Analisis no image

Publicado el 10 diciembre, 2012 | por Sandor

0

Análisis PS3 y PS Vita: ‘PlayStation All Stars Battle Royale’

Quizá hayáis oído hablar de este juego como “esa copia de Sony”. Quizá haya sido en mejores términos, como “un juego lleno de nostalgia y originalidad”. Una cosa está clara, PlayStation All Stars Battle Royale es un título que no ha dejado indiferente a ningún fan del mundillo de los videojuegos. Pero, dejando estas polémicas de lado, realmente, ¿es un buen juego? Nosotros te lo contamos. El análisis del juego corresponde tanto a la versión de PS3 como a la PS Vita ya que salvo funcionalidades especificas de la portátil de Sony el juego es el mismo.

Jugabilidad: Algo más allá que Super Smash Bros.

Hay que ser sinceros. Desde su presentación a finales de 2011, los fans se han referido a PlayStation All Stars Battle Royale como “el Super Smash Bros de Sony“. Y en un primer vistazo, no nos sonaría raro. Estamos hablando de un juego de lucha que pone en el mismo escenario a personajes de todo tipo de juegos como BioShock, Uncharted o la saga Metal Gear. El objetivo del juego será machacar a los demás hasta conseguir lo necesario para acabar con ellos y anotarse un punto. Para ello, se podrán utilizar objetos que aparecerán de manera aleatoria por el escenario, y el “plataformeo” tiene una mayor importancia de la que cabe esperar en un juego de lucha.

Entonces… ¿Qué es lo que tiene este partido de All Stars para diferenciarse de la fórmula de Nintendo? Basta con jugar una partida para darse cuenta, y es que su sistema jugable se basa en pilares totalmente diferentes. Mientras que en Smash Bros intentaremos destrozar lo más rápido posible a nuestros contrincantes, para después lanzarlos fuera de la pantalla, en PlayStation All Star Battle Royale nuestro objetivo será acumular energía con la que poder lanzar nuestro ataque especial, siendo esta la única manera de acabar con los contrincantes y anotarnos puntos. Esta sutil diferencia, pese a su sencillez a la hora de ser explicada, supone todo un mundo a la hora de jugar. Mientras que en Super Smash Bros se valora la habilidad para volver a la pantalla en el caso de que salgamos volando, y resulta prácticamente imposible acabar un combate sin sufrir una baja, en PlayStation All Star Battle Royale nos bastará con esquivar los ataques especiales, con todo lo que esto conlleva. No tendremos que estar pendientes de nuestra vida, sino de si nuestros contrincantes son capaces de usar sus especiales, y por lo tanto, cual es la mejor estrategia a seguir en ese momento.

El plantel de personajes es sencillamente excepcional. Nathan Drake, de Uncharted, Big Daddy, de BioShock, Kratos, de God of War, o Parappa the Rapper son tan solo algunas de las leyendas que forman parte del título. Esta variedad, si bien no resulta todo lo “extensa” que nos gustaría, resulta lo suficientemente original e interesante como para hacer que cada partida en cada uno de sus diferentes modos sea entretenida.

Con respecto a la cantidad de modos, a priori, parecen los mínimos indispensables para este tipo de títulos. En primer lugar contaremos con el modo arcade, en el que tendremos que jugar algunos combates, cada vez más complicados, hasta llegar a nuestro “adversario” (específico de cada personaje, incluyendo una pequeña película introductoria y todo) y después, enfrentarnos al jefe final. La única pega real del modo historia es que resulta bastante sencillo… incluso en los niveles más complicados. Si bien esto no es malo a priori (¿Quién querría jugar una y otra vez a un modo de juego en el que sabe que va a morir haga lo que haga?), es comprensible que los jugadores más competitivos dejen rápido de lado el modo, y busquen un desafío más a la altura.

Sin duda, este desafío lo encontrarán en el modo “Versus”. En concreto, con la versión de PlayStation Vita, este modo Versus se limita a dos opciones: Modo ad-hoc, en el que podremos jugar contra consolas que estén dentro del rango de acción de la conexión inalámbrica de nuestra consola, y el modo Wi-Fi, en el que podremos jugar por nuestra cuenta con o contra amigos, o contra cualquier contrincante del mundo si tenemos conexión a internet. No obstante, en este modo nos encontraremos otra de las “peculiaridades” de este título, para nada obvia desde un principio. Resulta que si queremos jugar una partida en modo Versus, pero por nuestra cuenta contra la IA, tendremos que iniciar una partida en modo Wi-Fi y llenarla de bots… Un paso para nada obvio, y que bien se podría haber solucionado con una opción propia dentro del menú llamada “offline”, o algo del estilo. ¿Es que acaso el juego se ideó sin pensar que podríamos querer jugar contra la maquina, sin embarcarnos en la complejidad del modo arcade?

No obstante, cabe destacar una de las grandes ventajas del modo versus, ya sea online como offline, y es que el título cuenta con la funcionalidad CrossPlay, es decir, podremos jugar contra jugadores de PS Vita y jugadores de PS3, asegurándonos que sea cual sea la versión que adquiramos del juego, siempre encontraremos a alguien con quien jugar, y sin apenas lag. El juego también cuenta con más modos, pensados sobre todo para los jugadores que quieran llevar más allá su afición por el juego y quieran tomárselo en serio. Por un lado, tendremos un modo entrenamiento en el que poner a prueba cada una de las características del juego, incluso las de los stages, y un modo “pruebas de habilidad” en el que nos explicarán los mejores combos de cada personaje. Una vez estemos preparados, podremos probar a jugar online en partidas clasificatorias, o incluso participar en el modo torneo de temporada contra los mejores jugadores de todo el mundo.

En definitiva, podríamos decir que PlayStation All Star Battle Royale es un título muy sólido, si bien no está carente de pequeñas faltas, como la falta de intuitividad de algunos menús, o la pega que más fans encuentran en el juego: “¿Si es un título con las leyendas de PlayStation, donde están auténticas leyendas como Cloud Strife, Crash Bandicoot, Tombi, el Dante antiguo o Solid Snake?”. Suponemos que nos tendremos que consolar pensando que nunca llueve a gusto de todos… o pensar que siempre nos quedará el DLC.

Apartado técnico: Virtualmente idéntico.

Uno de los mayores temores de los fans con respecto a los juegos con las funcionalidades CrossBuy (Compra una vez el juego, juégalo tanto en PS3 como en PS Vita) o CrossSave (Empieza tu partida en Vita, continúala en PS3, o viceversa) era la diferencia técnica entre ambas consolas. A priori, cabría esperar que la potencia de una PS3 no pudiera ser igualada por una consola portátil. Sin embargo, hace poco nos maravillamos con la diferencia, o mejor dicho, falta de diferencia entre el LittleBigPlanet que podemos disfrutar en la bestia negra de Sony, y su versión para Vita. En esta ocasión, podemos atestiguar que PlayStation All Star Battle Royale funciona exactamente igual de bien en PS3 como en su “hermana” pequeña.

Las diferencias entre ambas versiones son obvias: En primer lugar, nuestra PS3 puede estar conectada a una televisión de más de 42 pulgadas, dando lugar una imagen sin parangón, mientras que PS Vita se tiene que conformar con su pantalla de 5 pulgadas. Esto provoca algunos cambios obvios: La interfaz del juego es más minimalista, siendo tan solo la estrictamente necesaria en los combates para permitir dejar la mayor parte del espacio a la acción en pantalla sin que nunca nos llegue a molestar. También parece que la versión de PS Vita tiende más a centrar la cámara en el jugador que la versión de PS3, que apuesta por mostrar una escena más general.

Dejando esto de lado, la versión del juego es simplemente increíble. Parece mentira que tengamos la opción de jugar en una pantalla portátil a exactamente el mismo juego que tenemos disponible para una consola de sobremesa, y creo que esto potencia en gran medida la funcionalidad CrossPlay. Uno de los grandes problemas de PSP era el que, en resumen, los títulos que salieron para ella no eran más que ports de PS2, o juegos que posteriormente serían portados a PS2. De esta manera, la PS Vita se convierte en nuestra mejor compañera si somos fans de la consola de Sony: Nos compraremos el juego que queremos, jugando en el pantallón de nuestro salón, y si nos apetece seguir jugando en el baño, en la cama, esperando al autobús, o en un rato entre clase y clase, ¡también podremos, sin que estemos sacrificando absolutamente nada del juego que tenemos en la consola de sobremesa! Sin duda, un gran acierto.

Conclusiones:

PlayStation All Star Battle Royale, como ya he dicho anteriormente, no es el “Super Smash Bros” de Sony, tanto para lo bueno, como para lo malo. Tendremos el mismo tipo de combates multitudinarios, tendremos el mismo frenesí de poder jugar cuatro personas al mismo tiempo y sentiremos el mismo subidón de adrenalina cuando consigamos “clavarle” ese movimiento especial a nuestro contrincante, o consigamos escapar del suyo. Pero al mismo tiempo, el juego no cuenta con la sencillez que predomina en el juego de Nintendo, y la selección de luchadores se puede antojar algo extraña y corta para algunos. No obstante, es un primer paso de calidad incuestionable que es capaz de hacer lo que muchos juegos pretenden y nunca consiguen… entretener.

En realidad podemos sacar bastante pegas al juego, sobre todo si lo comparamos con su rival más directo, Super Smash Bros. Podemos hablar, por ejemplo, de una cierta escasez de modos de juego. De determinadas cuestiones de diseño a las que cuesta acostumbrarse. Pero todos estos problemillas pueden dejarse de lado si tenemos en cuenta que estamos comparando un juego radicalmente nuevo, creado por un estudio relativamente novato, con un juego que lleva refinándose desde hace más de 13 años. Seguro que habrá más PlayStation All Star Battle Royale tras este, y seguramente sean mejores e incluso innoven en cuestiones de las que aun no somos conscientes en estos momentos. Pero hoy por hoy, es el party game que necesitaban las consolas de Sony, sin dejar de lado ese aspecto competitivo que debería tener todo juego de lucha.

9/10

Share Button
The following two tabs change content below.

Etiquetas: , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑