Cine

Publicado el 6 mayo, 2019 | por Chugo

0

Crítica: Vengadores: Endgame

Lo que ha hecho Marvel tiene su mérito, nadie lo puede negar. A lo largo de 20 películas repartidas en tres fases ha construido un universo cinematográfico solvente. No solo en cuanto a cifras de taquilla, si no en cuanto a una narrativa que se mantiene a lo largo de los 10 años que ha durado esta aventura. Estamos ante una de las franquicias más longevas del cine moderno.

Y toda la meta-trama de estas películas tenía que desembocar en el largometraje que hoy analizamos en esta crítica: Vengadores: Endgame. Esta película se ha consolidado como uno de los eventos cinematográficos y de la cultura popular de toda una generación.

Sinopsis: Los devastadores acontecimientos que puso en marcha Thanos destruyeron la mitad del universo y fracturaron las filas de los Vengadores. Ahora, los Vengadores que quedan deberán tomar una posición definitiva en “Vengadores: Endgame”, la grandiosa conclusión de las 22 películas de Marvel Studios.

Vengadores: Endgame es el fin de toda una historia que empezó con Iron Man allá por 2008. Y hay que entender que se ha concebido como tal: una oda al camino recorrido. En definitiva, Endgame es un autohomenaje constante. Está dirigida a los aficionados que han disfrutado y visto todas las películas. Está claro que es todo un evento generacional, pero no puedo estar de acuerdo con las voces que claman que es un clásico atemporal instantáneo. La película no funciona o por lo menos no tiene la misma carga, si no has visto las 20 películas previas. Los guiños y referencias abundan en la cinta, y son indispensables para disfrutar como se merece.

Endgame

Las películas de los Vengadores son corales, y esta entrega no iba a ser menos. La historia pivota entre varios personajes, en concreto entre los Vengadores originales. Trata de dar su minuto de gloria a cada uno de los protagonistas y hay que reconocer que lo hace con bastante acierto, sin que el ritmo se vea afectado por ello. Aunque para ello tiene que hacer alguna pirueta argumental en la que no vamos a entrar ahora por no desvelar detalles de la trama.

Los dos personajes que más brillan sin lugar a dudas son Iron Man/Tony Stark y Capitán América/Steve Rogers. Los dos Vengadores son las principales caras visibles de este grupo de superhéroes, y las historias más importantes han girado en torno a ellos y a su relación. Esta nueva entrega supone un cierre para ellos dos, y un trampolín para lo que está por venir en un futuro. Es probablemente uno de los problemas que le veo a la cinta, salí del cine con la sensación que “todo ha cambiado para seguir igual”. También tenía curiosidad por el papel que jugaría la Capitana Marvel en esta iteración de Los Vengadores, y también he salido desilusionado. La propia película busca una excusa para que la Capitana Marvel esté desaparecida buena parte de la película, cuando la lógica interna del film demanda que tome un mayor protagonismo debido a sus habilidades. De hecho también salí con la sensación que Endgame había sido pensada y escrita antes de incluir a la más poderosa de los Vengadores.

Endgame

El trabajo de interpretación del reparto está en la línea de lo esperado. Todos los actores ya han interpretado a sus personajes en más de una película, por lo que se sienten seguros con sus roles. De hecho da la sensación que alguno de ellos está en piloto automático, y que tampoco brillan especialmente. Aunque tengo que hacer una especial mención al trabajo de Chris Evans y Robert Downey Jr., en los papeles del Capi e Iron Man, que aunque ya conocen, han sabido llevarlos un paso más allá. La vuelta que le han dado al personaje de Ojo de Halcón con Jeremy Renner es digna de mención, ya que revive el interés en un personaje que era carne de meme en internet. Pero sobretodo quiero destacar el trabajo de Chris Hemsworth como Thor, no quiero desvelar nada, pero lo que ha hecho con el asgardiano dios del trueno, es soberbio.

Vengadores: Endgame sigue una estructura bastante similar a la primera película de Vengadores. En la cinta original durante los dos primeros tercios de metraje, los héroes dejan a lado sus diferencias para comportarse como un equipo. En Endgame los Vengadores tienen que volver a confiar los unos en los otros, y es que ha pasado mucha historia entre ellos. La cinta al igual que la primera película, termina por todo lo alto. Durante el último tercio echa toda la carne en el asador, en un espectáculo pirotécnico cargado de épica. Esto último funciona muy bien, y es que te quedas con la sensación de ese último tramo cargado de emoción al salir de la sala del cine.

Vengadores: Endgame

 

En definitiva es una película que cumple de una forma sobresaliente con lo que se propone. Solo tiene un requisito: que seas un fan incondicional del Universo Cinematográfico Marvel. Si cumples ese requisito, sin lugar a dudas es una de las mejores experiencias que puedes vivir en una sala de cine. Lamentablemente yo no me encuentro en ese grupo, las películas de la franquicia me entretienen, y mucho, pero hace tiempo que no me sorprenden o llenan de la misma manera. Aún sin cumplir ese requisito, no puedo sino reconocer que es el evento de toda una generación.

Endgame

The following two tabs change content below.
Un blogger cinéfilo y seriéfilo, lector y jugón voraz, a veces rolero y siempre friki. Nunca me canso de hablar de cines, series, videojuegos o cómics. Siempre intentando estar al día de las últimas novedades.

Etiquetas: , ,




Back to Top ↑

Share This