Analisis Star Wars: Jedi Fallen Order

Publicado el 24 noviembre, 2019 | por Chugo

0

Star Wars: Jedi Fallen Order, la Fuerza vuelve a ser intensa

La franquicia de Star Wars en manos de EA ha sido en los últimos años un poco errática. Los juegos de Starkiller, el aprendiz secreto de Darth Vader quedaban fuera del canon en cuanto Disney se hizo con los derechos. Y la apuesta de Star Wars Battlefront fueron recibidas con tibieza e incluso polémica en su segunda entrega (ya se ha hablado largo y tendido de las cajas de botín y micropagos de Star Wars Battlefront II). Los aficionados hemos estado huérfanos durante años de un nuevo título singleplayer que tuviera la historia como eje central. Pues bien, EA se ha puesto las pilas y junto a Respawn Entertainment han sacado Star Wars: Jedi Fallen Order.

La orden caída

Star Wars: Jedi Fallen Order sucede cinco años después del Episodio III y nos pone en la piel de Cal Kestis, un jóven padawan que ha sobrevivido como chatarrero tras la Orden 66. El joven Kestis se ve envuelto en una misión para restaurar la Orden Jedi perseguido por el Inquisitorius imperial por toda la galaxia. A medida que avancen las pruebas a las que se enfrenta el protagonista, iremos conociendo su pasado e iremos recuperando su conexión con la Fuerza.

Sobre el papel es una historia que puede contentar a los aficionados, y en buena medida es cierto. No obstante sí que he notado falta de trabajo de guión en cuanto a la relación y química entre personajes. Respawn Entertainment no es BioWare y se nota, faltan misiones y diálogos entre los personajes para dar una sensación de grupo cohesionado y orgánico. También hay que tener en cuenta que no es un RPG, por lo que no tienen porque dar tanto peso a esto, aunque habría sido de agradecer.

Pero es Star Wars, y necesita tener algo de lore de este rico universo, y lo han solucionado de una forma bastante buena. Durante todo el juego el droide BD-1, se dedica a escanear rivales caídos y sitios de interés del mapa, toda esa información va directamente a un banco de datos, en el que se encuentra mucha información útil sobre el mundo de Star Wars y le dan un peso importante a los escenarios que visitamos.

Star Wars: Jedi Fallen Order tiene algunos momentos memorables, y su tramo final está cargado de épica, acción, emotividad e incluso miedo. Sin entrar en destripes de la trama, pienso que el final propiamente dicho queda un poco deslucido en comparación con el  resto del viaje. Aunque también opino que para nada desmerece el resultado final. Tal y como acaba, se pueden hacer secuelas del juego en un futuro, e incluso algún DLC con nuevos planetas e historias sería bastante factible. Este juego me parece un buen punto de partida para una nueva saga de Star Wars en los videojuegos.

El camino de un padawan

Antes hablábamos que Star Wars: Jedi Fallen Order no era un RPG, y es que está más cercano al género metroidvania que a cualquier otro. A lo largo del juego se visitan una serie de planetas, cada uno de ellos con un detallado y complejo mapeado que no se podrá explorar de una vez hasta que no se dispongan de nuevas habilidades en la fuerza o de mejores en el droide BD-1. Habrá muros que no se puedan derribar sin la Fuerza, puertas que necesiten de la capacidad de piratear de BD-1, etc. La aeronave Mantis sirve como lobby o nexo para acceder al resto de planetas en el momento que quieras, lo que en esencia lo convierte en un metroidvania.

Uno de los aciertos de Star Wars: Jedi Fallen Order ha sido el de hilar con bastante gusto el desarrollo de las capacidades de Cal Kestis como padawan junto al desarrollo de la trama. Conseguir un nuevo poder de la Fuerza siempre va acompañado de un hito importante personal para el personaje. Con cada nuevo poder como jugador consigues empatizar un poco más con el viaje de Cal. Estos nuevos poderes en la Fuerza desbloquean nuevas habilidades en un árbol de habilidades que sirven directamente para el combate (desde nuevas maniobras con el sable láser, hasta mejoras en los poderes de la fuerza). Para comprar estas mejoras hay que conseguir puntos de habilidad tras matar enemigos o encontrar secretos en el mapa e invertirlos en un punto de meditación al estilo las hogueras de Dark Souls.

Y es que Star Wars: Jedi Fallen Order bebe un poco de la saga Souls. No solo por sus puntos de meditación, en los que si descansas los enemigos reaparecen. Tras cada muerte del personaje, este pierde experiencia y hay que volver a dañar al enemigo que lo ha matado, para recuperar lo perdido, muy parecido a todo el tema de las almas de Dark Souls o ecos de sangre de Bloodborne. El combate también guarda muchas similitudes, cada enemigo tiene una forma de matarlo, unas mecánicas muy marcadas que el jugador debe aprender para derrotarlos. Desde combos específicos con el sable, hasta usar la fuerza en momentos clave. Es un juego que exige que el jugador ponga algo de su parte, no es ningún paseo ni un machacabotones, es un combate con cierto componente estratégico y reflexivo.

Hay una nutrida variedad de enemigos, y todos lo suficientemente distinto como para no aburrirse. Los combates con los jefes finales son desafiantes, pero a su vez accesibles una vez interiorizados los patrones de movimientos. He de reconocer que alguno me ha frustrado más que otro, pero al final he conseguido acabar con ellos y ha sido una sensación de lo más satisfactoria.

La historia principal de Star Wars: Jedi Fallen Order me ha durado unas 25 horas. Aclaro que no soy particularmente hábil, y estoy seguro que se puede terminar en menos tiempo. También aviso que habré terminado el juego a un 80%, y que todavía me quedan unos cuantos secretos y coleccionables por descubrir. Con esto también quiero decir que es posible volver al juego una vez terminada la historia principal para acabar con todo eso.

El brillo del sable láser

Star Wars: Jedi Fallen Order en cuanto a su apartado técnico es consistente. EA parece que por fín se ha dado por vencida con el Frostbite, y ha dejado a sus estudios libertad de elección. En este caso Respawn Entertainment ha escogido el socorrido Unreal Engine, y el resultado como bien digo es de lo más solvente. Salvo alguna ligera bajada de FPS, más culpa de mi PC que de la optimización del propio juego, es bastante robusto el acabado. La calidad de los modelos, texturas y animaciones están entre lo mejor que se ha visto hasta la fecha en Star Wars en los videojuegos.

Respawn Entertainment han recurrido a actores conocidos para capturar movimientos. Entre los más destacados están Cameron Monaghan (Gotham) en el papel de Cal Kestis, la veterana actriz Debra Wilson en el papel de Cere Junda o el cameo de Forest Whitaker repitiendo su rol de Saw Gerrera. En líneas generales muy bien, pero igual al bueno de Cal le hacía falta algo más de expresividad. Quizás tampoco ha ayudado el doblaje en castellano, que curiosamente el del protagonista resulta el más plano de todos.

Quiero destacar el diseño de los niveles. Hay algo más de media docena de planetas con sus correspondientes escenarios. Son todos enormes y laberínticos, llenos de atajos, recovecos, coleccionables y muchos detalles en los que fijarse. Todos y cada uno de los escenarios tiene su propia identidad, no pareciéndose en nada a los demás. En una industria en la que impera el mundo abierto, es reconfortante ver como hay otras alternativas igual de válidas en las que perderse.

Todos los coleccionables que hemos mencionado, son meramente estéticos. Desde la ropa y ponchos de Cal, hasta la pintura de la Mantis pasando por la carcasa de BD-1. También hay muchos materiales y dispositivos para personalizar el sable láser a tu completo gusto. Es un buen añadido, y me ha encantado que la espada este personalizable a mi gusto. Pero me ha parecido una oportunidad perdida que no tenga ninguna repercusión en el juego en sí. Entiendo que es añadir toda una nueva capa de profundidad en el juego, y que puede desbalancear el equilibrio del juego.

Conclusión

¿Recomendable Star Wars: Jedi Fallen Order? Un rotundo sí. Es el mejor juego de la franquicia creada por Lucas desde hace años. Es entretenido, desafiante, y con una historia que hila con bastante acierto toda la acción del juego. ¿Es un juego sólo para los aficionados de Star Wars? Creo que no, es divertido e interesante por méritos propios, pero ayuda mucho ser aficionado a la saga galáctica.

The following two tabs change content below.
Un blogger cinéfilo y seriéfilo, lector y jugón voraz, a veces rolero y siempre friki. Nunca me canso de hablar de cines, series, videojuegos o cómics. Siempre intentando estar al día de las últimas novedades.

Etiquetas: ,




Back to Top ↑

Share This