Analisis

Publicado el 8 julio, 2016 | por Chugo

0

Análisis PS4: Rocket League

Rocket League de Psyonix lo ha petado, consiguieron mezclar el género de conducción y deportes, creando algo que ha entusiasmado a toda la comunidad. Ha pasado en formato digital por PC, PS4 y Xbox One, haciendo las delicias de la comunidad de jugadores, y ahora 505 Games ha traído la edición física del título a nuestras consolas, y nosotros aprovechamos para contaros lo que nos parece el juego.

Rocket League, jugabilidad sencilla y efectiva

La propuesta de Rocket League es muy simple, dos equipos (de hasta cuatro jugadores cada uno) de coches teledirigidos se enfrentan entre sí para conseguir que una pelota gigante cruce una portería (o un aro, como en el basket). Sobre el papel es muy simple, un stick controla la cámara, otro la dirección del coche, un botón para acelerar, frenar, y uno de turbo, no tiene mucho mas.

El planteamiento es arcade, así que nada de nada de pases o tiros precisos, todo se mueve en una danza caótica de luz, explosiones y saltos imposibles. La curva de dificultad es bastante dura, las primeras partidas tienes la sensación de no estar controlando absolutamente nada. Una vez que aceptas que las descontroladas físicas de los coches y la pelota, le pillas el truco y pueden darse unas partidas muy divertidas. Aunque ese caos que hemos mencionado antes también es la causa de goles en propia meta sin querer, de una montaña rusa de emociones que pasas desde la frustración más alta hasta la euforia de haber marcado un gol imposible.

rocket-league

La experiencia de juego dinámica e inmediata, son partidas de 5 minutos, siendo el tiempo de espera mínimo a la hora de buscarte un hueco en las partidas. También he notado que el matchmaking es bastante injusto, mezcla a jugadores novatos con otros muy experimentados. Vale que durante la partida te dan puntos por casi todo, desde destruir a otro coche con el turbo, hasta marcar gol, despejar un balón en tu propia portería, etc. Con estos puntos subes de nivel y desbloqueas aspectos y extras, pero aunque subir de nivel sea accesible y satisfactorio, cuando estas en nivel rookie, y tus primeras partidas son con gente del nivel profesional, puede ser muy frustrante. Igual es que jugué a unas horas un poco raras y había pocas partidas donde meterme, pero hasta que eché una docena de partidas y entendí bien como iba el tema, fue bastante desalentador.

Rocket League también tiene modos de juego offline, pero donde verdaderamente brilla es en el online. Se pueden organizar torneos, partidas uno contra uno, dos contra dos, etc. También hay un modo de juego que en vez de fútbol, es basket, en el que el objetivo es meter la pelota en el aro en vez de una portería (es condenadamente más difícil que el fútbol). Todos estos modos aportan variedad, pero, ¿necesaria? El núcleo del juego sigue siendo el mismo, y si bien son de agradecer tampoco se echan en falta.

Rocket League Basket

Colorida competición

Rocket League tiene un apartado visual de lo más colorido sin llegar a ser “infantil”. Los coches cuando están en modo turbo dejan estelas de colores, hay muchas luces, y explosiones. Incluso cuando se marca un gol sale una onda expansiva que lanza por los aires a todos los coches. Como bien os podéis imaginar es todo muy exagerado, pero para bien, consigue darle ese toque arcade tan divertido.

Una de las cosas más importantes a destacar dentro del apartado visual de Rocket League es que siempre sabes que esta pasando en pantalla. Pese al o frenético que puede ser el juego, con un solo botón puedes enfocar la cámara donde está la pelota, es muy fácil identificar a los compañeros de los contrarios, y también dónde es la portería o canasta en la que hay que marcar. Otra gran virtud es que le pasa un poco como a Overwatch, y es que es un juego tremendamente atractivo de ver, de ahí que haya triunfado tanto entre los youtubers. También cuenta con un estupendo modo cine y resulta muy sencillo guardar las repeticiones, cosa que también nos hace pensar que ha sido precisamente pensado para youtube.

Rocket-League-DeLorean

También hay que destacar en Rocket League es la posibilidad de “tunear” nuestro coche con los muchos chásis, adornos, “sombreros”, carrocerías, banderas, etc. Muchos se pueden desbloquear a medida que avanzamos en el juego mientras que otros se pueden conseguir mediante micropagos por DLCs. Uno bastante chulo y que hemos visto varias veces es el mítico DeLorean de Regreso al Futuro, por ejemplo.

Rocket League llega completamente localizado a nuestro idioma. Como os imaginaréis no trae voces pero tampoco es que sean necesarias, pero tiene un completo sistema de comunicación con el resto de jugadores basado en la cruceta. Se pueden mandar mensajes como “buen tiro”, “tuya”, “wow”, etc.

Share Button
The following two tabs change content below.
Un blogger cinéfilo y seriéfilo, lector y jugón voraz, a veces rolero y siempre friki. Nunca me canso de hablar de cines, series, videojuegos o cómics. Siempre intentando estar al día de las últimas novedades.
Análisis PS4: Rocket League Chugo

Una propuesta inmediata y divertida, con una curva de dificultad demasiado acusada. El matchmaking no es demasiado justo con los jugadores novatos. Entretenimiento perfecto para jugar con un grupo de amigos. Muy recomendable.

3.5

Divertido


Voto del público: 0 (0 votos)

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑