Analisis no image

Publicado el 27 octubre, 2012 | por Vicky

0

Análisis PS3: Naughty Bear – Panic in Paradise

Han pasado dos años desde que este osito lleno de cicatrices visitase nuestras consolas, el primer intento de 505 Games quedó en eso… un intento. El juego prometía mucho, se llenó de virales pero cuando salio a la venta, que ademas lo hizo en formato físico, (lo que implica un precio elevado), le cayeron golpes por todos lados, la prensa se comió a Naughty con patatas, tildándolo de juego simplón y asegurando que sería un título mas propicio para la descarga directa entre otras lindezas. Pero muchos, entre los que nos incluimos, cogimos cierto cariño a Naughty, la idea de mutilar ositos de peluche es original y las maneras de hacerlo son elevadas. Los chicos de 505 Games lejos de enfadarse, tomaron nota de las críticas y lo primero que han pensado es rebajar un 66 % el precio. Naughty Bear Panic in Paradise llega en formato digital por 1200 Microsoft Points en Xbox 360 y  €14,99 en  PlayStation Network.  Vamos a ver si ha mejorado en lo demás.

Nadie me quiere…

Desde que comenzamos el juego, nos damos cuenta que estamos ante un título muy friki, que además hace un continuo homenaje a las películas de terror. En la antesala a la pantalla principal que viene acompañada de una banda sonora que bien recuerda a la película Halloween, podemos ver como Naughty empuña una escopeta dándonos elegir entre dos opciones, pulsar Start y metenos en el lío o pulsar cuadrado y empezar a disparar sin piedad al osito. ¿Que pensáis que hemos hecho? (sonrisa malvada).

Una vez en el sencillo menú principal, podremos acceder a los marcadores donde vemos nuestra posición global y como siempre podremos acceder al juego. Y aquí y durante 36 niveles iremos matando ositos de peluche de las maneras mas crueles posibles, da igual donde se escondan, nadie escapa de Naughty. Uno de los factores mas atractivos del juego es que podremos personalizar a Naughty añadiéndole gorros, pelucas, cascos, máscaras, gafas, martillos, espadas, uniformes y un sin fin de accesorios mas, que podréis reconocer de películas como La matanza de Texas o Thor.

En cada nivel tendremos un oso como objetivo, la historia esta vez gira en torno a complejo turístico, todos los ositos se han ido de vacaciones y Naughty no está invitado pero… ¿Quien necesita invitación cuando tienes un arma y mala leche?

No me toques el relleno

El sistema de combate sigue siendo igual al anterior, en cada nivel tendremos una misión principal que será la de acabar con el oso en cuestión de una manera determinada y varias secundarias… Como por ejemplo hacer que  los osos se suiciden, atraparlos o matarlos. El problema, es que tras haber jugado las 5 primeras misiones te das cuenta de que los objetivos no varían, con lo que se da una situación de repetitividad y monotonía.

Lo que si es divertido es la manera de matar a los osos, si los matamos dentro del bosque, podremos ponernos su ropa y desbloquear parte de ella para poder comprarla después con las monedas que vamos recolectando durante el juego, además, tendremos la opción de acabar con ellos directamente mientras utilizamos la opción de sigilo o de asustarlos tanto que se acaben deprimiendo y se suiciden reventando como un globo, opción bastante difícil de lograr por cierto.

Cuanto mas Malotes seamos, mayor será nuestra recompensa ya que mejoraremos nuestras habilidades y aumentaremos nuestra salud y resistencia.

Un pequeño Paraíso

Gráficamente no encontramos mejoras respecto al título anterior, cumple los requisitos de un juego poco exigente en este aspecto. Texturas poco definidas y unos escenarios ricos en detalle, eso si, encontramos una desmejora frente al titulo anterior y es que nos llega doblado al inglés con subtítulos en castellano, mientras que la primera entrega llegaba con esa voz en off que nos narraba lo que iba sucediendo en castellano y le daba cierta vidilla al título. La banda sonora va muy en la linea de la primera entrega, la voz de Malote (así llaman a Naughty en esta entrega) a la hora de asustar sigue siendo la misma. Eso si, los gritos de los ositos asustados, los gimoteos de los peluches llorones y los efectos, salen muy bien parados, dándole ese toque gamberro que pone el sello de fábrica a Naughty Bear Panic in Paradise. La cámara la podemos dirigir a nuestro gusto y nos responde de una manera correcta, además Naughty nos garantiza unas 10 horas de juego entre muerte y mutilación.

Conclusión

El gamberro juego de Behaviour Interactive va dirigido a un tipo de público muy concreto, si eres de los que juega a juegos GOTY, lo flipas con el COD o te vicias al FIFA olvídate de este juego porque no te va a gustar. Pero si estás abierto a un título que se presenta sin grandes pretensiones, que entretiene y que además cuenta con un atractivo precio asequible al bolsillo de todos, sin duda te lo recomendamos.

Quizás uno de los mayores atractivos, sobre todo para los fans del genero de terror, son DLCs del juego como La matanza de Texas, Freddy Krueger o Scream en los que nos enfundaremos los trajes de los afamados asesinos y perturbaremos la paz de estos dulces ositos. También, la multitud de guiños al genero deleitaran a los cinéfilos que verán su apetito de friki saciado.  No se trata de una versión mejorada del anterior, de hecho le han quitado cosas, como la voz en off o el multijugador. Se trata mas bien de una continuación mucho mas económica. Quizás una de las cosas mas chocantes sea precisamente eso, que no cuenta con modo multijugador y eso en los tiempos que corren es un gran fallo porque aunque hay mucho material por conseguir a nivel de extras y añadidos, mas los futuros DLCs que saldrán el que no poder jugar con tus amiguetes le deja un tanto cojo.

Por todo esto en Psicocine le damos una nota de…

5.8/10

 

Share Button
The following two tabs change content below.
Mi vida ha ido ligada al cine, si hubiese nacido dentro de una película seguramente sería una Rebelde que lucha contra el Imperio. Se puede decir que mi afán por coleccionar merchan de Star Wars va más allá.Me siento una afortunada por haber tenido una infancia rodeada de Pokémon y videojuegos que hoy en día llaman "Retro".

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑