Analisis Wolfenstein II The New Colossus

Publicado el 11 enero, 2018 | por Chugo

0

Análisis PS4: Wolfenstein II: The New Colossus

Entre los first person shooter publicados recientemente me quedo con uno: Wolfenstein: The New Order. Este título supo aunar una jugabilidad clásica, con un modo historia como absoluto protagonista, y con un apartado técnico y un carisma innegables. El retorno de este decano de los videojuegos a nuestros días es el claro ejemplo de que el “single player” no está muerto. Hoy vamos a contaros lo que nos ha parecido Wolfenstein II: The New Colossus, su secuela que promete más de lo mismo, y si es posible: mejor.

Wolfenstein II y el resurgir de Blazkowicz

En este apartado vamos hablar de la trama del juego, puede que haya algún detalle relevante de Wolfenstein: The New Order, así que si no lo habéis jugado os recomendamos encarecidamente que vayáis a por una copia y le deis caña, ya que es un imprescindible.  Wolfenstein II: The New Colossus es una secuela directa de su primera parte, tras haber sobrevivido a la batalla final contra Wilhelm “Calavera” Strasse nuestro querido Blazkowicz ha quedado en coma. Es trasladado al submarino nazi reconvertido en base de operaciones de la resistencia, y despierta cuando las tropas de Frau Engel. A partir de este punto haremos todo un viaje por la liberación de los antiguos Estados Unidos de América, buscando acabar con el yugo nazi de una vez por todas.

Lo interesante de la historia de Wolfenstein II: The New Colossus es la dimensión dramática que le han dado al protagonista: B.J. Blazkowicz. Nuestro protagonista está enfermo y cansado, está en las últimas, ha visto demasiada guerra y muerte. Va a ser padre, y no quiere que sus hijos  vengan a un mundo gobernado por los nazis. Pero no estamos sólo ante un drama, venimos a matar nazis, y tiene que ser también divertido. El guion sabe muy bien alternar entre el drama y el humor, con protagonistas con ingeniosos diálogos cargados de insultos y violencia gratuita.

A la hora de narrar el juego da una importancia clave a las cinemáticas, siendo algo más de tres horas de vídeo dentro de un título que oscila entre las 15 y 20 horas de juego.

Hora de matar nazis

Respecto a su primera parte Wolfenstein II aporta pocas novedades, pero pule lo visto hasta la fecha. El llevar un arma en cada mano se vuelve a convertir una vez más en la seña de identidad del juego. No estamos ante un DOOM, no somos un marine implacable, Blazkowicz es frágil, y pese a que es muy divertido meterte en una refriega en la que acabar con hordas de nazis a pecho descubierto, lo suyo es utilizar coberturas. Lo más sensato suele ser mantener un perfil bajo, acabar con oficiales y algún que otro soldado despistado, y ya luego meterse de lleno en la debacle de furia y plomo.

Wolfenstein II creo que encuentra su mayor diversión en el punto intermedio. Alternar fases de sigilo y tiroteos en espacios abiertos para mi es la forma más satisfactoria de disfrutar del juego. Hay tiempo para todo, y hay que saber cuando buscar coberturas, botiquines y armadura, y cuando echar el resto para acabar con esos nazis.

Tiene un ligero toque de RPG, lo suficiente ligero para no alejarse de lo que es un shooter. Las habilidades se potencian a medida que se van completando hitos en ciertas acciones. Si matas con el hacha sigilosamente a X enemigos, mejoras en esa habilidad. Por otro lado están los kits de mejora que nos permite mejorar el armamento. Desde un tambor ampliado, hasta un silenciador o una mirilla, las armas son personalizables y se adaptan a tu modo de juego.

Otra novedad de Wolfenstein II: The New Colossus es que en el último tercio de su historia aparecen misiones secundarias. Estas misiones han tenido que ser previamente desbloqueadas con los códigos Enigma que dejan los comandantes caídos. Estas misiones secundarias nos dan la posibilidad de volver a pasar antiguos niveles para hacerse con más kit de mejoras y acabar con los comandantes. Esto alarga el juego considerablemente y no resulta forzado (se agradece que no vaya en detrimento del propio juego).

Un bonito día para matar nazis

Wolfenstein: The New Order no se veía nada mal, pero daba esa sensación de estar a medio camino entre dos generaciones. Wolfenstein II: The New Colossus tiene un apartado técnico mucho más robusto y completo. El motor idTech 6 hace que en PS4 se vea razonablemente bien, pero visto los tiempos de carga me imagino que la experiencia sea mucho más fluida en una PS4 Pro o por supuesto en un PC.

Otra cosa que he echado en falta a la hora de jugar en PS4 es teclado y ratón. El mando se comporta bastante bien, es fluido, pero echo en falta la precisión del ratón y el teclado.

Tanto la banda sonora como los efectos sonoros acompañan sorprendemente bien nuestra aventura por estos Estados Unidos invadidos por los nazis. Respecto al trabajo de localización alabar una vez más el esfuerzo de Bethesda por traer el juego con voces en castellano. Echo en falta algunas conversaciones en alemán que tiene el juego en su doblaje original, pero por lo demás es bastante correcto.

Share Button
The following two tabs change content below.
Un blogger cinéfilo y seriéfilo, lector y jugón voraz, a veces rolero y siempre friki.
Análisis PS4: Wolfenstein II: The New Colossus Chugo

Wolfenstein II: The New Colossus es todo lo que una secuela debería ser. Ofrece exactamente lo mismo que gustaba de su primera parte, pero más y mejor. La dimensión dramática que le han dado al protagonista es sencillamente genial. Las únicas pegas vienen por parte del doblaje (se habría agradecido conversaciones en alemán) y lo poco preciso que puede resultar el mando de PS4.

4.5


Voto del público: 4.5 (1 votos)

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑