Artículos

Publicado el 19 julio, 2014 | por Jose Mellinas

8

Cinco pasos para adaptar correctamente ‘Metal Gear’ al cine

Tras años de desarrollo, parece ser que la popular saga Metal Gear saltará a los cines de la mano de Jordan Vogt-Roberts, director de la increíble The Kings of Summer. SonyAvi Arad, productor de la franquicia Spider-Man, se mostraron interesados en adaptar el primer Metal Gear Solid (1998, PlayStation) allá por 2006, en el 20 aniversario de la saga. Pero no es tarea fácil. Desde aquí, en Psicocine, hemos querido tratar cinco puntos esenciales para lograr que el paso de Snake sea un éxito. O al menos, que luzca bien.

La supervisión de Hideo Kojima

1_

Imprescindible. El genio japonés ha de estar involucrado SÍ o SÍ en el paso de su bebé al cine, cuidando al mínimo (y todo lo que le dejen) cada detalle en lo referente a la historia. Frustrado director de cine, Kojima nutrió a Metal Gear de multitud de homenajes y referencias -a menudo muy explícitas- a sus películas favoritas; su toque personal se ha convertido en icónico para la industria, algo que no puede pasarse por alto en este proyecto. Hideo, protege a tu bebé.

 

El enfoque ideal

2_

Los personajes con cierto gusto por lo teatral, el intrincado guión o el extravagante sentido del humor Made in Japan son algunas de las señas de identidad de Metal Gear, el videojuego. Forman parte de la esencia que ha hecho grande a la saga. Metal Gear, la película, debería mantener esa mezcolanza que tanto nos gusta. ¿Que se quiere optar por un toque realista? No hay problema: el material original lo permite. Pero no olvidemos de donde viene. Konami hizo un gran trabajo con la adaptación de Silent Hill (que gustara o no, eso ya es otra cosa). Metal Gear, la película, no debe ser otra Street Fighter: La última batalla o Super Mario Bros.

 

Un casting potente

4_

Llegamos al punto más discutido: la elección del reparto. Los fans se han pasado años y años (prácticamente desde la salida del primer Solid, allá por 1998) dándole al coco para dar con un casting idóneo. Algunos situaron a David Hayter -actor de doblaje de Snake-, como el candidato perfecto para darle vida y otros, más ambiciosos, preferían a estrellas como Hugh Jackman o Christian Bale. Pero Arad lo tiene claro: quiere a un desconocido para el papel de Solid Snake, una decisión parecida a la que se tomó con Christopher Reeve en el Superman de Richard Donner. El casting de la película es uno de los puntos más delicados, ya que los elegidos tendrán que dar relieve a unos personajes que a día de hoy siguen en el corazón de miles de gamers. Siempre y cuando el guión acompañe, claro.

Respeto total a la mitología

3_

Podríamos decir que Metal Gear es el Star Wars de la generación lúdica: el universo de los Snake es tan complejo que desde su concepción en 1987 no han cesado las secuelas, las precuelas y los spin-off. Más allá de la consola hemos podido disfrutar de novelas, comics o fan-fics que han permitido al fan conocer al dedillo hasta el más pequeño de los detalles. Al adaptar el primer Metal Gear Solid, que en la cronología ocupa el séptimo puesto, comenzamos con un buen punto de partida para sentar las bases al espectador no iniciado. Es a este tipo de público al que hay que enganchar a la primera de cambio. ¿Quién es ese tal Solid Snake? ¿Por qué se parece tanto al villano? ¿Quién demonios es Big Boss? ¿Por qué quieren sus restos? Jordan Vogt-Roberts se merece nuestro voto de confianza al ver lo que hizo con los personajes de la estupenda The Kings of Summer, siempre y cuando los productores le dejan vía libre. El fan de Metal Gear lo agradecerá eternamente.

El mensaje debe prevalecer

5_

A lo largo de la saga, Hideo Kojima ha sido muy preciso a la hora de tocar temas y valores que acompañan al ser humano desde siempre: los genes como definición de la identidad propia, los memes que pasan a la nueva generación, el paso del tiempo o el sentido de la vida. Por encima de todo esto, un contundente alegato antibelicista cuya fuerza ha diferenciado a Metal Gear de todos los demás juegos centrados en matar al enemigo de la forma más cruel posible. La adaptación a cine debería tener corazón propio, debería conservar el mismo mensaje de sus hermanos interactivos. Si se trabaja bien, el film no debería ser otra película de acción genérica al uso… ¿Conseguirá Hollywood estar a la altura?

Share Button

Etiquetas: , , , , , , , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑