Analisis no image

Publicado el 10 noviembre, 2012 | por Vicky

0

Análisis Ps3: ‘RockSmith’

Con Guitar Hero me tiraba horas y horas machacando esos botones de colores, llegué a ser una maquina en muchas de sus canciones, fardando en nivel experto, pero realmente no tengo ni idea de tocar una guitarra real. Siempre ha sido mi espinita clavada y dar clases no lo contemplaba, ya que además de lentas, te suponen un desembolso al mes, por no hablar de que te tiene que tocar un buen profesor. Así que cuando Ubisoft presentó Rocksmith, que frente a sus competidores donde la guitarra era un juguete permite el uso de una guitarra eléctrica o un bajo, le pedí la guitarra a un amiguete, la conecté a mi Playstation 3 mediante el Jack de ¼ que trae el juego y me aventuré. ¿Quieres saber si aprendí a tocar algo? ¿Funciona Rocksmith para los noobs o tienes que tener una base? Te cuento todo en el análisis.

Practica hasta que te sangren los dedos.

El juego incluye un Jack de ¼ con el que por un lado conectaremos la guitarra y por el otro la Playstation 3 mediante un adaptador USB, como curiosidad comentaros que en otros países han salido a la venta ediciones que incluían una guitarra eléctrica, concretamente una Les Paul jr, pero estas ediciones no han llegado a España.

Otra de las cosas que incluye el juego, son unas pegatinas, pero esta vez no son de calaveras ni estrellitas como en Guitar Hero, sino que nos sirven para señalar los trastes y así guiarnos a la hora de tocar. Eso para los noobs como yo ayuda bastante y para los que ya sabéis tocar una guitarra, tenéis la opción de tocar tan solo viendo los acordes que van apareciendo en la pantalla.

Nada mas comenzar el juego nos encontraremos una interfaz muy rockera e intuitiva, se respira Rock por los cuatro costados.

Una vez dentro del juego, veremos como el título nos pide una breve configuración  saber si somos zurdos o diestros, si nos decantamos por la guitarra o el bajo, probar el sonido de la guitarra… Después de esto procederemos a afinar el instrumento, antes no tenía ni idea de como hacerlo y ahora he aprendido, solo por despertar mi oido musical, RockSmith se lleva los primeros puntos. Eso si, no os penséis que es la panacea , se trata de un instrumento real y al principio estaremos bastante perdidos. Después de esto deberemos sincronizar el audio con el vídeo, tocando las notas que nos indiquen.

Lo bueno de Rocksmith es que se ajusta a tu nivel ya que si no tienes mucha idea fallarás una y otra vez, tendremos que quitar el óxido de nuestras muñecas, saber coger la púa…. Puede frustrarte, a mi me pasó Pero un amiguete me dijo “practica, practica hasta que te sangren los dedos” y poco a poco los fallos fueron a menos y al final, es toda una satisfacción el saber que estás tocando una guitarra real. Además, Rocksmith te evalúa y si te ve muy verde bajará el listón.

Eso tiene sus pros y sus contras, lo primero es que no te deja escoger la canción que quieres tocar y lo segundo es que tampoco podemos escoger la dificultad, sino que Rocksmith la escoge por nosotros, suponemos que será porque es una mejor manera de hacer el seguimiento al jugador.

Un Setlist clásico y actual

El juego cuenta con varios modos de juego, por un lado tenemos el que podría ser el Modo Carrera donde iremos tocando canciones y desbloqueando otras mientras jugamos, hasta que llega el momento de realizar ese concierto virtual ante el gran público. También, como ocurría con Guitar Hero tendremos una sección de Tutorial, donde nos enseñarán lo que son los hammer-ons y pull-offs, los slides, los bends… Pero esta vez con una guitarra real.

El Modo Arcade resulta disparatado y muy friki, ya que a través de minijuegos como el Dawn of the Chordead (haciendo referencia a la película Shawn of the Dead) tendremos que disparar a Zombis si acertamos la nota a tocar, de esta manera aprenderemos de una manera divertida mientras jugamos. O incluso homenajea al clásico Space Invaders. Escenarios, canciones, bises… Rocksmith esconde un montón de contenido desbloqueable, de hecho una de las cosas que mas choca es que tengas que “aprobar” para conseguir estos extras, que nos resultarán bastante difíciles de obtener si estamos muy verdes.

Otro de los apartados es Desafíos de Tecnica, mediante tutoriales y como si de un profesor se tratase el juego detecta en que fallamos y hace por que mejoremos.

También contaremos con un Modo Libre donde podremos dar rienda suelta al artista que llevamos dentro y rejugar los temas sin limite de tiempo.

La lista de canciones es bastante actual aunque esconde algún clásico de los Rolling Stones o David Bowie que combinados con artistas como Muse o SoundGarden se acercan a todos los públicos, eso sí, no se han acordado del público Español, ya que no se incluye ni una sola canción en nuestro idioma. Por supuesto también encontraremos contenido descargable además del tracklist de 50 canciones que esconde el título. El cooperativo queda relegado a dos jugadores y resulta bastante simple, además necesitaremos de otro cable para poder jugar. Se trata de un cooperativo individual.

Este mástil me suena…

El formato a la hora de jugar recuerda a la de sus hermanos pequeños Guitar Hero y Rockband, vemos el mástil, cada cuerda tiene un color y veremos la representación virtual de las notas para ir pulsando el traste marcado.

El apartado gráfico aunque respira Rock tal y como os contamos, quizás resulta demasiado serio y soso después de llevar un rato jugando, puede que estemos acostumbrados al tono desenfadado de Guitar Hero pero en cualquier caso es un apartado a mejorar.

En cuanto al apartado sonoro, a pesar de ser impecable nos damos cuenta de que tiene cierto lag, desde que tocamos la nota hasta que lo escuchamos en nuestra televisión. Cabe destacar que todas las canciones son originales y que tenemos un público con vida propia que tendrá diferentes reacciones según toquemos la canción.

http://youtu.be/C_aksCO3Sh4

Conclusión.

Desde que los juegos musicales murieron de golpe y porrazo, los chicos de Ubisoft han sido los únicos que se han atrevido a innovar en el tema, no os convertiréis en estrellas del Rock de la noche a la mañana, pero la satisfacción de saber que estas tocando un instrumento real no te la quita nadie. Es cierto que tiene  cosas mejorables como la falta de un multijugador online, algo en cierto modo comprensible, porque pretende ser un profesor mas que un juego social. Es un juego que puede hacerte abandonar la toalla si no practicas, pero al final recogerás tus frutos. Además, los chicos de Ubisoft siguen sacando nuevas Tracklist para el juego, por lo que suponemos que tendremos Rocksmith para rato y será el juegazo de estas Navidades. Conclusion, Rocksmith es un juego que ayuda a mejorar a los veteranos y que ayuda a iniciarse a los noobs, el veredicto es que si que funciona, al menos conmigo lo ha hecho.

Por todo esto en Psicocine le damos una nota de…

8.3/10

Share Button
The following two tabs change content below.
Mi vida ha ido ligada al cine, si hubiese nacido dentro de una película seguramente sería una Rebelde que lucha contra el Imperio. Se puede decir que mi afán por coleccionar merchan de Star Wars va más allá.Me siento una afortunada por haber tenido una infancia rodeada de Pokémon y videojuegos que hoy en día llaman "Retro".

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑