Artículos

Publicado el 10 abril, 2014 | por Sandman

5

¿Merece la pena la nueva Consola OUYA? ¡Te lo contamos!

Gracias a los chicos de BadLand Games, Psicocine ha sido uno de los medios en tener la oportunidad de probar la consola Android que tanto ha dado de que hablar en la red este último año: OUYA. El lado más Indie de esta generación de consolas viene cargado de un montón de sorpresas a un precio y un tamaño increíblemente reducido.

OUYA se presenta como un alternativa a los proyectos de las grandes marcas, algo nuevo y diferente y con un catalogo inicial de más de 700 juegos. La mayoría de ellos son producto de la imaginación de pequeños desarrolladores que han encontrado en la consola una forma de sacar a delante su título de forma fácil, sencilla y gratuita.

Una vez llegamos a las oficinas de Badland Games, nos recibió Beatriz Ramos, PR Manager de la compañía. Siempre atenta a nuestras necesidades, no tardó en ofrecernos probar la consola mientras nos presentábamos al resto del equipo presente: David Santos, director de márketing y Luis Quintans, C.E.O. del estudio.

 

Pero antes de hablar sobre las posibilidades que ofrece y cómo es por dentro de la consola, lo primero que nos llamó la atención cuando vimos OUYA fue su aspecto visual, así que vamos a darle un buen repaso por fuera a toda su estructura. La consola llega para quedarse, pero no para quedarse de forma estática en nuestra casa, ya que a pesar de estar catalogada como una consola de sobremesa, debido a sus características físicas (75x75x82mm con tan solo 300 gramos de peso) podemos utilizarla como una consola de viaje. Cuando nos vayamos de vacaciones, sea un gran hotel o una casa rural, siempre y cuando tengamos en la habitación una televisión con HDMI y una toma de corriente podremos conectar la consola y jugar con o sin conexión a internet. Esto solo es posible gracias a sus dimensiones reducidas, que permiten desplazar la máquina sin que apenas ocupe espacio en nuestra maleta, “OUYA es una consola de viaje, es algo más que una consola estática de sobremesa y lo que pretendemos con ella es que la gente pueda disfrutar de la máquina esté donde esté, sin llegar a ser un consola portátil” comentaba David Santos.

consola_ouya1

En cuanto al aspecto estético, a pesar de que las primeras versiones contaban con una estructura transparente, la edición final pasa a tener un color gris metalizado, de elegantes líneas rectas que conviven con las curvas de su base, para finalizar en un acabado de forma cuadrada. La discreción y el buen gusto se unen para crear una consola que por su simple apariencia atrae, ya que unido a su ventilador silencioso y la ausencia de luces y leds, esté encendida o apagada, puede pasar prácticamente desapercibida en nuestro salón o formar parte y encajar perfectamente en un ambiente de decoración minimalista.

Respecto al mando, aunque a principio no llame mucho la atención e incluso podamos llegar a pensar que debido a su forma no sea tan cómodo como otros, lo cierto es que una vez lo coges tardas bien poco en hacerte con él. Los botones y los joystick son realmente satisfactorios y su colocación y orden resulta armónico y adecuado. Pecando de perfeccionistas y quisquillosos, lo único de lo que podemos quejarnos en este aspecto es que quizás el mando llega a ser demasiado ancho para las manos más pequeñas, y se echa en falta una toma de energía de batería que sustituya a las pilas.

mando_ouya

OUYA aunque pequeña, es una consola con potencia más que suficiente para hacer funcionar los juegos de los desarrolladores más exigentes de Android. Esta es una de las primeras características a destacar en la consola, el sistema operativo que utiliza es Android 4.1 Jelly Bean. Optar por este software permite una mayor accesibilidad a los creadores de videojuegos, haciendo posible que cualquier persona con unas cuantas nociones básicas de programación y diseño en Android sea capaz de crear un videojuego simple. Aunque la potencia gráfica de estos títulos no puedan compararse con los triple A de las consolas grandes, supera en muchos casos a estos videojuegos en cuanto a originalidad e innovación.

No debemos despistarnos, ya que a pesar de utilizar el mismo sistema operativo de un smartphone de gama alta, David Santos insiste en que “OUYA no es un teléfono móvil o una tablet reconvertida en consola, es una consola por si misma con todo lo que ello conlleva” y es cuando podemos empezar a hablar sobre los sistemas característicos que la diferencian de cualquier otro dispositivo. Disponemos una CPU ARM Cortex A-9 Core Quad, un procesador informático de 32-bit que otorga a la consola una calidad más que aceptable, soportando todos los procesos para los que está diseñada sin llegar a ser una CPU de última generación. Y respecto de la tarjeta gráfica, nos encontramos con una Nvidia Tegra 3 T33, una de las gráficas que más se adaptan al procesador anterior y que ofrece una potencia más que de sobra para hacer funcionar juegos con fluidez como Final Fantasy III o The Cave sin despeinarse.

El menú de la interfaz es simple y dinámico: jugar, descubrir, desarrollar y opciones son los cuatro comandos que abren el mundo de posibilidades que ofrece la consola.  La opción de crear tu propio videojuego es totalmente gratuita y está disponible desde la primera vez que enciendes la consola. Jugar y descubrir serán las secciones más utilizadas por la mayoría de usuarios, y la parte creativa quedará abierta para todos aquellos valientes que se atrevan a iniciar el asombroso proyecto que es realizar un videojuego desde cero. Queremos destacar este aspecto sobre los demás ya que todas las consolas nos permiten jugar a un número más o menos amplio de videojuegos, ¿pero cuántas nos permiten crear nuestro propio título y hacerlo disponible para la comunidad de forma gratuita?

En cuanto a los juegos, el catálogo es enorme, no parará de crecer y no dejará indiferente a ningún jugador. Absolutamente todos los juegos son – o tienen al menos una parte – gratis. Esto significa que podremos probar los juegos antes de comprarlos, o adquirirlos y comprar aparte otros modos de juego, personajes, capítulos… otros simplemente te dan la opción de realizar una aportación monetaria voluntaria. OUYA engloba en su catálogo básicamente todos los géneros: shooter, estrategia, familiar, RPG, juegos de coches, simuladores y títulos que simplemente no tienen un género claramente definido debido a su gran originalidad. David Santos aportaba una aclaración muy importante “Ouya no tiene todos los juegos que tienen todos los dipositivos móviles, pero los que están, han sido adaptados y optimizados para la consola, de forma que no es una simple versión de consola, sino que ha sido diseñado especialmente para ella. Otros juegos son vueltas al pasado, videojuegos más antiguos como Final Fantasy III y también contamos con una serie de videojuegos exclusivos para Ouya”. Además la consola cuenta con bastantes emuladores de consolas como Game Boy Advance o SNES.

Debemos hacer una especial mención en el caso de Minecraft, del que aún no se ha comentado nada al respecto. Parte del equipo creador del título ha estado involucrado en el desarrollo de la consola, pero no se han hecho comunicados oficiales acerca de hacer una versión concreta para ella.

Respecto de la calidad de los videojuegos, todos los apartados (gráficos, jugabilidad, sonido, accesibilidad, duración…etc.) dependen del trabajo de cada desarollador, quiere decir, que aunque podemos encontrarnos con algunos títulos de escasa calidad, también podemos toparnos con verdaderas joyas de ingenio y derroches de originalidad. Algunos casi esperpénticos, como el caso de Butt, un peculiar juego que pondrá a prueba nuestra habilidad a manos de un culo (literalmente) a la par que nos intenta aportar cierta cultura presentándonos la biografía de famosos filósofos como Kant o Rousseau.

Por último, aprovechando las posibilidades que ofrece el versátil sistema operativo Android, Ouya no quiere presentarse simplemente como una consola, sino que además de permitirnos jugar, también hace las veces de media center, pudiendo ver películas o escuchar música conectando vía USB cualquier sistema de almacenamiento. Una opción aún más avanzada sería aprovechar la oportunidad de utilizar el sistema de almacenamiento en la nube, desde el cual podremos disfrutar de cualquier archivo multimedia estemos donde estemos y sin importar en que dispositivo se encuentre alojado el fichero.

OUYA cumple con todos los requisitos para formar parte de una tarde de entretenimiento y animar esas tardes aburridas en las que no sepas que hacer, estés solo o con algunos amigos, ya que gracias a la posibilidad de poder conectar varios mandos tendremos la opción de competir con nuestros amigos con in situ u on-line en los videojuegos que así lo permitan.

Desde Psicocine ya solo nos queda agradecer a los chicos de BadLand Games por la hospitalidad recibida y recordar que aunque OUYA ya se había estrenado en mayo de 2013, gracias a esta compañía ya no será necesario su encargo fuera del país, ya que salió a la venta el 21 de Marzo y podremos adquirirla directamente dentro de nuestras fronteras a un precio de 99’99€, incluyendo la consola, un mando y además al comprar la consola en tienda, te dan un código para canjear en la tienda OUYA por valor de 10€.

Share Button

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑