Analisis Hollow Knight

Publicado el 7 agosto, 2019 | por Chugo

0

Hollow Knight me volvió a enseñar a jugar

Recientemente me he terminado uno de los finales de Hollow Knight, el aclamado videojuego de Team Cherry. El juego ya tiene su tiempo, así que hacer un análisis al uso del videojuego no tiene mucho interés. Sin embargo si que quiero hacer una reflexión de lo que ha supuesto para mi este largo viaje (que todavía dura) por el que considero uno de los mejores metroidvanias que he jugado.

Cuando digo que Hollow Knight me volvió a enseñar a jugar no hablo en un sentido literal. Al menos no completamente. Hoy día agradezco juegos que sean cortos, los termino en una temporada intensiva (todo lo que permita la jornada laboral y demás quehaceres) y paso al siguiente título. Apenas los “paladeo”, se han convertido en un producto que tengo que consumir muy rápido porque quiero llegar al siguiente. Poco a poco me voy quitando del afán de jugar a los juegos de salida, pero eso no quita para que la lista de títulos pendientes en mi juegoteca sea demasiado larga.

Hollow Knight ha ayudado a que eso cambie en cierta medida. Los metroidvanias son juegos que requieren su dedicación, tanto en horas como en aprendizaje. Son juegos exigentes con el jugador, requieren que aprenda patrones de enemigos, que memorice caminos y se devane los sesos para completar las áreas. El título de Team Cherry hace todo eso, y además con mucho acierto. Probablemente sea el mejor juego de este tipo que he jugado en años. Y es que el juego en sus mecánicas y narrativa recuerda a esos primeros pasos en este género, tiene un aire “clásico” que ha hecho que me enfrente a este título como lo hacía hace años.

He jugado con calma y paciencia. Ha habido jefes finales a los que me he tenido que enfrentar una y otra vez, y ante mi imposibilidad de acabarlo, lo he dejado y he vuelto tiempo después. A diferencia de otros títulos, Hollow Knight lo estoy jugando a lo largo de muchos meses. Muchas veces cuando me apetecía arrancar un directo de Twitch y no sabía que jugar, ahí me estaba esperando en la biblioteca de Steam. Los primeros compases siempre cuestan, pero cuando vuelves a interiorizar los tempos de los enemigos, la velocidad del protagonista, sus medidos saltos y distancias de ataque, se vuelve a sentir uno como en casa.

Antes he dicho que Hollow Knight es exigente, y es que en ese sentido también es como un videojuego de antes, pero también justo. El método de prueba y error es indispensable, sabes que te vas a enfrentar a un jefe final y que te pueden estar matando durante una hora, hasta que terminas pillando el truco y lo terminas. Y es que cada vez que mueres, no sientes que el juego te lo haya puesto muy difícil. La sensación tras cada muerte es la de haber cometido un error, de no haber leído bien lo que el juego se emperra en mostrarte y tu no lo ves. Requiere de habilidad y reflejos, pero sobretodo de una predisposición a fracasar y a volver a intentarlo que hoy día es rara en el mundo de los videojuegos.

La mayoría de los juegos están pensados para que sean accesibles, para que como jugador puedas consumirlo rápido y evitar la frustración. Si hablamos de cifras al parecer solo el 30% de los jugadores se acaban los juegos que empiezan. La tasa de abandono es alta, por lo que el desarrollador quiere que su juego sea lo más accesible posible para que te lo pases, y te sientas bien. Team Cherry con Hollow Knight quiere que te lo pases, no te lo va a poner fácil, pero quiere que te sientas genial. No hay nada más satisfactoria que haber terminado con un jefe final después de decenas de intentos.

Esta tendencia de juegos accesibles nos ha convertido en unos jugadores cómodos. Yo mismo me incluyo, muchas veces bajo la dificultad en un videojuego para pasar rápido porque lo que me interesa es más la historia y no tanto el reto de llegar al final. Hollow Knight me ha sacado de mi zona de confort, por así decirlo. En buena medida ha sido por una curva de dificultad y aprendizaje bastante justa, sus mecánicas parten de conceptos muy simples que es fácil de aprender, difícil de dominar. Otro de los alicientes para continuar avanzando ha sido un arte delicioso que me animaba a ir un poco más allá para conocer más escenarios.  Poco a poco consiguió picarme, hasta el punto de tomarme como algo personal superar los diferentes retos que me propone el título.

También ayuda que esté jugando el juego en directo, y me da el punto de crearme una “obligación” de continuar. De hecho esta reconciliación con otra forma de jugar me ha animado a volver a dar una oportunidad a juegos antiguos. Ya estoy configurando un emulador para volver a disfrutar de viejas joyas clásicas del videojuego.

The following two tabs change content below.
Un blogger cinéfilo y seriéfilo, lector y jugón voraz, a veces rolero y siempre friki. Nunca me canso de hablar de cines, series, videojuegos o cómics. Siempre intentando estar al día de las últimas novedades.

Latest posts by Chugo (see all)

Etiquetas: , ,




Back to Top ↑

Share This