Artículos

Publicado el 27 mayo, 2015 | por Sandman

0

El Sexismo en el Mundo de los videojuegos

Hoy en día tanto hombres como mujeres tomamos conciencia de actitudes y comportamientos que discriminan a la mujer por el hecho de ser mujer. Estamos mas que acostumbrados a escucharlo en un entorno laboral, familiar, en el deporte, la música… pero en los videojuegos… ¿En que situación nos encontramos?

Para indagar en el papel de la mujer en el mundo de los videojuegos, me gustaría hacer memoria y retroceder un poco en el tiempo. Lo cierto es que no hay que esperar mucho para encontrarnos al primer personaje femenino de esta historia, ya que en el año 1981 encontramos ya a la primera chica representada por Ms. Pac-Man, versión de Pac-Man donde cobraba protagonismo la esposa de este, que se distinguía de él, por el lacito en su cabeza. Posteriormente aparecieron obras como Final Fantasy y otros juegos de rpg donde la mujer aparecía, sí, pero se veía una clara tendencia a representar el papel de apoyo/healer/maga blanca/etc.

white_mage_by_rockmanzero

¿Es esto machista o discriminatorio? Sí y no. Por todos es sabido que el papel del curandero del grupo es totalmente vital en la aventura y en juegos como World of Warcraft llega a desemplear funciones tan importantes para avanzar en las mazmorras que sin este tipo de personaje no sería posible seguir jugando. El problema con las mujeres no es realmente que las encasillemos como curanderas, bien pronto de nuevo Final Fantasy dejó claro con el personaje de Tifa Lockhart que las chicas pueden ser también guerreras.

Pero el kit no es que exista una conspiración del patriarcado masculino, donde Mario Bros tiene que salvar a Peach o donde Link  tiene que salvar a Zelda porque ambas princesas son mujeres y están indefensas por la misma condición de ser mujeres. La youtuber Anita Sarkeesian está equivocada si piensa que Super Meat Boy es sexista. El problema no es que existan videojuegos en los que tenemos que salvar a una damisela en apuros, el problema es que se comercializa una idea de la mujer sexualizada y casi deshumanizada, donde la mujer se convierte en un simple objeto sexual con unos atributos muy claros y bien definidos por unos exagerados cánones de belleza.

league_of_legends_ahri_1920x1080_sl_wallpaper_by_ruledragon-d4nr5oz

Solamente nos hace falta echarle un vistazo al elenco de personajes de juegos como League of Legends o los cuerpos totalmente surrealistas que tienen las personajes de Dead or Alive para hacernos una idea de lo que estoy intentando contaros. Pero el problema no es que se tache a estas personajes “guarrillas” sino que en el trasfondo de estas ideas, lo que encontramos es un cuerpo femenino vendido comercialmente a un público mayoritariamente masculino. Quiero decir, actualmente las empresas ya tienen una idea del porcentaje de jugadores (60% chicos 40% chicas aproximadamente) que hay pero esto no ha sido siempre así y tradicionalmente los videojuegos ha sido algo de chicos (y sino traduzcamos el nombre de una de las consolas más emblemáticas de Nintendo, la Game Boy) y lo que se buscaba con estos personajes femeninos era atraer a un público masculino; comúnmente solitario y puede que no tan aceptado por las mujeres en la vida real como le gustaría.

De esta forma nace la idea de Tomb Raider y Lara Croft. Muchas de las feministas de hoy en día que se han autoproclamado gamers tienen a la protagonista de este título como una verdadera heroína capaz de hacer todo lo que haría Nathan Drake en Uncharted. Pero la verdad es que cuando se estrenó Tomb Raider en 1996 Eidos Interactive no tenía este concepto en mente. Y si no, veamos como ha ido evolucionando gráficamente el escote de Lara con el paso del tiempo, haciéndose cada vez más pronunciado. Si de verdad fuese la heroína feminista con la que soñamos Lara no necesitaría ir aumentado su talla de pecho a cada entrega, en las secuelas a Eidos se les fue de las manos.

Tomb_Raider_4_Pal

 

¿Pero una chica puede llevar lo que quiera no? Sí, por supuesto. Pero el estudio desarrollador no dirigió el videojuego con esa idea y aunque Lara Croft era una protagonista fuerte y madura, los continuos contraplanos de su culo y la ausencia total de una profundidad en la historia del personaje le quitaba seriedad y la conviertían en poco más que un objeto y la fantasía sexual de muchos chicos. Lo mismo ocurre con Nina en Tekken, Samus en Metroid e incluso podríamos hablar de Jill Valentine en Resident Evil.

Podríamos nombrar también a Aqua en Kingdom Hearts Birth By Sleep. A pesar de que sus atributos físicos no se exageran, al principio la conducta de Aqua está algo estereotipada. Si finalmente no decidimos incluirla en la lista es porque el desarrollo de la historia y Nomura saben darle un papel y una idea vital como parte fundamental del videojuego, no se queda como un personaje femenino de fantasía o como un mero objeto.

Como decían las conocidas feministas Cheris Kramarae y Paula Treichler: “el feminismo es la radical idea de que las mujeres son personas”. Desde este punto llegamos a Fire Emblem: A Blazing Swords, uno de los primeros videojuegos en presentar un personaje femenino que sin dejar de ser femenino, es persona, y no una mera fantasía sexual. La protagonista, Lyn, es una joven espadachina descendiente de Lord Hausen, su abuelo y única superviviente a la matanza de su pueblo Lorca. Esta aventurera debe hacer un viaje con el fin de derrotar a su tío que quiere envenenar a Hausen y acabar con la propia Lyn para heredar el reino (es decir, una libre interpretación de Hamlet con un protagonista femenino).

317104-lyn

Lyn por supuesto es una joven atractiva e incluso está vestida de una forma que puede considerarse sexy. Pero esto no supone ningún inconveniente, porque el videojuego no se centra en sus atributos, sino que la trata como una protagonista seria, madura, con reflexiones profundas propias e incluso discusiones filosóficas. Esto no quiere decir que durante la historia nadie intente abusar de su condición de mujer, pero incluso en esos momentos Lyn deja claro que es igual de peligrosa que cualquier hombre manejando una espada, y con su legendaria katana se defiende ella sola superando cualquier obstáculo.

Protagonistas como Lightning en Final Fantasy XIII, podrían haber seguido este mismo camino. Pero en la última entrega Final Fantasy XIII: Lightning Returns, tristemente Square Enix ha decidido vender la imagen de Lightning como una fantasía sexual con una serie de trajes totalmente ridículos. Por supuesto esto no es culpa de Square o de la chica, sino de la demanda por parte del público eminentemente masculino. Es realmente triste, pero se puede comprobar en los foros de League of Legends las quejas por parte de la comunidad cuando Riot Games presenta una campeona que no es lo suficientemente provocativa o tiene demasiada ropa (véase los casos de Quinn o Leona).

lightning

 

De todas formas, me gusta ser positivo con estos temas y me gusta pensar que poco a poco los juegos dejan de ser tan sexistas y la cosa va avanzando y asentándose en nuestra sociedad para mejor. En el mundo de los videojuegos, cada vez nos encontramos más personajes femeninos creíbles y realistas (puede que el crecimiento del número de chicas que juegan a los videojuegos haya tenido algo que ver) y así tenemos personajes como Ellie en The Last of Us, Faith Connors en Mirror’s Edge, Nilin en Remember Me, Jodie Holmes en Beyond Two Souls… todas ellas mujeres de armas tomar, con un desarrollo profundo de su historia y una importancia en la misma fundamental.

Supongo que los casos como Dead or Alive seguirán ahí ya que tienen detrás una comunidad, que al igual que League of Legends, lo que demanda precisamente es una protagonista que represente una fantasía sexual. Pero estoy seguro que la industria nos seguirá proporcionando personajes como The Boss en Metal Gear Solid a la que recordamos con una profunda añoranza como la maestra de nuestro protagonista, una mujer curtida en la batalla sinónimo de respeto en toda la saga de Kojima.

The-Boss-Final-Battle

Desde mi punto de vista aún falta mucho por mejorar en la situación del sexismo, pero también debemos reconocer la evolución que ha habido desde años atrás y tenemos que apreciar cierta mejoría. La radicalización del movimiento feminista tampoco lleva a ninguna parte, y solo tratando el tema con seriedad se pueden sacar conclusiones que aporten algo a la discusión. En cuanto al mundo de los videojuegos, las mujeres han tomado cada vez más presencia, tanto a los mandos de la consola como dentro de ella, por lo que es lógico que tengamos más protagonistas femeninos, maduros y creíbles. Además, la inserción laboral en la industria del videojuego por parte de la mujer cada vez es mayor, lo que facilitará la presencia de este tipo de personajes.

 

Share Button

Etiquetas: , , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑