Analisis no image

Publicado el 15 julio, 2011 | por Sandor

2

Análisis PS3: ‘Transformers: Dark of the Moon’

Como viene siendo habitual, no hay taquillazo que se precie que no traiga bajo el brazo una adaptación en forma de videojuego. En este caso, hablaré de la adaptación al mundo de las consolas de la última película de Michael Bay, Transformers: Dark Side of the Moon.

Historia y jugabilidad: Robots pegándose tiros, y poco más que contar.

La adaptación en videojuego de Transformers: Dark of the Moon se sale de lo habitual ofreciendo al jugador una linea narrativa totalmente nueva y ambientada antes de los sucesos que aparecen en la película. La humanidad pasa por uno de sus peores momentos al ser una víctima colateral del conflicto entre Decepticons y Autobots, siendo estos últimos los grandes defensores del ser humano. El videojuego comenzará con una de las patrullas rutinarias del icónico Bumblebee, un paseo que se echará a perder cuando detectemos la presencia de Decepticons en el area, y lo que es peor… ¡Sus transmisores, los cuales hemos de destruir aunque no sepamos ni siquiera para que sirven!

Quizás creáis que bromeo, pero en realidad, la historia del juego sufre de esta gran y pesada carga: No se llega a explicar en casi ningún momento. Los objetivos se irán sucediendo uno tras otro en nuestra pantalla sin que sepamos muy bien ni que hacemos ahí, ni por que estamos ahí, y siquiera que se supone que estamos haciendo más allá de destrozar robots enemigos. El hecho de que el juego vaya pasando de un bando a otro sin orden ni concierto incluso elimina esa sensación de estar jugando “por hacer el bien”. En definitiva, a nivel argumental, Transformers: Dark of the Moon no intenta ni siquiera darnos una excusa para que nos pongamos a disparar a nuestros enemigos como locos. No es que sea necesario que cada juego tenga la profundidad argumental de Bioshock o Metal Gear Solid, pero la práctica ausencia de la misma es un detalle que a día de hoy, es demasiado pobre.

Jugablemente, Transformers: Dark of the Moon mantiene y modifica ligeramente el esquema de juego de acción en tercera persona establecido por Transformers: La Guerra por Cybertron. A lo largo de las 7 misiones de las que consta el juego, iremos manejando a los correspondientes Transformers de uno y otro bando, cada uno con sus propias habilidades, siendo una de ellas característica y recargable en el tiempo (Como invisibilidad o armas más potentes) y la otra se recargará conforme causemos más bajas en el campo de batalla. También tendremos la opción de convertirnos en vehículo, para poder salir pitando de donde estemos, o resistir los daños y atacar mucho más y mejor.

No obstante, el juego no termina de ofrecer una experiencia que valga la pena disfrutar. Como juego de acción en tercera persona es lento, tosco y poco variado, tanto en enemigos (Nos hartaremos de ver el mismo enemigo una y otra vez hasta el final del juego) como en niveles y situaciones. Y por otro lado, a la hora de convertirnos en vehículo, la cosa no mejora demasiado. Su control es tan difícil de manejar como extraño. En el fondo, no importará como conduzcamos o nos movamos por el juego, porque lo más probable es que acabemos llegando a nuestro destino de todos modos, pero resulta realmente molesto el ir dándose golpes de una pared a otra del nivel por la dureza del control del vehículo y curiosa implementación de las físicas del terreno.

El juego dispone también de un modo multijugador que cumple con todos los estandares de lo que se pide hoy en día: Modo deathmatch, deathmatch por equipos, un modo de conquista de puntos algo más táctico que los demás, varias clases disponibles, un sistema de experiencia y desbloqueo de habilidades para mejorar nuestro rendimiento… Pero la poca variedad de escenarios y la presencia de exactamente los mismos fallos que en la porción de un jugador provocará que nos cansemos demasiado rápido de él. También es digna de mención la inexplicable ausencia de los modos de juego cooperativos tan apreciados en Transformers: La Guerra por Cybertron.

Gráficos

Gráficamente, Transformers: Dark of the Moon es bastante humilde. Aunque los modelos de los llevan los Transformers protagonistas y jefes de cada nivel están bastante detallados y son más que reconocibles, no se puede decir lo mismo del resto de componentes del título. Niveles detallados, pero a bastante baja resolución, colores oscuros sin variar mucho más alla de los marrones y grises tan típicos de esta generación, y una inexplicable sensación de estar jugando en los niveles de un título de la generación pasada, si no fuera por la supuesta alta definición.

En definitiva, Transformers: Dark of the Moon apuesta por un estilo artístico grotesco y brutal, intentando sorprendernos con escenas de auténtica destrucción. Pero este nivel gráfico era sorprendente hace unos años, ya no tanto. Quizá un poco más de tiempo de desarrollo hubiera evitado, al menos, que determinadas partes de los niveles lucieran tan toscas.

Conclusiones

Lamentablemente para todos los fans de Transformers, esta nueva entrega de la saga no parece seguir el camino de excelencia marcado por Transformers: La Guerra por Cybertron, siendo otro de esos juegos creados dejando de lado la calidad con tal de estar en las estanterías de todas las tiendas coincidiendo con el estreno en cines de la película en cuestión.

Un modo para un jugador realmente corto, pudiendo acabarlo en apenas dos tardes ligeritas de juego, una historia inexistente y un poco caótica, y un modo multijugador breve y poco atractivo hacen que este juego sea tan solo recomendable para los más acérrimos fans de los Transformers de Michael Bay. Los demás seguramente se conformen con un alquiler rápido, o ni siquiera eso.Por eso, en Psicocine consideramos que merece una nota de…

6/10

Share Button
The following two tabs change content below.

Etiquetas: , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑