Analisis no image

Publicado el 2 abril, 2013 | por Chugo

1

Análisis Xbox 360: ‘Bioshock Infinite’

BIO-INFIN-FOB-360-PEGI

Alabado por la crítica y la comunidad gamer, la franquicia BioShock se ha ganado a pulso el título de mejor shooter en primera persona. No es ninguna exageración, las aventuras en la submarina Rapture resultaron ser de lo más fresco y original, con una historia apasionante y bien hilada como pocos videojuegos han podido conseguir. En definitiva, tuvimos una primera parte magnífica, uno de los mejores juegos que he jugado nunca, y una segunda parte que mantenía el tipo, pero que no llegaba a la altura de la primera.

Así que tiempo más tarde, Irrational Games decidía que era la hora de una tercera parte, pero algo nuevo, algo nunca visto. Con ‘Bioshock Infinite‘ dejamos a la sumergida Rapture para alzarnos en los cielos de Columbia. ¿Habrá ido el cambio por la buena dirección?

Tráenos a la chica y pagarás tu deuda

BioShock Ifinite empieza de manera casi idéntica que BioShock, estamos en una barca camino a un faro en una noche tormentosa. Nos metemos en la piel de Booker DeWitt, un veterano del 7º de Caballería ahogado por las deudas, debe dinero a gente muy importante pero tiene una salida. Tiene unas instrucciones muy simples, buscar a una tal Elizabeth y llevarla de vuelta a Nueva York, así conseguirá saldar su deuda.

El trabajo no es tan ordinario como podría pensarse en un principio, sus pasos le llevan hasta Columbia, una ciudad en las nubes fundada por el Padre Comstock, autodenominado Profeta. La ciudad presenta un auténtico sueño patriota estadounidense de principios del SXX, su ideología se basa en una mezcla de catolicismo y fervor religioso a los padres fundadores de los EEUU George Washington, Benjamin Franklin y Tomas Jefferson. Para empezar, este tema lo aborda con una maestría impecable, en la historia se entremezcla el fanatismo religioso, con extremismos políticos y lucha entre clases. Una historia valiente, ya que no son temas que suelan tocarse con profundidad en el mundo de los videojuegos, y si a eso le añades que están hilados muy finamente da lugar a una ambientación sobrecogedora.

bioshock-infinite-captura-01

Pero Columbia es solo uno de los encantos de la historia, gran parte de su peso, como era de esperar se lo llevan los protagonistas. Para empezar Booker DeWitt puede parecer un personaje tópico al principio, pero a medida que avanzamos y comprendemos sus motivaciones vemos que es mucho más tridimensional que lo que en un principio parecía  Pero para mi la joya de este título no es otra si no Elizabeth, es una chica de 19 años que ha vivido toda su vida aislada y encerrada. Desde el minuto 1 con sus grandes ojos azules y su carácter mezcla de determinación e inocencia hacen que entablemos una fuerte empatía hacia la chica, querremos protegerla y sacarla de Columbia cuanto antes. Elizabeth por supuesto no es una chica normal, tiene ciertas habilidades  que se escapan a nuestra comprensión, y guardará mas de una sorpresa a lo largo de toda la historia.

Bioshock Infinite es aparantemente un juego distinto a las historias vividas en Rapture, al comenzar todos son incógnitas, como podría serlo incluso el propio nombre del juego, pero cuando llega el final todo cobra sentido. En los videojuegos lo que más me gustan son las historias, por lo que es muy difícil conseguir que me sienta plenamente satisfecho con una, y he de decir que BioShock Infinite lo ha conseguido. Probablemente estemos ante la mejor historia de un videojuego de 2013 (y eso que como quien dice acaba de empezar).

bioshock-infinite-01

Volando por los aires

 Bioshock Infinite, al igual que sus dos predecesores es un shooter en primera persona. Repite alguno de los planteamientos conocidos, utilizamos un arma principal y una secundaria, así como ciertos poderes extras. Estos poderes sustituimos los plásmidos por sales vigorizantes, he de decir que aunque útiles, tampoco son indispensables como en los dos juegos anteriores. Destacar uno que absorbe todo el daño de las balas enemigas y lo devuelve en forma de explosión, u otro que convierte en aliados a máquinas y enemigos, los demás poderes de ataque directo me han resultado un poco innecesarios.

Pero lo bueno de Bioshock Infinite  son esas pequeñas diferencias en cuanto a su jugabilidad. Para empezar los amplios espacios abiertos de Columbia da una mayor libertad a la hora de encarar los combates. Empezando por los aeroraíles podremos movernos rápidamente por las alturas del escenario abatiendo enemigos o cayendo sobre ellos. Los combates son tan o mas multitudinarios como en entregas anteriores, y una vez más cuentan con la “lacra” de ser tremendamente caóticos, muchas veces no sabes de donde vienen los disparos o por donde aparecen los enemigos. Este caos le añade una dificultad bienvenida, pero hay veces que estaremos ante combates que si no estamos muy inspirados hay que repetir tres o cuatro veces.

bioshock-infinite-captura-03

Otra de las grandes bazas en cuanto a la jugabilidad es la propia Elizabeth una vez más. A lo largo de toda la aventura nos echa un cable abriendo puertas con candados (esta chica es toda una caja de sorpresas) y asistiéndonos en combate. Una cosa que personalmente me ha encantado es que no hay que protegerla durante los tiroteos, ella sola es capaz de ponerse a cubierto y ponerse a salvo, es más, será ella la que nos salve el culo en más de una ocasión. Está pendiente de ti, te pasa munición cuando el cargador se agota, o sales y botiquines cuando estás en las últimas. También trae del “más allá” coberturas, objetos útiles, armas, etc… a travé de los desgarros, no entraremos más en detalles por que sería hacer spoilers sobre esta habilidad. Saliendo del combate, también destacar la IA de Elizabeth, explora el mapa por su cuenta, haciendo gala de una curiosidad innata mira los objetos y carteles, te avisa de objetos en el escenario que podías haber pasado por alto.

Por último una especial mención a los enemigos, dejamos de un lado a esos perturbados splitters y big daddies de Rapture. En esta ocasión los enemigos son más “cuerdos”, aunque no demasiado, desde policias de Columbia, entrenados militares del Profeta, pasando por furiosos anarquistas o peligrosos autómatas. El “Big Daddy” de esta entrega son los Handyman, no es que salgan demasiado, pero cuando aparecen son un temible enemigo a tener en cuenta, ya que ni a traves de los aerocarriles podremos huir de ellos.

bioshock-infinite-03

En las nubes

Bioshock Infinite destaca en todos sus apartados, tanto en la historia como en la jugabilidad, pero donde enamora es en el cuidadísimo apartado técnico. El motor gráfico es un explotadísimo Unreal Engine 3, con los últimos coletazos de esta generación de consolas es increíble como sorprenden con este motor, unas físicas logradísimas, una calidad de las texturas y una iluminación simple y llanamente sobresaliente. Y eso que lo hemos jugado en Xbox 360, que en PC se ve espectacular.

Los diseños una vez más asombrosos, estamos ante una estética mucho más colorida, no tan tétrica como el Bioshock original. Hay que recordar que el juego bebe de los principios del SXX, pero de una forma muy especial, todo lleno de barras y estrellas del culto a los padres fundadores de los EEUU que ya hemos mencionado antes. Los espacios son mucho más abierto, dando lugar a espectaculares vistas que parecen sacadas de una postal. Por otro lado el diseño de los personajes esta tan o más cuidado que el de los escenarios, y como no, una vez más, destacar a Elizabeth.

El apartado sonoro también muy cuidado, canciones de época, o versionadas para que lo parezcan que sonarán a más de uno. La calidad del doblaje está sobre la media, aunque hay algunos momentos que aunque las voces son buenas, no están muy bien sincronizadas con las animaciones.

bioshock-infinite-captura-02

Conclusión

Pocas veces puedo decir tan rotundamente que estamos ante un juegazo, y Bioshock Infinite es una de esas ocasiones. Una historia que atrapa poco a poco, con un final tan finamente hilado que resulta magistral. La jugabilidad recoge los mejores elementos de las dos entregas anteriores y le añade un par de novedades que son muy de agradecer. Por último un apartado técnico que destaca por todos lados, estamos ante un juego muy muy cercano al 10. Quizás le bajo un poco la nota por lo caótico de sus combates, y por esos pequeños fallos a la hora de sincronizar el doblaje, pero sin duda estamos ante un juego de

9.8/10

Share Button
The following two tabs change content below.
Un blogger cinéfilo y seriéfilo, lector y jugón voraz, a veces rolero y siempre friki. Nunca me canso de hablar de cines, series, videojuegos o cómics. Siempre intentando estar al día de las últimas novedades.

Etiquetas: , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑