Analisis no image

Publicado el 7 octubre, 2011 | por Sandor

0

Análisis Xbox 360: ‘Resident Evil 4 HD’

Parece que fue ayer, pero hace ya la friolera de casi 7 años desde que Resident Evil 4 apareció (supuestamente de forma exclusiva) para Nintendo Game Cube, cambiando de forma radical el camino a seguir por una de las franquicias más conocidas y exitosas de Capcom. Amado por unos y odiado por otros, el nuevo sistema de juego y el nivel gráfico del juego fueron algo que, sencillamente, no pasaron desapercibidos, sentando un referente en el mundo de los videojuegos que aun hoy se aprecia.

Ahora, Capcom lanza en formato digital esta nueva versión de Resident Evil 4, subtitulada como “HD”. ¿Valdrá la pena su compra?

Historia. ¿Qué estás haciendo aquí? ¡Lárgate cabrón!

Estamos en el año 2004, seis años después de los incidentes de la mansión Spencer y Raccoon City, y Umbrella ya no es más que una sombra del pasado. Leon S. Kennedy, antiguo superviviente del Desastre de Raccoon City, ha dejado atrás su corta carrera como policía, para formar parte de los cuerpos de seguridad secretos de los Estados Unidos. Su misión: Salvar a la hija del presidente, Ashley Graham, la cual parece estar retenida en contra de su voluntad en un exótico y misterioso país europeo (En el que, casualmente, aun utilizaban pesetas, y hablaban español neutro). ¿Será Leon un tío lo suficientemente duro como para salvar a la hija del presidente?

Aunque con el paso del tiempo, la trama de Resident Evil 4 puede sonar simple, o incluso ridícula, es más que suficiente para mantenernos interesados en el juego y queriendo saber más y más sobre qué está sucediendo en este extraño país. ¿Por qué sus habitantes se comportan así? ¿Quiénes son Los Iluminados? ¿Por qué no hay zombies, si es un juego de Resident Evil? ¿Por qué Ramón Salazar se parece al Papa?

Lamentablemente, tal y como todos los que ya jugamos al juego en su momento sabemos, el juego acaba fallando a la hora de darnos una historia realmente satisfactoria, o con la profundidad que pudimos ver en la trilogía original, dejando la mayoría de detalles a la imaginación, o incluso dando lugar a vacios argumentales sin demasiado sentido. En este sentido, la nueva versión del juego es exactamente igual a la que ya pudimos jugar desde hace tantos años.

Jugabilidad. El abuelo de los juegos de acción en tercera persona.

Resident Evil 4 resultó una revolución y todo un cambio en su momento con respecto a la hora de hacer los “survival horrors”, tanto es así, que muchos defienden que, en realidad, Resident Evil 4 fue el encargado de poner el último clavo en el ataúd en el que se encontraba enterrado el género desde la aparición de las consolas de nueva generación.

En Resident Evil 4 manejaremos a un Leon mucho más consciente de su entorno, con una cámara en tercera persona sobre el hombro que cambia radicalmente con respecto a las cámaras fijas y entornos prefijados de los Resident Evil originales.  Nos moveremos por entornos de todo tipo, desde la amplitud y luminosidad del campo que rodea al pueblo en el que transcurre la acción, hasta los angostos y oscuros pasillos de las construcciones más tétricas de la secta de Los Iluminados. Podremos sacar nuestro arma de forma rápida para acabar con las amenazas que se nos presenten, pero al mismo tiempo, estaremos limitados por nuestra propia visión a la hora de detectar estas amenazas. Además, en esta ocasión, estas amenazas serán mucho más inteligentes que un simple zombie, pudiendo coordinarse entre ellos para ponernos en más de un apuro, tirándonos objetos para evitar que usemos nuestras armas contra ellos, o flanqueándonos para salir de nuestro campo de visión.

Resident Evil 4 es un juego muchísimo más orientado a la acción que sus partes anteriores. QTE’s, abundancia de munición, todo tipo de armas y mejoras para las mismas, ningún tipo de límite en la cantidad de veces que podremos guardar la partida, enemigos “finales” que dependen más de la cantidad de balas que somos capaces de encasquetarles y de nuestra puntería que de la resolución de un puzzle o de un uso concreto de un objeto, etc… No en vano este sistema de juego ha servido como base para algunos de los sistemas de juego más usados en la actualidad, como pueden ser los utilizados por Uncharted en las fases de tiroteo, Gears of War, o de forma innegable, Dead Space.

Para esta nueva versión, el sistema de juego ha permanecido intacto, tan sólo sufriendo una ligera puesta al día a la hora de configurar los controles, pudiendo manejar el apuntado y disparo de las armas con los gatillos de nuestro mando, en lugar de con los botones habituales. No obstante, es precisamente a la hora de revisitar un juego como este cuando uno se da cuenta de hasta qué punto han evolucionado los sistemas de control, y a que comodidades y desafíos nos enfrentamos ahora, y no serán pocas las veces que echemos en falta detalles como un sistema de cobertura apropiado, el poder movernos mientras realizamos determinadas acciones como apuntar o recargar, o simplemente, el no poder apuntar nuestra arma con el stick derecho, como nos ha acostumbrado la mayoría de juegos de acción de estos últimos años.

Gráficos. Vuelve el horror, en alta definición.

El aspecto visual de Resident Evil 4 era realmente rompedor para la época. Apoyándose en la extraordinaria potencia de Game Cube con respecto a sus competidoras, Capcom fue capaz de hacer un juego realmente detallado, con escenarios completamente en tres dimensiones repletos de recovecos que explorar o que comprobar, con una tasa de frames robusta y envidiable. Fue capaz de engañar a nuestros ojos, camuflando hábilmente en el entorno todo tipo de trampas, prácticamente invisibles excepto para el ojo cauteloso. Modeló enemigos realmente inmensos, llenos de vida, y con una carga poligonal nunca antes vista en los juegos de la saga, y en muy pocos juegos de otras compañías.

Es normal que teniendo un grato recuerdo de los gráficos de este juego, veamos esta versión y le achaquemos que se vea exactamente igual que el original. Está claro que un juego con gráficos rompedores en 2005, nos resultará algo muy inferior a las maravillas a las que nos tienen acostumbrados en esta generación. Sin embargo, no hay nada más lejos de la realidad, y es que basta tan solo volver a meter el disco de nuestra versión original de Resident Evil 4 (Esto es aun más notorio si poseéis la versión de PS2) para darnos cuenta de la bajísima resolución del juego original. Bastará tan solo unos minutos de juego para que nos demos cuenta de que aunque recordemos la Beretta de Leon perfectamente, en realidad, en la versión original era poco más que una hilera de 10 o 20 píxeles sin ningún tipo de suavizado. En este sentido, la versión cumple y con creces, dándonos la mejor experiencia visual que pudiera brindar este juego. No obstante, cabe criticar la falta de iniciativa de Capcom por haber hecho alguna que otra puesta al día al título. Si God of War o Shadow of the Colossus han aprovechado su paso a HD para mejorar su aspecto gráfico, ¿Por qué no Resident Evil 4?

La edición. El Resident Evil 4 más completo

Siendo justos, Resident Evil 4 HD es la versión más completa que ha podido haber del juego. No solo incluye los modos extras con los que salió la versión original de Game Cube, sino que también recopila los extras que aparecieron posteriormente para las versiones de PS2, PC y Wii. No obstante, es difícil no criticar determinados aspectos de esta edición.

En primer lugar, resulta curioso ver como la versión elegida para ser pasada a alta definición parece ser una mezcla entre la increíble versión original de Game Cube, y la maltrecha y apurada versión de PS2. Por un lado, contaremos con algunos de los extras que hacían tan especial a la versión de Game Cube, como iluminación avanzada. Pero por otro lado, resulta inexplicable que algunas de las pegas de la versión de PS2, como las pantallas de carga (Aunque su duración sea ridícula en comparación a la versión de la consola de Sony), las ralentizaciones, o la falta de otros aspectos gráficos o de detalles en el mapeado estén presentes en esta versión.

Por otro lado, resulta realmente increíble ver como un juego de hace casi 7 años, que apareció traducido al castellano desde un primer momento, ha salido a la venta con faltas de ortografía en sus textos. Estamos hablando de un juego que no solo salió hace 7 años, sino que ha pasado por un total de 9 plataformas diferentes… ¿Cómo es posible que después de tanto, y de haber manoseado tanto los textos de este juego, haya presentes faltas tan básicas como escribir “extranjero” con ‘g’, o “seguro” con ‘d’?

Si a este detalle le unimos el hecho de que Resident Evil 4 HD tiene como único extra exclusivo a dicha versión la inclusión de un leaderboard con el que comparar nuestros tiempos, y que de forma también inexplicable, la versión de PS3 no utiliza las posibilidades del mando Move (Las cuales no son demasiado diferentes a las del mando de Wii) para ofrecernos un modo de apuntado parecido al visto en la versión de Wii, al final Resident Evil 4 HD acaba desmereciendo, dando incluso una sensación de ligera desgana, invitándonos a pensar que este port HD no es sino una excusa para conseguir algo más de dinero de un juego exitoso, pero exprimido hasta la saciedad a lo largo de estos últimos 7 años.

Conclusiones

Resident Evil 4 HD es un producto difícil de valorar. Mientras que el juego es sincero, y nos ofrece exactamente lo que publicita, una versión en alta definición del clásico de Capcom, por otro lado, me resulta imposible dejar de lado las más que numerosas críticas al juego, empezando por su falta de añadidos o adaptaciones a los tiempos que corren, y acabando por su falta de pulido, como son las faltas de ortografía del juego, su control a veces tosco, o la extraña aparición de pantallas de carga y ralentizaciones en un juego que, tengámoslo en cuenta, salió originalmente para consolas de la generación anterior.

El juego no deja de ser Resident Evil 4, un excelente juego de acción en tercera persona. Es un juego que se debe jugar como fan de la saga o como fan de los juegos de acción en tercera persona, es un juego que nos recordará cuanto ha cambiado el género en estos últimos años. Pero como versión, su falta de añadidos más allá de la muestra de la imagen en alta definición, la aparición de títulos que toman el testigo de Resident Evil 4 y lo elevan a cotas insospechadas como Dead Space o la aparición de limitaciones y errores que no aparecían en la versión original hacen que realmente sea bastante difícil justificar la compra del juego, mucho más aun si lo hemos jugado en otra plataforma anteriormente.

Al final, Resident Evil 4 HD da la sensación de que podría haber sido más, bastante más. Pero lamentablemente, no lo es.

6.5/10

Share Button
The following two tabs change content below.

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑