Artículos no image

Publicado el 14 mayo, 2012 | por Sandor

0

Presentación: Lollipop Chainsaw

Habitualmente, la llegada del verano implica muchas cosas: Calorcito, vacaciones, y una completa sequía… de videojuegos. Raro es el año que podemos contar con un gran lanzamiento para la temporada estival, pero por suerte para los fans de los zombies, el gore y lo absurdo, este 2012 tenemos una cita con nuestras consolas gracias a Suda51 y su Lollipop Chainsaw.

El pasado viernes, los chicos de Warner Bros nos invitaron a sus oficinas a probar de la mano del productor Scott Warr su nuevo título, Lollipop Chainsaw, que saldrá a la venta el próximo mes de junio. Producto de unir dos mentes tan creativas como perturbadas como son las de Goichi Suda (O más conocido como Suda51) y el cineasta James Gunn (Tromeo & Juliet, Dawn of the Dead) Lollipop Chainsaw se basa en una premisa tan simple como efectiva: Una cheerleader. Una motosierra. Zombies. ¿Hace falta decir lo que viene después?

En la presentación tuvimos la ocasión de jugar de cabo a rabo el primer nivel del juego, el cual se mostró en un avanzado estado de desarrollo. Este nivel nos puso en situación con respecto a la protagonista, Juliet Starling. Hija de una familia un poco “peculiar”, la vida de Juliet parece sacada de la típica película de instituto americana: Rubia, atractiva, algo torpe y pija, y su única preocupación en la vida es su novio Nick, jugador en el equipo local. Todo sería de lo más normal, si no fuera porque justo el día del cumpleaños de Juliet, hay un brote zombie en su ciudad… ¡Y Juliet es parte de una de las más famosas familias de cazadores de zombies! Armada con su peculiar motosierra, y con la cabeza de su novio decapitado atada a su cintura (Será mejor que no preguntéis…), Juliet se embarca en la aventura de acabar con todos los zombies que se han propuesto fastidiarle el cumpleaños, y de paso, descubrir el origen de la infección.

El juego en sí es un hack’n’slash de corte clásico en el que seguiremos una estructura, a priori, increíblemente rígida: Entraremos en una habitación, nos avisarán de cuantos zombies hemos de derrotar para pasar a la siguiente, y machacaremos los botones para saltar, esquivar y atacar a los zombies hasta decapitarlos. Pero no tardaremos en ver qué es lo que hace a Lollipop Chainsaw un producto tan especial: Empezaremos sorprendiéndonos por la actitud de Juliet hacia los zombies, atacándolos con sus pompones y realizando coreografías de animadora cuando pelea contra ellos, seguramente alzaremos una ceja al ver la primera vez que Juliet le parta los huevos de una patada a un zombie para después atravesarlo por la mitad con su motosierra, provocando que nos bañemos en corazones y arcoiris que brotan de las heridas del pobre no-muerto, y seremos incapaces de aguantar la risa cuando nos inviten a jugar un partido de zombie-basketball, un mortífero juego en el que gana el primero que anote 100 puntos usando cabezas de zombie recién segadas como balones o veamos a Juliet agarrarse a una barra americana para hacer movimientos especiales. Y el título no se conformará con esto… Cuando creamos que el juego no puede pasarse más de vueltas, nos volverá a sorprender mostrándonos un nuevo enemigo, un minijuego o un movimiento aun más extraño e hilarante.

Lollipop Chainsaw es un juego que no se toma nada en serio, empezando por sí mismo: Zombies que hablan, diálogos hilarantes entre Juliet y la cabeza de su novio, personajes que parecen salidos de la película de serie B más cutre, y sobre todo, un grotesco humor negro, hacen que el título sea una experiencia que valga la pena descubrir. En un primer vistazo sería irresponsable juzgar la mecánica del juego, pero una cosa sí que es segura: Lollipop Chainsaw es un juego único que nos dará unas tremendas horas de diversión y risas si somos capaces de conectar con su peculiar sentido del humor y todos sus detalles.

Scott Warr además nos confirmó un par de detalles muy interesantes para los jugones: En primer lugar, pudimos disfrutar de la traducción y adaptación del título al castellano, aunque el juego no se doblará a nuestro idioma. En segundo lugar, nos confirmó que el juego, a priori, no contará con DLCs: Todo el contenido creado hasta el momento estará incluido en el disco, independientemente de la versión que tengamos, y será desbloqueable mediante el propio juego, sin necesidad de pagar para conseguirlo, algo que, en sus propias palabras, le resulta muy importante y hasta preocupante como jugador, viendo la situación actual. En último lugar, nos recordó que la música había formado parte fundamental en la creación y diseño del juego, y han contado con dos grandes artistas para encargarse de la banda sonora y estilo del juego: Ya conocíamos la colaboración de Akira Yamaoka, el autor de bandas sonoras de títulos como la saga Silent Hill, o su última colaboración con Suda51, Shadows of the Damned, pero hasta hoy, el artista con el que formaba dúo permanecía en el anonimato. Podemos ya confirmar que el equipo ha podido contar con el trabajo de Little Jimmy Urine, cantante y líder de Mindless Self Indulgence. Entre los dos, han creado la música del juego, inspirando su estilo único, y diseñando el estilo de los jefes a los que nos enfrentaremos, estando inspirado cada jefe en un género músical concreto.

Nos habría gustado preguntarle más cosas, pero lamentablemente… ¡Sufrimos el ataque de unos zombies! Tuve la suerte de escapar de allí, y ojalá Scott Warr también lo haya conseguido: Después de conseguir que marque en el calendario el próximo 15 de junio, día en el que se pondrá a la venta el título para PlayStation 3 y Xbox 360, ¡sería una pena que no viva lo suficiente como para terminar su trabajo!

Share Button
The following two tabs change content below.

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑