Analisis no image

Publicado el 3 mayo, 2012 | por Sandor

0

Análisis Xbox 360: ‘The Witcher 2 Enhanced Edition’

Si sois aficionados a la lectura, y en especial a la fantasía épica, seguro que últimamente solo oís hablar de dos cosas: Por un lado, está la insistencia de renombrar la obra completa de George R.R. Martin a “Juego de Tronos“. Por otro lado, quizás hayáis oído hablar de una saga menos conocida de libros pero que cada día gana más adeptos, escrita por alguien de nombre insondable: La saga de Geralt de Rivia, el brujo, obra del polaco Andrezj Sapkowski y publicada en nuestro país por Bibliópolis hace apenas unos años.

Hoy tenemos el placer de disfrutar de la primera incursión en consolas, de forma exclusiva en Xbox 360, de la saga de videojuegos inspirada en esta saga, The Witcher 2, desarrollado integramente por los polacos CD Projekt Red, aportando contenido completamente nuevo e inédito a la versión que salió en PC hace ya algo más de un año. ¿Preparado para adentrarte en un mundo sin igual?

Historia: Un mundo de grises.

Sé que no es bueno abusar de los tópicos, pero cualquier aficionado a la fantasía épica sabe que, lamentablemente, la mayoría de los mundos que se nos presenta en sus libros siempre son de extremos, de blancos y negros, de santos varones y malvados demonios, provocando que la mayoría de los mundos que inspiran en el mundo del videojuego sean exactamente iguales, con las mismas reglas forzadas de corrección política. El mundo creado por Sapkowski, y tan magistralmente ampliado por los chicos de CD Projekt Red no es sino todo lo contrario, un mundo de grises en el que hasta el más inocente echa de vez en cuando una canita al aire, y en el que los personajes actúan por sus propios intereses y sus propias pasiones, sin que nunca se sientan obligados a ser modelos a seguir.

Con este telón de fondo nos encontramos a Geralt de Rivia, brujo de profesión, pero no os equivoquéis: Este tipo de brujo no tiene nada que ver con el estándar del Señor de los Anillos o Advanced Dungeons and Dragons. En este mundo, los brujos son cazadores a sueldo, mortíferos hombres mutantes más poderosos que la media gracias a la ingesta de todo tipo de venenos y compuestos desde la más tierna edad. Los brujos suelen ser criaturas desdichadas y repudiadas por la sociedad, aunque la gente sea incapaz de vivir sin ellos… ¿Quién si no se encargaría de acabar con la plaga de trolls que asola la aldea?

Por motivos que ahora no vienen al caso (Y que si realmente os interesan, os invito a daros el gusto de leer las novelas de Sapkowski, las cuales relatan todos los hechos sucedidos antes de lo ocurrido en los juegos), Geralt se encuentra envuelto en otra de esas guerras sin sentido que tan a menudo orquestan los reyes por motivos tan nimios como la colocación de una frontera, una riña familiar o el haber encontrado al monarca en cuestión en la alcoba de la esposa equivocada. Pero lamentablemente para Geralt, esta estúpida guerra le provocará más de un dolor de cabeza, ya que su amigo y aliado, el rey Foltest de Temeria, caerá asesinado en la contienda, siendo Geralt el único sospechoso del regicidio. No obstante, contará con la ayuda de uno de los hombres de confianza del fallecido Foltest, Vernon Roche, para encontrar al verdadero culpable,  intentar limpiar su nombre, y de paso, descubrir las intenciones que mueven a este asesino de reyes

Jugabilidad: Un action-rpg a lo grande.

Sin duda, había dos grandes dudas con respecto a The Witcher 2 en el aspecto de la jugabilidad (Y en realidad, a cualquier otro juego que da el salto del PC a las consolas). ¿Sería capaz CD Projekt Red de mantener un control a la altura de lo que requiere el juego? Y lo más preocupante… ¿Sería el juego igual de divertido en consola que en compatibles? Por suerte, hoy ya podemos dar respuesta a ambas preguntas, y es un grandísimo .

The Witcher 2 se nos presenta en forma de action-rpg, permitiéndonos controlar a Geralt en tercera persona, siguiendo los cánones marcados por los juegos más exitosos de este género. Los controles han sido adaptados a la perfección al mando, permitiéndonos jugar de forma cómoda y eficaz pese a no contar con la ventaja en funcionalidades que ofrece un teclado o un ratón: Con los sticks nos moveremos y giraremos la cámara, y realizaremos todas las acciones para el combate con los botones frontales. Los gatillos quedarán relegados a acciones más específicas, como cubrirse, centrar la cámara en un enemigo o abrir el menú de pausa en el que podremos cambiar de equipo o escoger una señal diferente. Si bien es cierto que el tutorial nos parecerá apabullante en un primer lugar, queriendo enseñarnos todos los comandos en apenas unos minutos, a nada que libremos un par de combates intensos acabaremos dominando el control del juego.

El combate del juego es muy dinámico, acercándose más al estilo “arcade” de los hack’n’slash que a la parsimonia y los turnos de los juegos de rol más clásicos. No obstante, el juego cuenta con las suficientes mecánicas como para evitar ser otro de esos títulos en los que basta con machacar la A para ganar: Tendremos que considerar el tipo de enemigo al que nos estemos enfrentando, ya sea humano o una criatura, para atacarle con el arma más adecuada, y seguramente tendremos que echar mano de nuestras habilidades brujeriles para conseguir una ventaja en la batalla. Y es que, como brujos, podremos utilizar un mínimo de magia llamada “señales“, habiendo 6 en total con todo tipo de efectos, desde envolver al enemigo en llamas a lanzarlo por los aires, o intentar controlarlo para ponerlo de nuestro lado. También tendremos la posibilidad de sobreponernos al enemigo mediante el uso de diversas pociones creadas por nosotros mismos gracias a la alquimia, obteniendo ventajas como regeneración, visión nocturna o fuerza sobrehumana a cambio de contaminar nuestro cuerpo y debilitarnos con la toxicidad de los extractos usados en estos viales, o untar nuestra hoja con los más eficaces aceites, pero lamentablemente, solo los jugadores más previsores serán capaces de aprovechar estas ventajas, ya que solo podremos preparar nuestro equipo y a nosotros mismos antes de entrar en combate, y nunca cuando estemos enzarzados en uno.

Por lo demás, el juego mantiene el ritmo lineal que ya pudimos ver en PC. Por lo general, obtendremos una nueva pista del asesino de reyes, lo que nos llevará a una nueva población, y en esta población podremos dedicarnos o bien a seguir con la historia principal, o bien explorar los alrededores y hacer todo tipo de cosas como jugar una partida de dados, o bien a realizar nuestras labores como brujo, recogiendo encargos de los aldeanos o la nobleza local, proponiéndonos misiones que irán desde la más simple recolección de ingredientes para una poción, hasta la caza de alguna criatura que ha metido las narices donde no debía. Cada una de las misiones cuenta, además, con una labrada historia, proponiéndonos de forma completamente natural los problemas de cada habitante, sin que en ningún momento lleguemos a sentir que nos estamos convirtiendo en el chico de los recados de turno. También cabe destacar la tremenda libertad que tendremos dentro de las misiones con respecto a las maneras que tendremos de completarla. Quizá suene a cliché a estas alturas, pero nuestras acciones en The Witcher 2 realmente importan, y es que nuestra forma de jugar, a quien apoyemos o dejemos de apoyar, o incluso el hasta que punto nos queremos involucrar en un problema o no acabará por marcar nuestra partida, ofreciéndonos una experiencia totalmente única para cada jugador y cada partida. Y todo, como no, en sintonía con el mundo creado por Sapkowski en el que no hay buenos ni malos, solamente personajes con sus circunstancias particulares.

En último lugar, cabe decir que la versión que jugaremos de The Witcher 2 es la versión Enhanced, es decir, la versión del juego ampliada con todos los DLCs salidos hasta la fecha incluidos de serie, y una gran cantidad de arreglos y material adicional para el juego. Si bien esto no será determinante para el que jamás ha oído hablar de la saga, los que ya hayan jugado a The Witcher 2 con anterioridad encontrarán un motivo para volver a jugar al título, ya sea por el nuevo tutorial, sus nuevas misiones, su modo competitivo “Arena“, o la exigente dificultad Oscura, en la que una vez muramos, no podremos continuar el juego, ya que perderemos hasta las partidas guardadas hasta el momento.

Apartado técnico:

Sin duda el apartado técnico es otro de los puntos clave de este título, ya que, de nuevo, seamos sinceros. Xbox 360 no deja de ser un hardware cerrado que era muy potente en el año de su lanzamiento, 2005, pero que es incapaz de mantenerse a la altura de las maravillas que se ven hoy en día en los juegos para PC. The Witcher 2 en compatibles se puede enorgullecer precisamente de ser uno de esos juegos que han subido el listón gráfico, ofreciendo una calidad visual sin parangón, a la vez que se las hacía pasar canutas a más de una configuración “a la última”.

Sin embargo, resulta increíble decir que The Witcher 2 también es excelente en consola, funcionando de forma perfectamente fluida en la consola de Microsoft. No nos perderemos ni un ápice de los efectos gráficos avanzados que pudimos ver en PC: Su fantástico motor de iluminación, sus detallados modelos de personajes y animaciones, esa sutil atmósfera, siempre entre la magia de los cuentos de hadas y el medievo más insalubre… No se echa en falta ni una sola de las características de la versión de PC, funcionando mucho mejor de lo esperado y evitando ser el “patito feo” de la saga. No puedo evitar preguntarme como lo habrán conseguido,  ¿En realidad se simularán los mejores efectos mediante videos prerrenderizados? ¿O es que realmente CD Projekt Red ha conseguido que Xbox 360 dé de sí más de lo que se podía esperar de ella? Sea como fuere, The Witcher 2 luce increíble en nuestros televisores, y no queda para nada mal parada en comparación a la versión de PC, tecnológicamente superior.

A diferencia de lo ocurrido en el primer The Witcher, el doblaje del juego está íntegramente en inglés, aunque contaremos con los habituales subtítulos en castellano. Si bien esta decisión no será del agrado de muchos, hay que reconocer que es mejor no contar con ningún doblaje en castellano, a “disfrutar” del que pudimos oír en la primera parte de la saga, lleno de errores de todo tipo.  A nivel sonoro, el juego es una delicia para los sentidos, contando de nuevo con el trabajo de Adam Skorupa, encargado de la banda sonora de la primera parte, a quien ahora se le une Krzysztof Wierzynkiewicz, consiguiendo entre ambos una banda sonora épica y mítica, capaz de transportarnos a otro mundo, en otra época, donde el Euribor, de ser algo, sería el nombre de un elfo.

Conclusiones:

Al final, no cabe ninguna duda: The Witcher 2 Enhanced Edition es un juego grandioso, como ya lo demostró en PC el año pasado. Y su conversión a consolas, aparte de ser magnífica, ha sido capaz de mantener toda la esencia del juego, al mismo tiempo que ha sabido evitar las limitaciones impuestas por el hardware de Xbox y el uso de un mando frente a un teclado o a un mando, convirtiendo estas debilidades en increíbles fortalezas. The Witcher 2 Enhanced Edition es un juego que debéis jugar, ya seáis aficionados a la fantasía épica, a los juegos de rol, a los juegos de acción, o simplemente, si queréis conocer este mundo nuevo, diferente, y que en más de una ocasión, nos resultará incluso más natural que la vida misma.

The Witcher 2 Enhanced Edition hace avanzar el género, recordándonos que un gran juego de rol no necesita de un mundo abierto o de miles de quests como recadero para ser bueno: Basta con tener una buena historia que contar, un trasfondo que valga la pena conocer, y un desarrollo de personajes que no tenga nada que envidiar a otros medios literarios y artísticos. En definitiva, uno de los juegos del año, total y completamente recomendado.

9,5/10

Share Button
The following two tabs change content below.

Etiquetas: , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑