Analisis The Last Door

Publicado el 30 marzo, 2020 | por Chugo

0

The Last Door, terror literario

Cuando me interesé por Blasphemous, me documenté un poco y vi que The Game Kitchen ya se había hecho un nombre con The Last Door. Esta aventura gráfica por episodios cosechó muy buenas críticas entre los medios especializados y el público. Así que ni corto ni perezoso cuando terminé Blasphemous me puse con The Last Door, y es ahora cuando en este periodo de confinamiento he decidido a terminarlo. Os cuento lo que me han parecido las dos temporadas del juego a continuación.

Narrativa casi literaria

Más adelante hablaremos del apartado técnico del juego, que si está íntimamente relacionado con la forma de contar la historia. Pero de momento vamos a centrarnos en la historia. En la primera temporada seguimos a Jeremiah Devitt, que tiene que investigar la muerte de un amigo de su infancia. Esto le lleva a adentrarse en oscuros recuerdos ya olvidados de su pasado.

Tanto la temática como la ambientación tiene claras inspiraciones literarias. Son bastante obvias las referencias a la obra de H. P. Lovecraft o Edgar Allan Poe. Un terror sutil, muy apoyado en la ambientación. No tira del susto fácil, de hecho, como hemos mencionado antes, recuerda más al terror literario que al del cine o el de los videojuegos.

The Last Door está dividido en dos temporadas de cinco episodios cada una. Cada temporada es un juego independiente, que está a 10€ cada una. La segunda temporada continúa con la misma historia pero desde un prisma distinto, añadiendo nuevos personajes. El final de la segunda temporada lo deja todo muy cerrado, y creo que tampoco es muy necesaria una tercera. Pero si llega la voy a recibir con los brazos abiertos.

Aventura gráfica fácil

The Last Door es una aventura gráfica con puzles bastante fáciles. No pretenden ser un reto inasequible que alargue de forma artificial las horas de juego. Hay alguno de ellos que requiere de una “idea feliz”, pero lo normal en este tipo de juegos. Me habré atascado una vez por episodio hasta dar con esa “idea feliz”.

La segunda temporada afianza lo conseguido en la primera. Los escenarios son más grandes y algunos puzles se complican un poco, pero siguen si ser un reto inasequible. Solo añaden algunos pasos más a lo largo de los diferentes escenarios. Tampoco se puede decir mucho más de este apartado, ya que tiene un planteamiento point and click bastante clásico.

Solo un consejo a la hora de jugarlo, y es que lo hagáis de una sola vez. Si dejas pasar mucho tiempo, puede que algunos personajes y eventos bailen con el tiempo. Yo lo he dejado parado un par de meses, y de no ser por los resúmenes delante de cada episodio, habría estado muy perdido.

Evocador pixel art

El arte de The Last Door apuesta por un estilo minimalista, con unos pixels grandes. El pixel art “gordo” le viene muy bien a la ambientación del juego. Más que dibujar, sugiere el fondo y los personajes. Su estilo se apoya en unos textos muy sugerentes y un trabajo sonoro sobresaliente. El juego es una experiencia muy cercana a la literatura, como una novela gráfica interactiva. Es curioso como con un par de efectos sonoros para dar ambiente, y algún cambio de cámara, se puede incluso conseguir jump-scares muy bien llevados para este pixel art tan característico. Recalcar una vez más el increíble trabajo sonoro del título.

Destacar de The Last Door una muy cuidada banda sonora, que es clave para transmitir la ambientación y meterte en situación. Si a eso le acompañas con unos efectos de sonido increíbles, consiguen que entrar a una habitación oscura, con los pasos sobre el suelo de madera, sea algo muy inquietante.

Conclusión

¿Son recomendables las dos temporadas de The Last Door? Si te gusta la literatura de terror y misterio, un poco al estilo H. P. Lovecraft, o la de Edgar Allan Poe, no lo dudaría ni un instante. También si os gustan las aventuras gráficas clásicas, con la pega de no suponer ningún reto importante. En total habrán sido unas 14 horas de juego entre las dos temporadas, por lo que tenéis un buen vicio para este tiempo de confinamiento.

The following two tabs change content below.
Un blogger cinéfilo y seriéfilo, lector y jugón voraz, a veces rolero y siempre friki. Nunca me canso de hablar de cines, series, videojuegos o cómics. Siempre intentando estar al día de las últimas novedades.

Etiquetas: , ,




Back to Top ↑

Share This