Analisis no image

Publicado el 1 septiembre, 2012 | por Chugo

0

Análisis PS3: ‘Sleeping Dogs’

Pocos juegos han tenido un desarrollo tan peculiar como ‘Sleeping Dogs‘. En un principio bajo el nombre de ‘True Crime: Hong Kong‘ parecía una de las grandes apuestas de Activision en el mundo de los sandbox, pero inexplicablemente cuando su desarrollo estaba muy avanzado abandonaron el proyecto dejándolo huérfano. Pero United Front Games no iba a dar por perdido el juego, y apareció Square Enix en escena, y viendo el potencial del título decidió apostar por él, así que dejando la saga True Crime, pasó a llamarse ‘Sleeping Dogs‘ y tomó un nuevo rumbo. Veremos si la apuesta de Square Enix ha merecido o no la pena en nuestro análisis.

Historia. De vuelta en Hong Kong, hogar dulce hogar

El protagonista de ‘Sleeping Dogs‘ es Wei Shen un policía encubierto que tiene como misión infiltrarse en una de las más peligrosas triadas de todo Hong Kong y Asia, los Sun On Yee. El agente Shen es el candidato perfecto para el trabajo, antes de emigrar a los EEUU se había  criado con la mayoría de los actuales mafiosos de Hong Kong, además, su experiencia como infiltrado en las mafias orientales de Estados Unidos era inestimable. Pero parece que nada le había preparado para esta misión, no hay adiestramiento ni experiencia suficiente para las triadas de las calles de Hong Kong.

Empezamos tomando partido por uno de los mafiosos más pequeños, Winston, que tiene una disputa de territorio con un rival, Dogeyes. Poco a poco la historia se va complicando y vamos ascendiendo en la jerarquía de los Sun On Yee, a la vez la línea entre policía y mafioso se hace más difusa, y las lealtades ya no están tan claras. Hay que destacar el tono adulto y cinematográfico de la trama, con una capacidad de meternos dentro de las aventuras y desventuras del protagonista como pocas veces hemos podido ver en un videojuego. Aunque Wei Shen no es un personaje que se vaya a convertir en una leyenda en el mundo de los videojuegos, el intento por hacerle tridimensional y empatizar con él, si que consigue que lleve bastante bien todo el peso de la trama.

Como bien decimos la narrativa de ‘Sleeping Dogs‘ en muchos puntos está más cercana al cine, imitando el estilo que estrenó hace unos añitos GTA. La principal diferencia con otros sandbox que se adentran en el mundo del crimen es el toque exótico y diferente que le dan las calles de Hong Kong. En cuanto a su duración está fuera de toda duda, aún sin contar con un modo multijugador tendremos horas de sobra. Y si nos decantamos por hacer la infinidad de misiones secundarias y demás entretenimientos como perder el tiempo comprando ropa, buscando objetos y un largo etc… pues la diversión y duración se multiplican.

Jugabilidad. Los puños gobiernan la calle

La principal premisa de ‘Sleeping Dogs‘ no es ninguna novedad, un mundo abierto, toda una ciudad para hacer lo que queramos. Desde cantar en karaokes, comprar ropa y complementos, ir a “masajes”, participar en carreras ilegales y un largo etc. ‘Sleeping Dogs‘ basa su jugabilidad en tres aspectos: el combate cuerpo a cuerpo, los tiroteos, y la conducción. Cada uno de estos elementos está puesto en su justa medida, quizás es un poco más importante los combates cuerpo a cuerpo respecto a las fases de conducción y los tiroteos, pero es Hong Kong y las artes marciales son imprescindibles.

Para los combates cuerpo a cuerpo contamos con un sistema bastante parecido al que ya hemos visto en los juegos de Batman de Rocksteady, con algunos añadidos que funcionan bastante bien. Tenemos un botón para golpear, otro para contraatacar, uno para agarrar a nuestro objetivo y el último por supuesto para correr. A lo largo del juego, un maestro en artes marciales nos enseña nuevos movimientos a cambio de recuperar sus estatuas de jade, los cuales se llevan a cabo combinando estos botones, consiguiendo una variedad en los combates bastante interesante. Otra de sus peculiaridades muy interesantes, y muy divertidas, es utilizar el entorno a la hora de estos combates cuerpo a cuerpo. No solo hablamos de coger cuchillos o armas contundentes para acabar con nuestros enemigos con aspiraciones a Bruce Lee, si no de algo mejor: agarrar un enemigo y romperle la cabeza con la puerta de un coche, meterle en una picadora de hielo, estamparle la cabeza contra un ventilador industrial, aplastarle con el motor de un coche… Como bien veis toda esa ultra-violencia que tanto nos gustan en Psicocine.

La primera vez que empuñamos un arma nos lo dejan muy claro, Hong Kong no es los EEUU, las armas de fuego no son nada comunes, así que olvidaros de ir con una pistola o arma automática constantemente. La mayoría de armas las conseguiremos durante un combate, así que siempre es muy importante hacerse lo primero con un arma, para estar en igualdad de oportunidades. Los tiroteos son bastante fluidos y divertidos, acompañados de un sistema de coberturas que en lineas generales es bastante eficaz. Uno de sus mayores aciertos es el tiempo bala, el cual sale cuando saltamos a través de una cobertura y apuntamos con el arma, todo se ralentiza, haciendo que sea bastante fácil y espectacular dar buena cuenta de nuestros enemigos.

La conducción en ‘Sleeping Dogs‘ es mejorable, cuesta bastante hacerse con el control de los coches, y cuando está lloviendo, muchas veces es ingobernable el vehículo. No se puede esperar mucho realismo, los coches aguantan mucho daño, y las motos son sorprendentemente robustas, pero todo esto es en aras de una mejor jugabilidad y para mayor diversión, cosa que agradecemos. Como bien decíamos antes podemos competir en carreras ilegales, pero lo mejor viene en las persecuciones de las misiones principales de la trama, que podremos saltar desde nuestro vehículo en marcha al que perseguimos, digno de los especialistas de Hollywood.

El juego cuenta con dos clases de misiones principales, una las que haremos como policía, que nos ayudan a ganar experiencia en el campo de la “ley” y nos permiten desbloquear nuevas habilidades. Esta experiencia es importante y difícil de conseguir, ya que cada golpe conduciendo, o daños colaterales, esta experiencia baja. Por otro lado las misiones de la trama principal son bien las que hacemos como policia encubierto con nuestra tapadera, o las que hacemos para la propia tríada. Estas nos dan puntos de experiencia de la triada, que sobretodo se traducen en habilidades y bonificadores para los combates cuerpo a cuerpo. Por otro lado tenemos infinidad de misiones secundarias que hacer para la gente de la ciudad, y otras muchas que hacer como policía, que nos aportan dinero y puntos de experiencia.

Apartado Técnico. Un mundo de contrastes.

Otro de los protagonistas, es sin lugar a dudas la propia recreación de Hong Kong, una ciudad viva y llena de gente. Desde los barrios bajos, plagados de carteles luminosos, calles llenas de peatones y matones y peligros en cada esquina, hasta la Hong Kong más occidental, con rascacielos, centros comerciales y sus caros coches en las calles, todos estos contrastes podemos encontrar en la ciudad. El trabajo artístico es sencillamente genial, recreando una ciudad en la que puedes perderte y siempre descubrir algo nuevo, así como el tamaño del mapa, es considerablemente grande. Aparte de las diferentes zonas, tenemos una ciudad completamente distinta dependiendo de si es de noche o de día, ya que el ambiente cambia radicalmente. El entramado de la ciudad en muchas ocasiones tortuoso, habiendo algunos elementos del escenario tremendamente molestos a la hora de conducir o andar por la calle, pero suponemos que se basa en que moverse por esa ciudad en la realidad tampoco debe de ser fácil.

El diseño y modelado de los personajes es bastante compacto, los transeúntes y enemigos varios cuentan con un nivel de detalle bastante elevado, y una variedad considerable (algo que se agradece, eso de que no parezca que te has cruzado con el mismo tipo 7 veces). Por supuesto los personajes relevantes en la trama tienen un diseño y animaciones mucho más elaborados, sobretodo nuestro protagonista Wei Shen. Pero el espectáculo llega en los combates, con unas animaciones de Wei excelentes, que casi parece que estas metido en una película de artes marciales.

Sleeping Dogs‘ llega a nuestro país en su versión original con textos traducidos al castellano. Hay alguno al que esto le puede echar para atrás, pero es comprensible, ya que hay toda una mezcla de acentos e idiomas que solo puede darse en esta singular ciudad, antigua colonia británica. Por lo general todos los personajes hablan en inglés, pero muy fuertemente mezclado con el chino. Así que es hasta de agradecer que no lleguen las voces en castellano, además de por el trabajo de los actores de doblaje, que es muy bueno.

Conclusión

Con ‘Sleeping Dogs‘ tenemos un juego en lo que a su argumento se refiere distinto y fresco, adentrándonos en un mundo tan hermético y desconocido como las tríadas orientales. En su vertiente jugable, un juego muy robusto, que ofrece entretenimiento y es el idóneo conductor para una trama apasionante. Si a eso le añades un apartado técnico compacto, que cumple sobradamente con las espectativas ofreciendo una ciudad tan vibrante como Hong Kong. Así que creemos que Square Enix hizo la apuesta acertada, tenemos un juego que claramente tiene una nota de:

9.0/10

Share Button
The following two tabs change content below.
Un blogger cinéfilo y seriéfilo, lector y jugón voraz, a veces rolero y siempre friki. Nunca me canso de hablar de cines, series, videojuegos o cómics. Siempre intentando estar al día de las últimas novedades.

Etiquetas: , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑