Artículos

Publicado el 17 mayo, 2019 | por Chugo

0

De creadores y fandom, la locura de Juego de tronos

Quien nos iba a decir hace 20 años que una obra de ficción como lo es Canción de Hielo y Fuego con su adaptación televisiva de Juego de tronos, iba a dar tanto que hablar. Antes de la trilogía de Peter Jackson que adaptaba El Señor de los Anillos, la fantasía en el cine o series estaba dirigida a un nicho reducido. Con deciros que Willow era uno de los mayores exponentes del género cinematográfico, creo que lo decimos todo. Ojo, que Willow es muy meritoria, y es una de mis películas favoritas.

En este artículo de opinión quiero abordar un poco la relación entre el fandom (grupo de personas aficionados a un hobby o ficción) con los creadores y su obra. He querido aprovechar la polémica con la última temporada de Juego de tronos para hablar un poco de ello. Así que habrá detalles importantes de la trama de la última temporada de la serie, así que si no lo habéis visto, el que avisa no es traidor.

Juego de Tronos

Para empezar vamos a poner el foco en la polémica. ¿Qué ha pasado en Juego de tronos? En resumidas cuentas, en el quinto capítulo de la octava temporada, Daenerys ha terminado por ser digna heredera de su padre El rey loco. Pese a la rendición de los Lannister en Desembarco del rey, la reina Targaryen y su dragón han pasado a sangre y fuego a la ciudad. Esto ha desembocado en un aluvión de críticas hacia los responsables de la serie argumentando que no ha sido un desarrollo lógico para el personaje, que han arruinado la serie, etc.

No quiero entrar en si el arco de desarrollo es lógico o no para el personaje, eso daría para un artículo aparte. Me quiero centrar en la reacción del aficionado respecto a estos cambios, y es que en los últimos tiempos hemos vivido varias polémicas parecidas. Partamos de la base que el fandom es apasionado, le encanta lo que consume, y muchas veces puede perder la perspectiva. Yo mismo he sido de esos fanáticos, y he de reconocer que muchas veces he perdido la perspectiva en pos del “fanatismo”.

Como bien digo, los aficionados son apasionados con lo que les gusta. Esto hace que muchas veces sientan que la obra es suya, que les pertenece. Yo personalmente no soy partidario de este pensamiento, ya que en primera y en última instancia, la obra pertenece a su creador. Y ya no digo a quien inició una saga (véase George Lucas), si no al equipo de guionistas y director que hace la entrega en cuestión que “ha arruinado” la franquicia.

Con Juego de tronos el caso es particularmente curioso. La serie se ha convertido en todo un icono popular. Tanto que muchas veces ha trascendido el entretenimiento, para convertirse en un mensaje político. No pocos son los políticos que han hecho referencias a la ficción para apuntalar sus argumentos. E incluso algunos movimientos como el feminista, han visto reflejados sus valores en los personajes femeninos fuertes y emponderadas. Me parece positivo que la ficción actual refleje los movimientos sociales justos y actuales. Pero no hay que olvidar, que no deja de ser una ficción. Los personajes, como las personas, pueden ser contradictorios, que se muevan en tonos de grises y que no dejan de ser herramientas del creador para contar su historia.

Pero no solo con Juego de tronos ha ocurrido esto, es solo el último ejemplo. La evolución de Luke Skywalker en Los últimos Jedi ha sido muy denostada por los aficionados. Asegurando que Luke no tomaría el camino que tomó en la nueva trilogía de Disney. Como si el personaje tuviera que seguir el camino que la mayoría del fandom esperaba. Otro de los casos más recientes es lo que ha pasado con la película de acción real de Sonic. El aspecto del popular erizo fue muy criticado por los jugadores más veteranos. Rápidamente se convirtió en carne de memes y mofas por todo internet, los responsables de la película han dado un paso atrás y han dicho que re-pensarán el diseño del personaje para contentar a los amantes del videojuego. Creo que escuchar el feedback del público es muy positivo, pero no me parece correcto que se llegue hasta el punto de tener que cambiar la obra porque lo demanda el público.

Bien es cierto que la forma de consumir ocio y entretenimiento ha cambiado. Las series, películas, libros, videojuegos y demás ficciones mueven mucho dinero, y han pasado a convertirse en un producto. Así que los productores ven a los espectadores, lectores y/o jugadores como clientes o consumidores. Y parece bastante lógico pensar que la gente tome el rol de consumidor cuando algo no le gusta. Pero también creo que este medio tiene bastantes peculiaridades como para aplicar el infalible mantra de “el cliente siempre tiene la razón”. Pero por mucho que esto sea cierto, hemos visto como se ha abierto una campaña en change.org para que hagan un remake de esta octava temporada para que se adecue a los gustos de los fans. Las razones por una temporada más corta, o por este desarrollo pueden ser muchas.  Probablemente debido a temas económicos o técnicos que se nos escapan a la mayoría de “clientes”.

El tema es mucho más complejo que unos haters o fanboys sin criterio. Para entender lo que realmente está pasando con las comunidades de aficionados en internet hay que ver un poco más allá. Que a una persona le guste el rumbo que toma una ficción, no lo convierte un fanboy sin criterio, y parecido pasa por si no le gusta, no es un “hater”. Otra variante de este argumento es sobre que por que una parte no guste, no hay que odiarlo necesariamente. Y parecido pasa con que te guste solo una parte, no hay que amarlo sin remedio. En mi caso personal, me gusta el rumbo que ha tomado el final de Juego de tronos. Sin embargo, reconozco que se ha llegado de forma precipitada en la serie, sin prestarle la debida atención al desarrollo. Creo que cualquiera que “odie” este último capítulo por este giro argumental, podría reconocer sin problemas que a nivel técnico y cinematográfico es una verdadera delicia con imágenes muy potentes. Lo importante es encontrar puntos en común.

Cabe destacar que este es un artículo de opinión, no tengo formación ni conocimientos más allá que los de alguien que le gusta mucho todo lo que tiene que ver con todo este mundo friki que nos apasiona. En definitiva, pienso que las discusiones entre aficionados deberían ser un poco más sosegadas, sin tanto tremendismo. Creo que es importante no añadir presión a los creadores sobre su trabajo. No presionar con fechas de entrega ni con expectativas, para que sean ellos mismos quienes entreguen el mejor resultado posible.

The following two tabs change content below.
Un blogger cinéfilo y seriéfilo, lector y jugón voraz, a veces rolero y siempre friki. Nunca me canso de hablar de cines, series, videojuegos o cómics. Siempre intentando estar al día de las últimas novedades.

Etiquetas: , , ,




Back to Top ↑

Share This