarlo Esposito aparece al final de la temporada para poner la guinda al pastel, con un personaje imponente como solo un Moff puede serlo.

Pero vamos al lío: ¿es recomendable The Mandalorian? Si eres un aficionado de Star Wars, ya sabes que sí. Si no lo eres, incluso es un firme candidato para entrar a este maravilloso universo. Es un western espacial sólido, con una narrativa envidiable y una factura magistral. Honestamente creo que puede ser el primer paso en una nueva dirección en un futuro brillante para Star Wars.

The Mandalorian

The following two tabs change content below.
Un blogger cinéfilo y seriéfilo, lector y jugón voraz, a veces rolero y siempre friki. Nunca me canso de hablar de cines, series, videojuegos o cómics. Siempre intentando estar al día de las últimas novedades.

Etiquetas: ,




Back to Top ↑

Share This