Analisis no image

Publicado el 14 febrero, 2011 | por Sandor

2

Análisis Xbox 360: Dead Space 2

Hace poco más de dos años que llegaba al mercado una de las muchas apuestas arriesgadas que hizo EA, Dead Space, un juego que muchos catalogaron como el gran “sleeper” del año. No obstante, su éxito le ha garantizado la aparición de una segunda parte. ¿Será este el principio de una saga comparable a Resident Evil?

Historia: De vuelta a la pesadilla

La acción de Dead Space 2 es inmediata y abrupta, tardando tan solo un par de minutos entre el comienzo del juego y zambullirnos de pleno en la acción. En la introducción tan solo nos dará tiempo a ver como Isaac, el protagonista de Dead Space, está encerrado en una especie de jaula en un manicomio, y acompañado de un psiquiatra. Pero como ya he dicho, esta situación no dura mucho, ya que seremos interrumpidos por Franco, el protagonista del juego descargable Dead Space: Ignition. Nos abrirá la puerta y nos avisará de que algo terrible está sucediendo, y que si queremos sobrevivir, hemos de acompañarlo.

Lamentablemente, morirá inmediatamente después, dejándonos completamente solos, maniatados por una camisa de fuerza, mientras el caos y los necromorfos invaden el ala de psiquiatría. Tras encontrar un lugar seguro, recibimos una misteriosa transmisión de la hermana de Franco: Nos informará de que estamos en Titán, una estación espacial gigante,  y que han pasado ya tres años desde que nos encontraron vagando por el espacio. Y lo más importante: Que sufrimos un extraño tipo de demencia que acabará por matarnos si no nos tratan.

Sin alternativas, Isaac se adentrará en la recién infestada estación Titán, en busca de una cura, de una oportunidad para sobrevivir, y sobre todo, de respuestas. ¿Por qué ha vuelto a suceder lo mismo que en el USG Ishimura? ¿Y por qué parece que él es la pieza clave para detenerlo?

Dead Space hizo un gran trabajo contándonos una historia autoconclusiva y que dejaba pocas dudas en el aire. Pese a ello, su secuela es capaz de continuarla y expandirla, haciendo honor a la historia original, y sin que nos dé en ningún momento la sensación de ser un mero parche.

Jugabilidad: En el vacío, nadie escuchará tus gritos

Dead Space 2 repite el esquema de su primera parte. Claramente inspirado por Resident Evil 4, exploraremos los asépticos pasillos y habitaciones futuristas de Titán manejando a Isaac en tercera persona, resolviendo sencillos puzzles y destrozando a tantos necromorfos (Tanto los que ya conocemos, como unos cuantos tan novedosos como mortíferos) como podamos. Al igual que en su primera parte, destaca la versatilidad y variedad de las armas que Dead Space 2 pone a nuestra disposición para esta tarea. Lanzadores de jabalinas explosivas, la ya mítica cortadora de plasma, rifles de francotirador, el propio entorno, acciones que se activan mediante un QTE… Descuartizar necromorfos jamás fue tan divertido.

Como en su primera parte, el apuntar no limita nuestra capacidad de movimiento (Como si que sucede en títulos similares, como Resident Evil 5), y aparte del nuevo armamento, se han hecho ciertos retoques a las habilidades de Isaac para darnos más opciones a la hora de afrontar los combates. Por ejemplo, cabe decir que conseguiremos casi nada más comenzar el juego las habilidades de telequinesis, con la que podremos mover objetos o lanzarlos a los enemigos (Con muchísimos mejores resultados que en la primera parte), y la habilidad de estabilización, con la que podremos “congelar” en el tiempo a los enemigos durante un tiempo, y que ahora es capaz de recargarse automáticamente pasado un tiempo, permitiéndonos usar esta habilidad mucho más a menudo que en el Dead Space original.

Otra de las principales novedades del original, las fases en gravedad cero, han sido también retocadas. En esta ocasión, no nos conformaremos con saltar de un lado a otro de la habitación, moviéndonos por los techos de la misma forma que lo haríamos por el suelo: En Dead Space 2, siempre que haya gravedad cero, seremos capaces de “alzar el vuelo”, y movernos con plena libertad  por toda la habitación… o incluso por el espacio exterior.

El sistema de compraventa y mejora de nuestro equipo de la primera parte se mantiene casi intacto, funcionando de la misma manera. Desperdigados por el juego encontraremos diagramas que, al usarse en los almacenes, desbloquearán nuevas piezas de equipo que podremos comprar a cambio de los créditos que encontremos tirados por la estación Titán. También encontraremos nodos (O tendremos la opción de comprarlos una vez encontremos los diagramas correspondientes) que nos servirán para aumentar las posibilidades y prestaciones de nuestras armas.

Multijugador: Cuando tú no tienes la culpa…

Otra de las novedades de Dead Space 2, y muy esperada por algunos, ha sido la inclusión de un modo multijugador que nos conceda mucha más vida al título, más allá de las 10-12 horas que tardemos en pasarnos su historia principal. Y aunque el modo de juego es muy entretenido, sufre de un problema muy curioso.

En primer lugar, hay que explicar que el modo multijugador parece estar claramente basado en los modos de confrontación de otros títulos como Left 4 Dead: 2 equipos, uno de cuatro  humanos y otro de cuatro necromorfos, y a pegarse hasta la saciedad, hasta que uno de los dos equipos gane.

En realidad no es así.

El juego multijugador es un juego orientado a objetivos: Los jugadores humanos tendrán que explorar el mapeado para encontrar los objetivos a cumplir, mientras las diferentes especies de necromorfos intentan ralentizarlos lo máximo posible. Activar una consola, destruir una Efigie… No se puede decir que haya mucha variedad de objetivos, pero lo cierto es que están ahí. Y si se quiere ganar, se ha de prestar mucha atención a estos objetivos, siendo totalmente inútil que seamos el jugador que más muertes haya acumulado en la partida: Si somos incapaces de trabajar como un equipo para cumplir el objetivo (O para impedir que los otros lo consigan), difícilmente nos haremos con la victoria.

Y sin embargo, el juego sufre de un problema curioso, y no es culpa del propio juego, sino de los jugadores. Resulta exageradamente frustrante jugar y ver que tus compañeros o adversarios no han comprendido las reglas del juego, y que a falta de 10 segundos para perder la partida (Y tan solo un par de disparos para destruir el objetivo), nuestros compañeros se dedican a vagar por el nivel, matándose entre sí, o incluso buscan cobijo junto al propio objetivo, ignorándolo por completo, en lugar de trabajar por la victoria. Y da igual que juguemos como humanos que como necromorfos: Porque no hay nada más aburrido que jugar una partida competitiva en la que sabes que vas a ganar… Porque el otro equipo no parece querer ni siquiera salir de su zona de reaparición.

Es de suponer que, con el tiempo, la comunidad de jugadores aprenda las reglas del juego, y comience a brillar con luz propia, pero por el momento, es una grandísima oportunidad que se está desaprovechando. ¿Quizás este problema se hubiera solucionado desde un principio si se hubiera incluido un tutorial del modo multijugador?, ¿O marcando más claramente la posición y necesidad de los objetivos?

Gráficos: Volverás a temer a la oscuridad

El título mantiene el estilo de ciencia ficción de su antecesor, ligeramente renovado, aunque los pasillos angostos tan propios del USG Ishimura no serán tan habituales en la estación Titán. En Dead Space 2 nos espera una gran variedad de entornos, desde salones amplios y libres, a habitaciones llenas de recovecos en los que podría estar esperándonos cualquier necromorfo.

Dead Space 2 utiliza ante todo los entornos oscuros y llenos de detalle para ayudar a contribuir a la tensión del juego. Además, los chicos de Visceral Games juegan con varios trucos clásicos del cine de terror: Llegará un momento en el que no estaremos ya seguros de si esa escoba del fondo se ha caído para ponernos más nerviosos, o porque realmente un bicho esta esperándonos para comernos.

En definitiva, tenemos ante nosotros un juego que, si bien no pretende convertirse en un referente del fotorrealismo como otros, nos muestra imágenes realmente geniales, con un gran uso de la iluminación y sin ralentizaciones. Todo un lujo del que quizás no nos percatemos, ya que los necromorfos no nos darán ni un momento de tregua para admirar el paisaje.

Conclusiones

Dead Space 2 no es solo una gran secuela. Es, por si mismo, un gran juego que mantiene viva la esperanza de los fans de los juegos de survival horror, y que no solo es capaz de toser a su gran adversaria en este mismo campo, la saga Resident Evil, sino que incluso la supera en algunos aspectos.

Realmente hay pocas cosas que se puedan criticar del título: Es muy divertido, con una duración apropiada, su modo multijugador (Pese a la falta de comprensión del juego por parte de los jugadores) guarda un gran potencial, y da justamente lo que promete: Multitud de necromorfos que mutilar, ni un solo momento de respiro y algún que otro susto que nos hará saltar de la silla.

Aun así, personalmente, hay un detalle que no me gustaría pasar por alto, y es la casi obligatoria comparación con Dead Space 1. Es cierto que el juego ha mejorado los puntos en los que flaqueaba su antecesor, excepto en un aspecto: La capacidad de su historia para sorprendernos. Es cierto que la historia de Dead Space 2 es una gran continuación, y guarda bastantes secretos que nos mantendrán en vilo. Pero la estación Titán, donde intuimos desde un primer momento todo lo que ha sucedido, no es el misterioso y abandonado USG Ishimura. Seguir las direcciones de una extraña a través de nuestro comunicador no me da la misma sensación que me daba el buscar desesperadamente y a ciegas una manera de escapar del infierno del Ishimura. Quizás esto tan sólo se deba a la falta del factor sorpresa, pero es, a mi parecer, la única pega de un juego redondo. Por todo esto, y por lo muchisimo que nos ha divertido, en Psicocine consideramos que merece un…

9/10

Share Button
The following two tabs change content below.

Etiquetas: , , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑