Analisis

Publicado el 12 mayo, 2015 | por Vicky

0

Ori and the Blind Forest: Análisis Xbox One

Ya os dimos una breves impresiones del título indie. Pero hoy, os traemos el análisis completo de Ori and the Blind Forest la joyita de Moon Studios para Microsoft y su XBOX One.

Se trata de un título diferente, aunque no tan diferente del tipo de indie que está llegando últimamente a las consolas de última generación, tanto en Xbox One como Playstation 4. Never Alone (disponible en Playstation Plus) es otro claro ejemplo de la fuerza con la que está llegando esta nueva oleada de títulos alternativos.

La clave está en las Pausas.

Si algo caracteriza a este tipo de títulos y en concreto a Ori and the Blind Forest es una narrativa pausada, todo parece ocurrir a cámara lenta tanto las alegrías como las tristezas. Da la sensación de que quieren que nos paremos a pensar el que y el como está pasando lo que ocurre en cada momento. ¿Problema? Este sistema acaba haciéndose tedioso. Pongámonos en situación. Llevas todo el día trabajando, llegas a casa y te pones a jugar. Solo tienes un rato antes de irte a dormir y te pones Ori. Si el ritmo narrativo que lleva resulta lento acabas quitándolo y poniendo algo que tenga mas fluidez. ¿Como compensan eso? Con una historia llamativa, entrañable y atractiva que dura tan solo 7 horas.

A esto tenemos que añadirle la estética mas que atractiva basada en las producciones del Studio Ghibli tambaleándose entre la película de animación y el videojuego. 

oriscreen

Se trata de un juego bidimensional, aunque no creas que se trata de ir saltando por el blind forest sin más. Muchas veces tendrás que tomarte una pausa personal para medir tu salto o combinar varios mientras atacas a tu enemigo con una extrema precisión y seguramente en ciertos momentos, te hará sacarte de tus casillas por la cantidad de veces que deberás repetir determinada acción. 

Es un juego bastante dificil que no nos dará tregua y nos pondrá a prueba como jugadores. No tiene autoguardado y hoy en día eso es un peligro. Ejemplo: Lleva media hora jugando y te matan, pero ‘oh’ se te ha olvidado guardar… Pues nada… Vuelta a empezar. Así que no olvidéis guardar vuestros progresos no vaya a ser que algún mando pague las consecuencias.

Realmente dispondremos de un único arma, una especie de bolas energéticas llamadas llamas de espiritú, que lanzaremos a nuestros enemigos y poco a poco recolectaremos nuevas habilidades que nos ayudarán en nuestra aventura y que van desde los contraataques hasta aprender a romper zonas que nos impiden el paso o saltar encima de nuestros enemigos.

ori-and-the-blind-forest-5

Nuestro prota, Ori se parece bastante a Stitch de Lilo y Stitch estéticamente. Es pequeñito y a veces lo perdemos entre tanta bola lanzada y salpicaduras de las bolas lanzadas por los enemigos.

También obtendremos puntos de habilidad que definirán como queremos que sea nuestro protagonista en el combate.

El mapeado es bastante grande y ¡oh! sorpresa, no hay puntos de viaje rápido. Está bien que queráis ponerlo difícil ¡pero tanto!.

Yo me quedo en este bosque.

Si tenemos que hablar de un claro punto fuerte del juego, sin duda es el apartado técnico. Visualmente es maravilloso, personajes y escenarios bien cuidados que nos recuerdan a películas de animación cuyo motor es Unity. El apartado sonoro tampoco hace ascos. Acorde a la acción y emotiva en muchos momentos que además recuerdan a películas de animación japonesas.  Llega con textos en castellano que es de agradecer en este tipo de títulos donde muchas veces parecen dejarnos fuera.

 

Share Button
The following two tabs change content below.
Mi vida ha ido ligada al cine, si hubiese nacido dentro de una película seguramente sería una Rebelde que lucha contra el Imperio. Se puede decir que mi afán por coleccionar merchan de Star Wars va más allá.Me siento una afortunada por haber tenido una infancia rodeada de Pokémon y videojuegos que hoy en día llaman "Retro".
Ori and the Blind Forest: Análisis Xbox One Vicky

Conclusión

¿Cuanto vale Ori and the Blind Forest? Ya te lo digo yo 19,99€. Si eres de los que piensa que todos los juegos son iguales y no aportan nada y te gustaría probar algo diferente a un buen precio, cuya duración aunque no invite a la rejugabilidad es de 7 horas y además promete no ponerte las cosas fáciles. Ori and the Blind Forest es tu juego. Con todo ello Ori es una opción mas que recomendable que aunque tiene ciertos peros te recomendamos 100 por 100.

4.5

Imprescindible


Voto del público: 4.6 (2 votos)

Quizás te interese...




Back to Top ↑