Artículos no image

Publicado el 6 febrero, 2012 | por Sandor

0

Evento: Star Wars Episodio I 3D y Kinect Star Wars

El Sábado, tuvimos el honor de ser invitados por parte de FOX al preestreno y presentación familiar de Star Wars: Episodio I 3D y al que promete ser el próximo gran superventas de Lucasarts para Xbox 360, Kinect Star Wars, el juego que nos ofrecerá una manera totalmente nueva de interactuar con el mundo de George Lucas, sin ningún tipo de mando ni limitación entre medias. Y, además, contamos con unos invitados la mar de especiales: Los miembros de la Spanish Garrison 501st Legion, completamente disfrazados y actuando por completo como si acabaran de llegar de una galaxia muy, muy lejana…

Dejando de lado la fantasía viva que suponía tener al lado a personalidades como Darth Maul o la guardia personal del Emperador, tuvimos la ocasión de ver y probar Kinect Star Wars en 3 unidades de demostración. La demo en cuestión nos permitía probar 3 niveles diferentes: Por un lado, dos de ellos, nos proponían el tipo de juego “on rails” que aparece en la mayoría de trailers del juego. Encarnando a un jedi, y ya sea solos o acompañados de un amigo, nos tuvimos que abrir paso entre todo un ejército droide de la Federación de Comercio, en una misión que muy seguramente estaba basada en una de los posibles centenares de misiones que tendrían lugar durante las Guerras Clon que sucedieron entre el Episodio II y el Episodio III.

El control por movimiento fue algo difícil de evaluar entre los nervios y la tremenda cantidad de gente que se encontraba en el evento, pero en una primera impresión, parece responder muy bien, y no adolece del tremendo retardo entre nuestro movimiento y la acción en la pantalla que parecía intuirse en algunos trailers o demostraciones en vivo como la del E3. Con un movimiento de nuestra mano, blandiremos el sable laser, acabando con los enemigos que tengamos delante. Los más osados podrán intentar reflejar los disparos de sus enemigos (¡Aunque yo no fui capaz de acertar ni uno!), y realizando determinadas poses especiales, podremos usar los poderes de la Fuerza, tales como movernos rápido hacia otro lugar, o mover extraordinarios obstáculos que se encuentren en nuestro camino.

El tercer nivel de la demo me trajo muy gratos recuerdos, y es que, por fin, parece que Lucasarts va a recuperar parte de ese fantástico Star Wars: Pod Racer con el que nos deleitó allá por el año 1999. En este nivel encarnamos a Anakin Skywalker subido en su vaina de carreras del Episodio I, y el objetivo, está claro, es ganar dicha carrera. Jugando de forma similar a Joy Ride, y con diversas ayudas al jugador como un claro trazado por el mapeado  al estilo de Forza Motorsport para evitar perdernos entre tanto detalle en un circuito tan singular como es Tatooine, la sensación de ponernos a los mandos de una vaina de carreras vuelve a ser tan satisfactoria como lo fue en su momento.

Con respecto a la película y su remasterización en 3D, realmente hay poco que decir. Y es que, lamentablemente, el experimento no le ha salido demasiado bien a George Lucas. Es comprensible, puesto que Episodio I aun fue rodada en analógico, con otro planteamiento, otra tecnología, y debe ser todo un desafío no solo pensar como introducir las 3D en la película, sino como modificar los fotogramas para ser capaces de realizar este cambio. Y efectivamente, no solo ha debido resultar un desafío, sino que los resultados no han sido demasiado buenos.

Si no contamos las dos o tres escenas modificadas por Lucas para la ocasión (Añadiendo al típico objeto que se mueve muy cerca de cámara, la inclusión de un obstáculo semitransparente en primer plano, o el personaje digital que entra en plano en ese momento justo), la mayoría de la película la veremos exactamente igual que en su día, siendo incluso innecesarias las gafas 3D en la mayoría de la película. No deja de ser una pena, ya que claramente Episodio I habría sido la película más llamativa de ver en 3D de toda esta trilogía: Las carreras de vainas, Coruscant, Naboo, la ciudad Gungan… Los entornos de esta película hablan por sí solos, con la misma fuerza que hace más de 10 años, y nos muestran un mundo anterior al Imperio que merece la pena ver, pese a las intromisiones de Jar Jar Binks. Pero, siendo sinceros, el casi nulo efecto 3D de la película, y que la gran mayoría de fondos estén borrosos no harán dudar en más de una ocasión si realmente estamos viendo una película 3D.

De todas formas, seamos sinceros: Volver a ver Episodio I en una pantalla de cine, con sonido envolvente de verdad y con la magia del cine, es una experiencia que muchos fans querrán repetir, o incluso enseñar a los que aun no conozcan la Saga mas grande del cine, por lo que en Psicocine os lo recomendamos como experiencia.

Y no queda ya nada más que decir, aparte de agradecer a FOX la invitación a este evento, y recordaros que podréis disfrutar de Star Wars: Episodio I 3D en cines el próximo viernes 10 de febrero

Share Button
The following two tabs change content below.

Etiquetas: , , , , , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑