Analisis

Publicado el 30 mayo, 2016 | por Vicky

0

Análisis Quantum Break de Xbox One, solo necesitaba tiempo

Quantum Break, un título al que recién lanzado, muchos mutilaron, sin casi haberle dedicado a penas tiempo. Y del que estoy segura de que más de uno se retracta ahora de su primer análisis. Un título que mezcla a la perfección la ciencia ficción, con el videojuego como solo Remedy Entertainment sabe hacer, tal y como hicieron con Alan Wake o Max Payne. Sam Lake el director de orquesta de estas maravillas, es un tio que ama los videojuegos, sabe lo que quiere el jugador y se lo da.

Vamos a ver porqué Quantum Break ha sido el gran incomprendido, empezando por la polémica de ser anunciado como un exclusivo de Xbox One para pasar a ser lanzado también en PC disponible solo a través de windows store.

El tiempo es oro.

La parte más potente de Quantum Break es su argumento. Su historia. Digna de cualquier serie de televisión de ciencia ficción como Fringe o Tru Calling. Jack Joyce es el protagonista, encargado de sumergirnos en esta historia. Cuando nos enfrentamos por primera vez a Quantum Break, nos damos cuenta de la importancia que tiene la narrativa en el título. Comenzamos con un mensaje claro “El asesino numero uno es el tiempo. Nos destruye a todos”. Todo ello acompañado de imágenes de nuestro prota entre explosiones, diciéndonos que el tiempo está roto y que han buscado un dispositivo para poder arreglarlo, pero un tal Paul Serene, un super villano de la corporación Monerch, que tiene poderes y no les pondrá las cosas fáciles…

Al principio parece como que nos quieren dar demasiada información de repente, da la sensación de que hay una brecha argumental importante. Pero es una de esas historias que se va completando a base de flashbacks, es por eso que hay que darle “tiempo” para entenderla y nunca mejor dicho.

Jack, repasa su historia como si fuese una serie de televisión por capítulos, desde el momento en que tras seis años vuelve a su ciudad para reunirse con su mejor amigo y su hermano. Han descubierto algo que puede cambiar el mundo tal y como lo conocemos. Cualquier cosa que digamos sobre la trama puede ser considerado un spoiler y en un juego con tanto peso argumental sería para matarnos. Lo que si que podemos deciros, es que tiene giros de guión inesperados que te dejarán boquiabierto y que no te esperas para nada (mira que a mi es difícil sorprenderme a estas alturas). Otra cosa importante es que nuestras decisiones afectan al transcurso del hilo argumental.

analisis-quantum-break-psicocine1

Os podemos asegurar, que no se trata del típico videojuego que parece una película, repleto de los QTE que muchos odiáis y que a mi me encantan. Como ha pasado con títulos como Until Dawn por ejemplo. Quantum Break es título de acción que distingue entre videojuego y película. Cuando estamos en la parte de videojuego, podemos interactuar con todo o vivir intensos tiroteos. Pero ojo, y aquí la sorpresa. Gracias a la narrativa transmedia, Quantum Break introduce durante el juego capítulos de 20 minutos de duración, en los que se completan detalles de la historia con actores reales. Cuando estamos viendo estos capítulos, somos meros espectadores de un derroche de efectos visuales y detalles ricos para la trama, nada de QTE. Así que en ese sentido, podemos decir que han innovado en este nuevo genero que combina videojuegos+cine. Eso si, no os libra nadie de algún QTE en determinadas acciones.

Otra de las grandes cualidades del título es que tiene un reparto que ya lo quisiera para una peli de acción de las buenas. Dominic Monaghan, Aidan Gillen, Shawn Ashmore, Lance Reddick…. Son algunos de los actores. Y hablando de acción, como os hemos comentado, nuestras acciones afectan a la historia, pero es que un detalle que me ha parecido genial, es que al terminar el capítulo podrás ver si tu decisión coincide con la de tus amigos y el resto de la comunidad. ¿Mola no?.

El poder es la clave.

Otro detalle que marca la diferencia en Quantum Break es la mecánica de juego. Podremos controlar el tiempo, lo que es ya de por si innovador, tendremos un total de 6 poderes, cada vez que usamos uno, tendremos que esperar a que se recargue. Estos tiempos de carga se pueden mejorar, al igual que su efectividad, con fragmentos de Chronon, que son unos hazes de luz. Las habilidades son toda una virgueria visual. Podemos parar el tiempo para acumular balas y que exploten todas a la vez una vez pasado el efecto, en otro podemos movernos a toda velocidad para acabar con un golpe a nuestros enemigos, podemos crear un campo de fuerza que nos proteja durante un pequeño periodo de tiempo… ¡Una pasada!. El sistema de coberturas de este juego de acción en tercera persona es automático lo que le viene como anillo al dedo al título. Hay detalles muy chulos de ver visualmente, como parar el tiempo en un momento dado para que Jack ejerza determinada acción o pase por un sitio sin problemas.

Quantum Break no es un juego difícil pero tampoco es fácil, los poderes son intuitivos pero la dificultad es gradual. Una de las cosas en las que principalmente cojea el título es en la poca variedad de enemigos y de escenarios. Me explico, aunque puede haber varios enemigos por pantalla, son siempre los mismos, y aunque los escenarios cambian, nos limitan a recorrer el punto A para llegar al punto B coleccionando objetos por el camino. Quizás han dado tanta importancia a la narrativa que se han olvidado de darle más “mata-mata” al juego. Durante el título, también nos toparemos con puzzles, pero tranquilos, nada difíciles. Un ejemplo sería un momento en el que tenemos regresar en el tiempo para retirar un objeto y así poder acceder a una zona.

Un detalle que me ha parecido genial y que le aporta mucho al título, es que podemos controlar a Paul Serene, nuestro villano al final de cada capítulo durante un breve periodo de tiempo y ver la historia desde su perspectiva. Tendremos que tomar una decisión y veremos que pasa si tomamos una u otra. Cambiando totalmente la trama.

quantum_break-

Derroche visual.

El apartado técnico para un juego de este calibre evidentemente es muy importante. En Xbox One que es la versión que hemos jugado nosotros, no nos podemos quejar. Evidentemente en PC siempre va a ganar más visualmente, pero la verdad es que los usuarios de Xbox One pueden estar contentos, el título está muy bien acabado, el entorno jugable es espectacular, aunque en ciertos momentos encontramos problemas de Popping y las texturas tardan en aparecer. Cierto es, que sucede en momentos puntuales y que algunos son más evidentes que otros. El juego está funcionando a 30FPS que está bastante bien y no vemos tirones aparentes en momentos de mas carga en pantalla. A nivel gráfico es simplemente una belleza, la verdad que en este sentido por nuestra parte se llevan un 10. La definición de los personajes es espectacular, se nota que hay un trabajazo de captura tanto a nivel corporal como facial en los actores más conocidos, no podemos decir lo mismo de los secundarios.

Una cosa que no me ha gustado especialmente es el doblaje, o no doblaje debería decir. El título llega en perfecto inglés subtitulado y también se ha localizado a Español Latino. Esto me parece un error, hubiese ganado muchísimo si la hubiesen doblado al castellano. La verdad que un título de estas características se merecía esa inversión. No contentos con eso, dentro del propio juego, que nosotros hemos jugado en ingles subtitulado, nos damos cuenta de que hay situaciones, momentos en los que alguien nos está contando algo de fondo mientras caminamos o vídeos que vemos que no están subtitulados. Eso es totalmente imperdonable, ocurre en momentos además que son importantes para la trama, como no controles un poco el inglés estás perdido en algunas ocasiones.

Otro de los problemas que tiene Quantum Break es que son 75GB de descarga gracias a la serie de 20 minutos que os comentábamos. A lo mejor piensas… Bueno pues la veo online… Mmmm mejor no, si no quieres partir tu banda ancha y verla con retardo. También puedes pensar… Pues me la salto, porque puedes saltártela. Me temo que tampoco es posible, pues se cuentan detalles para la trama tan importantes que sino, no entenderás que pasa en la siguiente parte jugable. Sobre la duración del juego, os diremos que tardamos en completarlo unas 9 horas. El apartado sonoro está muy bien acabado, va acorde a los momentos de acción y a los momentos mas emotivos, podemos sentir esos efectos que se crean al parar el tiempo. Todo ello acompañado de composiciones de Petri Alanko que le da un toque muy particular al título.

 

 

 

Share Button
The following two tabs change content below.
Mi vida ha ido ligada al cine, si hubiese nacido dentro de una película seguramente sería una Rebelde que lucha contra el Imperio. Se puede decir que mi afán por coleccionar merchan de Star Wars va más allá.Me siento una afortunada por haber tenido una infancia rodeada de Pokémon y videojuegos que hoy en día llaman "Retro".
Análisis Quantum Break de Xbox One, solo necesitaba tiempo Vicky

Un soplo de aire fresco

Remedy ha sido valiente. Ha traído a los jugadores un título con unas mecánicas basadas en la manipulación del tiempo completamente nuevas. Una historia que mezcla el videojuego con una serie live action intercalada con el propio videojuego, obligandolas a coexistir. Y un gameplay correcto combinado con puzzles que entretiene. ¿Que podría estar mejor? Si. Pero al menos se han atrevido a traer algo diferente, estoy segura de que abrirá las puertas a mas juegos del estilo. El que no arriesga no gana y yo creo Que Quantum Break es un juego para vivirlo. No te arrepentirás.

4


Voto del público: 0 (0 votos)

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑