Analisis

Publicado el 22 febrero, 2016 | por Chugo

0

Análisis PS4: Pixel Piracy

No puedo evitarlo, las historias de piratas, tesoros escondidos en islas remotas y sangrientos abordajes me encantan. Pixel Piracy, el juego que tras su exitoso paso por PC, distribuye 505 Games en consolas de nueva generación, tiene todo eso, o al menos con una simpática estética pixelada y un divertido sentido del humor.

Pixel Piracy, exploración y RPG

Pixel Piracy es un juego bastante difícil de catalogar, por un lado tiene componentes claramente RPG, y la exploración es fundamental. En el juego estamos en la piel de un capitán pirata, que tiene que contratar a una tripulación, construir su buque, y cuyo objetivo es acabar con los cuatro piratas más temerarios que surcan los mares.

Pixel Piracy es un roguelike, sus islas y encuentros con otros barcos, así como los enemigos, se van generando aleatoriamente en cada partida. Así que cada vez que empezamos una partida diferente, nos encontraremos frente a un mapa y enemigos completamente distintos. El juego como bien podéis apreciar en las capturas es en 2D con scroll lateral. A medida que avanzamos con el stick izquierdo por las islas o barcos tendremos que acabar con los enemigos, eso sí, solo dando a un botón (la X), sin combos ni complicaciones añadidas. Eso en lo referente a nuestro capitán pirata, mientras que la tripulación la controlaremos con el otro stick y el R2. El sistema se nota que nativamente estaba pensado para PC, y resiente un poco la jugabilidad a la hora de trasladarlo al controlador de PS4, pero después de la primera toma de contacto, la cosa mejora.

Pixel Piracy_20160216234834

En las islas encontraremos animales, piratas e indígenas que nos atacan para proteger sus pertenencias. Suele haber cajas de suministros, cofres del tesoro o árboles y arbustos con frutas y alimentos para la tripulación. En los barcos piratas enemigos tenemos la misma mecánica, después de haberlo abordado tenemos la opcion de quedarnos con el barco, o por el contrario destruirlo. Con la segunda opción nos apropiaremos de todos los bloques con los que se ha construido el buque, así como todos los objetos y oro que tenga en sus cubiertas. Por supuesto a medida que los piratas contratados mejoran sus habilidades, podrán disparar los cañones, pescar, y un montón de acciones más que harán de forma autónoma.

Gestionando a los rufianes y lobos de mar

 El componente RPG de Pixel Piracy viene en gran medida gracias a la gestión de la tripulación. Cada miembro de la tripulación que contratas tiene unos rasgos de base que les hace ser más rápidos, más lentos, tener ciertas habilidades, etc. A medida que hacen sus viajes en el barco o combaten, consiguen más puntos de experiencia, que les permite subir de nivel, y mejorar sus características. También se les puede enseñar habilidades como manejar cañones, la limpieza del barco o la cocina, después de comprarlas en la isla principal. La tripulación también tiene diferentes estados de ánimo, dependiendo de si tienen hambre, si se les paga, o del tiempo que pasan en alta mar sin pasar por la taberna (no hay que olvidar que son pendencieros piratas).

Pixel Piracy_20160216233753

El barco podemos construirle a placer mediante cubos de construcción, se les puede poner paredes, ventanas, poner los mástiles, velas, cañones, etc. Los objetos no hay que construirlos, si no que o bien se compran en las tiendas, o se consiguen saqueando otros barcos. El barco solo se puede equipar y editar en las islas “neutrales” con tabernas y tiendas. El equipo que puede llevar va desde comida para las largas travesías, hasta cartas para mejorar la moral de la tripulación o decoración.

Oleaje pixelado

 La estética de Pixel Piracy es como la de otros muchos indies, totalmente pixelada, al estilo de 8 bits de hace unos cuantos años. El resultado es bastante simpático y colorido, con una música en la misma línea. Parecido pasa con las animaciones, son sencillas, en definitiva no estamos ante un juego que destaque por un gran despliegue de medios, si no por unas mecánicas divertidas con una puesta en escena simpática.

El juego ha sido totalmente traducido en esta versión al castellano, con unos simpáticos diálogos entre los piratas a la hora de atacar o llevar a cabo las acciones. También incluye todo un lavado de cara con nuevos mapas, menús mucho más atractivos, etc… Le ha venido bastante bien el port a las consolas de nueva generación.

Pixel Piracy_20160217004103

Share Button
The following two tabs change content below.
Un blogger cinéfilo y seriéfilo, lector y jugón voraz, a veces rolero y siempre friki. Nunca me canso de hablar de cines, series, videojuegos o cómics. Siempre intentando estar al día de las últimas novedades.
Análisis PS4: Pixel Piracy Chugo

Pixel Piracy es un pequeño juego divertido, que lo mismo sirve para jugar media hora, que 3 horas. A todo esto le ayuda un apartado técnico que resulta de lo más simpático. Desde luego en Psicocine no dudamos en recomendarlo.

3.5

Muy divertido


Voto del público: 0 (0 votos)

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑