Artículos no image

Publicado el 21 septiembre, 2010 | por Sandor

2

Locura en la Presentación de Need For Speed Hot Pursuit

Y tras la presentación pasada por agua de Medal of Honor, en Psicocine no desfallecemos, y volvimos a asistir a las oficinas de Electronic Arts con más ganas que nunca. ¿El motivo? La presentación en España de Need for Speed: Hot Pursuit, la ambiciosa nueva entrega de la franquicia del motor más conocida de los últimos tiempos.

Lamentablemente, los chicos de EA no pudieron contar con ningún producer ni desarrollador del juego para hacernos la introducción al mismo, pero como lo conocen al detalle, nos contaron los detalles clave del juego que podremos encontrar en todas las tiendas a partir del próximo mes de Noviembre, para PC, PlayStation 3, Xbox 360 y Wii.

La nueva continuación de Need for Speed es, en palabras del propio representante de EA, “el Need for Speed más ambicioso que jamás hayamos creado“. Desarrollado por Criterion, creadores de la archiconocida saga de Burnout, Need for Speed: Hot Pursuit pretende ser una vuelta a los orígenes. Se acabó el Tunning y pelear por ser el más malote de la ciudad. Volvemos a las clásicas carreras en deportivos de ensueño, y a las trepidantes persecuciones de “policías y corredores“.

La beta que pudimos probar era una versión bastante avanzada del juego. Pudimos jugar un total de 12 pruebas diferentes en varias localizaciones. Y pese a la presencia de pequeños detalles sin pulir, propios de cualquier versión de desarrollo, pudimos comprobar ya que el nuevo Need for Speed apunta muy alto.

Gráficamente, el juego resulta espectacular, superando el nivel visto en Need for Speed: Shift y Burnout Paradise, el anterior juego de Criterion Games. Los coches, modelados fielmente gracias a las licencias oficiales con las marcas de coches, se mueven a toda velocidad por el asfalto de una forma muy fluida, y con infinidad de detalles. Si tuviera que quedarme con algo de lo visto, me quedaría con los efectos a cámara lenta que suceden cuando sufrimos un choque (¡O se lo hacemos sufrir a otro!). Una deformación del coche tremendamente realista, trocitos de chapa, pintura y cristal saltando por todos lados… Una escena típica de Burnout, mejorada hasta el infinito.

Sobre la jugabilidad, pudimos probar varios modos de juego distintos. Por un lado, estaban las clásicas carreras, en las que teníamos que competir contra 7 jugadores para hacernos con el primer puesto, y el aun más clásico “vuelta rápida“, en el que tendremos que recorrer un circuito en el menor tiempo posible sin chocarnos contra nada. Pero la gracia del juego está en El modo Hot Pursuit, en el cual desempeñaremos el papel de policía o de corredor. El objetivo de la carrera depende de nuestro bando. Si somos corredores, tendremos que llegar a la meta sin que nos destrocen el coche o nos paren. Siendo policía, tendremos que “detener” a mamporrazo limpio al corredor hasta destrozar su coche, y evitar perderlo de vista.

Este modo de juego es tremendamente frenético y bastante difícil, ya que la inclusión de armas para cada bando hace que nunca estés seguro de llevar la ventaja en la partida. Impulsos EMP que harán que perdamos el control del coche, bandas de clavos en mitad de la carretera, llegar a casi duplicar la velocidad máxima del coche o llamar a nuestros compañeros para formar un bloqueo en la carretera son algunos ejemplos de estas armas. Y os aseguro que si en la versión final tenemos ocasión de jugar a este modo online con nuestros amigos, las partidas pueden llegar a ser legendarias.

Tan solo hubo dos “peros” en lo que pudimos ver del juego. El primero fue la falta de preparación para poder probar en vivo y en directo las posibilidades del Autolog, el nuevo sistema de juego social que se incluirá dentro de Need for Speed: Hot Pursuit. Aunque no hemos podido probarlo, nos han comentado que es una herramienta que nos sugerirá y recomendara diferentes pruebas y coches para probar dependiendo de las elecciones de nuestros amigos. También nos retará a mejorar la clasificación o puntuación de nuestros colegas. Si esto os parece poco, el mayor potencial de Autolog reside en la comunicación con Facebook, de forma que podamos añadir amigos que no tengamos ni en nuestra lista de amigos de nuestro sistema online… ¡O incluso competir entre diferentes plataformas! Una auténtica pena el no haber podido verlo en funcionamiento.

El segundo punto agridulce lo puso el control. Aún es demasiado pronto para que llegue a ser un problema, pero conforme jugábamos más y más al juego, más y más golpes nos llegábamos a dar por culpa de la mínima sensibilidad de los coches a las curvas. Supongo que será más culpa nuestra que del juego por estar acostumbrados a los juegos arcade en los que puedes ir a 300 kilómetros por hora, y sin embargo ser capaces de apurar las curvas al máximo, pero estaría bien ver como los coches responden antes y mejor a nuestros volantazos. Suponemos que esto estará pulido en la versión final del juego.

Tras terminar de jugar, Electronic Arts nos invitó a comer de nuevo con un catering parecido al del Medal of Honor (¡Incluyendo una piña decorada como la cesta de melón de entonces! Quien se encargue de hacer estas virguerías, debe ser todo un maestro de la cocina), y nos pusimos en marcha hacia el circuito de Karts de Carlos Sainz de la capital. Nos esperaba una tarde a toda pastilla, oliendo a goma quemada y gasolina, compitiendo entre nosotros para conseguir el mejor tiempo de la pista.

Por mi parte, no lo hice mal. En la partida de calentamiento, mi mejor marca estuvo en unos modestos 39 segundos, que se alejaban de los 34-35 de los demás (Y eso que me daba la sensación de estar yendo a toda leche por el circuito y que me iba a matar), pero en la carrera clasificatoria, pese a rebajar mi marca a los 35 segundos… El resto de mi grupo consiguió apurar tiempo hasta llegar a los 33. Si es que, ¡no se puede competir contra gente tan buena!

Una tarde fantástica, probando de primera mano Need For Speed Hot Pursuit que saldrá a la venta el proximo mes de Noviembre.  Y ya solo queda decir: Electronic Arts, muchas gracias por la tarde de carreras. ¡No dudéis en repetir la experiencia para el próximo!.

Share Button
The following two tabs change content below.

Etiquetas:

Quizás te interese...




Back to Top ↑