Cine Joker

Publicado el 6 octubre, 2019 | por Chugo

0

Crítica: Joker

No es novedad que parece que Warner Bros. no sabe muy bien qué hacer con el universo de DC. Ahora se da el caso que tenemos dos “Jokers” a la vez, el de Jared Leto de Escuadrón Suicida, y el que interpreta Joaquin Phoenix en Joker. La película estrenada este fin de semana protagonizada por Phoenix parece más un experimento en solitario que una cinta que pertenezca a un universo cohesionado. Las expectativas con la película son altas, ganó el festival de Venecia y todos los pases de prensa la ponían como una de las mejores cintas del año. Con lo que me gusta el personaje he intentado ir con las expectativas bastante bajas, para que el visionado no sufra por las altas expectativas. Os paso a contaros lo que me ha parecido tras el tráiler y la sinopsis:

Sinopsis: Joker, la historia original y autónoma del director Todd Phillips, explora desde su punto de vista personal el mundo de Arthur Fleck. Arthur, que interpreta magistralmente Joaquin Phoenix, es un hombre que se enfrenta a la crueldad y al desprecio de la sociedad. Vive ignorado por un sistema que le permite pasar de la vulnerabilidad a la inmoralidad. Es un payaso que de día trabaja por horas y de noche intenta convertirse en monologuista… pero lo cierto es que siempre acaban burlándose de él. No encaja con la gente que le rodea, como lo demuestra su risa incontrolable y fuera de lugar que le perjudica aún más cuando intenta controlarla. Todo esto lo expone a un ridículo muy peligroso que raya con la violencia. Arthur, que se dedica a cuidar de su frágil madre, busca sin descanso esa figura paterna que nunca tuvo, ya sea el acaudalado empresario Thomas Wayne o el presentador de televisión Murray Franklin. Está atrapado en una existencia que se tambalea ante el precipicio de la realidad y la locura, y una mala decisión va a desencadenar una serie de trágicos acontecimientos.

Joker nos presenta un acercamiento a uno de los villanos más reconocibles e importantes del mundo de las viñetas. Es un brutal y descarnado descenso a la locura, de un hombre abrazando lo peor que hay en él para renacer como el villano icónico que conocemos. Es el retrato de un hombre roto, que no existe, una chispa que prende los ánimos de una sociedad igual de rota y perdida. Se ha hablado mucho del mensaje político de Joker, pero si bien es cierto que está de fondo durante toda la película, lo importante de la trama es el descenso a la locura del protagonista. Hay que aclarar que tampoco es una película “fácil”, tiene momentos duros ya que no deja ser el protagonista un maníaco. Hay momentos en los que sentir pena, fascinación y por supuesto desagrado y rechazo. También hay algunos momentos macabramente divertidos en los que te puede hacer sentir mal soltar una carcajada en ciertas escenas.

Pero siendo una película que adapta un cómic, ¿cuanto de cómic hay en ella? Pues no mucho, la verdad. Todd Phillips se esfuerza en que la película trascienda a las viñetas. El aire triste, gris, opresivo y decadente de Gotham recuerda mucho a El regreso del Caballero Oscuro, y he encontrado ciertos toques a La broma asesina o el Batman: Tierra 1. Pero creo que el cómic de Frank Miller es su principal inspiración, tanto en el tono como en lo narrativo: el uso de los medios de comunicación para presentar Gotham e incluso hay alguna escena casi idéntica salida de las viñetas.

¿Se puede enmarcar este Joker dentro de alguna de las versiones de los distintos Batman cinematográficos? Si y no. La película está ambientada en los años ochenta en una Gotham sufriendo una crisis monumental. Y toda la mitología en torno a la creación de Batman está ahí, pero de alguna manera no puede encajar con ninguno. He de decir que no me gustaría que Joaquin Phoenix apareciera en otras películas del universo cinematográfico de DC. Creo que ha funcionado y muy bien en Joker, pero dudo que funcione fuera de ese contexto y hacerlo sería un error.

Pero por supuesto tenemos que hablar del indiscutible protagonista: Joaquin Phoenix. El guión y la película funcionan en gran medida gracias a que el actor se la echa a los hombros con una magistral solvencia. Las carcajadas que no sabes si son risas o lloros, la mirada a veces lúcida, a veces perdida y su lenguaje corporal. Ha construido su propio Joker, lo ha hecho real y sólido. Lamentablemente no he tenido la oportunidad de ver el film en VOSE, pero el doblaje ha sido bastante competente. No todas las carcajadas y risas han sido dobladas, y las que no lo estaban, eran estremecedoras. En Joker ha habido otros protagonistas de lujo como Robert DeNiro o Zazie Beetz que han hecho un trabajo estupendo, pero quedan como meros secundarios ensombrecidos por el increíble trabajo de Phoenix.

Quiero destacar la labor de fotografía y de la banda sonora. Ambas refuerzan lo que pasa dentro del protagonista, cargando de significado cada plano y escena. La paleta de colores, desde los grises y azules deprimentes en la vida de Arthur, hasta la luz y la calidez en sus mejores momentos.

Creo que objetivamente es una buena película, y que cualquiera, siendo fan de Batman o no, va a ser capaz de disfrutar. Pero también creo que los amantes de Cruzado de la capa de Gotham y del Príncipe payaso del crimen van a disfrutar de Joker de una manera especial. No busca ser una adaptación al uso, sino contar su propio Joker, y hay que tenerlo muy claro cuando uno se acerca a esta historia. Y creo que ha conseguido todo lo que se proponía, por lo que solo puedo darle un sobresaliente.

The following two tabs change content below.
Un blogger cinéfilo y seriéfilo, lector y jugón voraz, a veces rolero y siempre friki. Nunca me canso de hablar de cines, series, videojuegos o cómics. Siempre intentando estar al día de las últimas novedades.

Etiquetas: ,




Back to Top ↑

Share This