Analisis

Publicado el 12 septiembre, 2011 | por Chugo

0

Análisis PS3: ‘F.3.A.R.’

Todavía recuerdo mis primeras partidas al primer título de la saga ‘F.E.A.R.’, resultó ser un título novedoso, mezclaba a la perfección toda la acción de los shooters con el terror más cinematográfico. El juego presentaba a una peculiar familia, en las que el amor de una madre, o las disputas entre hermanos podían alcanzar cotas realmente terroríficas. La saga ‘F.E.A.R.’ arrancó estupendamente, pero con su segundo título, y un cambio de estudio, parecía que la cosa había caído en desgracia, ofreciendo ‘F.E.A.R. 2: Proyect Origin‘ como un juego claramente inferior en cuanto al original y sus expansiones. Así que con este panorama Warner Bros. se puso manos a la obra para recuperar el fuelle perdido con una nueva entrega, el ‘F.3.A.R.’ prometía recuperar lo que hizo grande al juego original. ¿Lo habrá conseguido? En nuestro análisis os damos las respuestas.

Historia. Una reunión familiar.

‘F.3.A.R.’ transcurre 9 meses después de lo sucedido en ‘F.E.A.R.’, volvemos a encarnar al protagonista de la primera parte, al callado Point Man. Pero esta vez no está sólo, se le ha unido su hermano Fettel, el villano de la primera parte que tuvo que eliminar, parece que algunos vínculos son más fuertes que la propia muerte. Juntos van al encuentro de su madre, la “encantadora” y siniestra Alma Wade, que a lo largo de ‘F.3.A.R.’ nos seguirá atormentando con sus terrores en cada oscuro pasillo y sala deshabitada.

La alianza de Point Man y Fettel puede sonar un tanto ridícula a primera vista, pero a medida que avanza la trama todo va cobrando sentido. Fettel ayuda a Point Man a lo largo del juego con consejos, e incluso nos salva en algún apuro, pero nunca deja claro si son aliados o en realidad siguen siendo rivales. ‘F.3.A.R.’, a lo largo de su historia nos desvela la relación que guardan los hermanos con Alma, como empezó todo y cómo debe terminar. No queremos desvelaros mucho de la trama, ya que ir descubriéndola poco a poco es uno de los grandes alicientes del título, ya que no obstante cuenta con el fantástico guión de Steve Niles, y con la colaboración del mismísimo maestro del terror John Carpenter para las cinemáticas.

El juego trae sobretodo frescura, bien es cierto que no llega a las cotas de la primera parte, en cuanto a historia se refiere, pero el detalle de colaborar con un resucitado Fettel y su argumento nos harán preguntarnos todo el rato donde y cómo acabará todo. Igual es por sus guionistas, o el toque de Carpenter, pero parece que estemos metidos en una película, su terror se antoja muy cinematográfico siendo todo un aliciente. Por último destacar, que como cualquier trilogía del terror del cine, es indispensable haber disfrutado de las otras entregas para exprimir al máximo la experiencia de ‘F.3.A.R.

Jugabilidad. La familia que mata unida….

Si hubiera que definir en una sola palabra la jugabilidad esta sería “frescura”. El juego en un principio puede parecer un shooter al uso, desplazarse del punto A al B liquidando por el camino docenas de enemigos. Pero tiene ciertos elementos que dan al juego mucha frescura y que se alejan de lo típico. Para empezar voy a remarcar la re-jugabilidad del juego, en el modo campaña podremos primero jugar el juego como Point Man, y después desbloqueamos los niveles para jugar como Paxton Fettel. Podría sonar aburrido jugar dos veces el modo campaña, pero nada más lejos de la realidad, ya que los estilos de juego son totalmente distintos con cada personaje.

Con Point Man nos encontramos ante un FPS algo más clásico, contaremos con el arsenal que vayamos recogiendo a través de los niveles y liquidando a los enemigos. Como “don” heredado de nuestra querida madre, contamos con mayores reflejos, lo que se transforma en el juego con un “tiempo bala” muy conseguido. Así que podríamos decir que Point Man basa su juego en tener unos buenos reflejos y tener una buena puntería. Con Fettel la cosa cambia y mucho, dotado de unos poderes paranormales más allá de toda imaginación después de venir de la muerte, las partidas con este personaje son muy distintas. Tenemos el poder de levantar y lanzar objetos con la mente o disparar una especie de rayo de energia, pero lo realmente bueno llega con las posesiones. El personaje puede poseer los cuerpos de los soldados enemigos, utilizar sus armas y equipo para acabar con sus compañeros, y una vez que no sirva, podremos explotarlo desde dentro. Es toda una experiencia jugar con este antiguo villano, sobretodo porque el juego tiene un componente táctico bastante elevado así.

Aún habiendo traído frescura a la saga, el título cuenta esta vez con algunos fallos que no vimos en anteriores entregas de la saga. Hablo sobretodo del diseño de los niveles y la IA. Respecto al diseño de niveles, hay que reconocer que la primera parte de ‘F.E.A.R.’ tenía un mapeado excelente, grande, con capacidad para explorar y encima era difícil perderse, además con una ambientación fantástica. En ‘F.3.A.R.‘ los mapas tienen una calidad bastante aceptable, pero da la sensación que solo te limitas a ir hacia delante, aún siendo buenos no llegan a la altura de la primera parte. Pasa un poco lo mismo con la IA de los enemigos, anteriormente era muy elevada, colaboraban todos juntos como un escuadrón, te rodeaban, etc… era todo un reto enfrentarse a los soldados de Armacham. Ahora aunque es muy aceptable y no son especialmente “tontos”, si que ya no resulta ser lo que era, con un poco de velocidad y aprovechando el mejorado sistema de coberturas no hay enemigo que se nos resista. Otro cantar son los jefes finales que nos encontramos a lo largo del juego, no son especialmente difíciles, pero si que cada uno tiene una mecánica distinta y ninguno es igual al anterior, serán un reto bastante estimulante.

En su modo campaña ‘F.3.A.R.‘ es un juego que aunque empieza un poco flojo, acaba cumpliendo con las expectativas. En donde se muestra realmente un título potente es con sus modos multijugador. En cooperativo podemos jugar el modo campaña con un amigo, bien a pantalla partida, bien a través de la red, un jugador controlará a Point Man, y el otro a Fettel, la diversión se multiplica. Los otros modos competitivos tampoco están nada mal, destacan por su tremenda originalidad. El modo Rey de las Almas, tendremos que pasar de ser un espectro desarmado a poseer a NPCs y acabar con los otros jugadores que están en nuestra misma situación. Alma de Superviviente es parecido al anterior, pero esta vez es solo un espectro que debe liquidar al resto de jugadores. El modo Contracciones tendremos que enfrentarnos a hordas y hordas de enemigos, con un planteamiento al más puro estilo modo Horda de Gears of War. Por último tenemos el que a mi modo de ver es el mayor acierto del multijugador, el modo ¡Corre!. Junto con otros cuatro amigos tenemos que sobrevivir a una niebla mortal que avanza por el mapa, llegando a los checkpoints mientras hay que acabar con enemigos. Lo interesante radica en que ninguno de los miembros del equipo puede quedarse atrás, ya que si le atrapa la niebla o muere se acaba la partida.

Apartado Técnico. Los horrores de la mente de Alma

‘F.3.A.R.‘ ha heredado toda la estética y los diseños de sus predecesores, no es algo malo puesto que el trabajo en el diseño es fantástico, pero ha dejado de resultar original. El ambiente opresivo que reinaba en el primer título brilla por su ausencia, ya nos hemos acostumbrado, y el terror se limita solo a uno o dos sobresaltos que no nos harán soltar el mando ni alterarnos lo suficiente. El motor gráfico es discreto y sencillo en comparación con los shooters de los últimos tiempos, pero cumple a la perfección y demuestra ser muy robusto, ya que su rendimiento y fluidez son asombrosos. Pero en el apartado gráfico lo que mas me ha gustado es su sistema de daños, arrancar un brazo de un disparo bien dado, reventar una cabeza de un certero disparo o hacer pulpa a un enemigo con Paxton Fettel es algo que no tiene precio. Los más sádicos amantes de la sangre y el gore lo vais a encontrar muy grato.

Los diseños tanto de soldados, como de los horrores salidos de la mente de Alma son bastante limitados. Me explico, hay una variedad considerable de enemigos, pero entre ellos no reina precisamente la variedad en los diseños. Matas a un par de soldados de Armacham, o un par de cultistas, y ya has visto todo lo que hay que ver. Aún así su acabado es bastante acertado, no así con las texturas, que a cortas distancias se antojan bastante pobres.

El juego llega totalmente traducido y doblado al castellano (excepto algunas secuencias que todavía no entiendo por que están solo subtituladas), con un trabajo de doblaje que no tiene nada que envidiar al original. De hecho lo calificaría de muy bueno, ya que últimamente parece que en muchos videojuegos es la asignatura pendiente. Los efectos de sonido también están por encima de la media, sobretodo en lo que a crujir de huesos o salpicaduras de sangre se refiere, junto con la acertada música ayuda mucho a conseguir una lograda ambientación.

Conclusión

‘F.3.A.R.’ es un buen juego, con algunas sombras que hacen que no sea un juego excelente. No está a la altura de la primera entrega de la saga, pero ha recuperado mucho del fuelle perdido, así que diría que estamos ante el segundo mejor juego de la franquicia. Una jugabilidad fresca, que junto a una buena historia, y unos divertidos modos multijugador hacen que sea un shooter diferente a tener en cuenta en el catálogo actual. Además el título es altamente rejugable, después de horas y horas de juego creemos que en Psicocine tiene un más que merecido

8/10

Share Button
The following two tabs change content below.
Un blogger cinéfilo y seriéfilo, lector y jugón voraz, a veces rolero y siempre friki. Nunca me canso de hablar de cines, series, videojuegos o cómics. Siempre intentando estar al día de las últimas novedades.

Etiquetas: , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑