Analisis no image

Publicado el 19 junio, 2012 | por Chugo

0

Análisis PS3: ‘Dragon´s Dogma’

‘Dragon´s Dogma‘ un juego de rol japonés con una estética marcadamente occidental, tenía mis reservas, pero confiaba que ejemplos como Dark Souls despejaran mis dudas. El juego de Capcom pretendía ser un soplo de aire fresco pero con un toque tradicional al mundo de los RPG, además de revitalizar un género tan de capa caída como los jRPG. ¿Lo consiguió? Intentaremos responder a la pregunta en nuestro análisis.

Historia: La leyenda del Arisen

El reino de Gransys está en peligro, el Dragón ha regresado y ha traído desolación y muerte bajo la sombra de sus alas. En esta hora oscura solo un héroe puede salvarnos, el Arisen, el elegido, un héroe sin corazón, el único capaz de enfrentarse al Dragón y derrotarlo. Sobre esta sencilla trama se apoya ‘Dragon´s Dogma‘ para ofrecernos una aventura épica, bien es cierto que puede sonar a poco original, la historia de un héroe elegido no es precisamente nueva en literatura, cine o incluso en el mundo de los videojuegos, pero ha demostrado ser muy efectiva.

En la superficie puede parecer un juego vacío en cuanto a su historia, parecido a lo que nos ofrecían juegos como Monster Hunter, pero han hecho un sincero esfuerzo por que eso no sea así. Hay un montón de misiones y tramas secundarias, cada una de ellas con su pequeña historia y objetivo, haciendo que como buen RPG tengamos un buen puñado de horas por delante, tanto que no echaremos en falta un modo multijugador. Precisamente ese era mi mayor temor respecto al juego, que tuviera poco de RPG, pero me ha sorprendido bastante, demostrando ser un juego bastante completo también en lo que a argumento se refiere.

 Jugabilidad: Espada y brujería, con un componente táctico

Con ‘Dragon´s Dogma‘ me he llevado una grata sorpresa, me esperaba que fuera un Action-RPG típico, en el que tuviera que atravesar un mapeado lleno de mostruos y enemigos y avanzar machacando botones. Pero nada más lejos de la realidad, ‘Dragon´s Dogma‘ tiene un importante componente táctico. De primeras tenemos que escoger nuestro equipo equilibradamente y con mucho cuidado, ya que el grupo es tan fuerte como el eslabón más débil.

En cuanto a la acción propiamente dicha tenemos un sistema que aunque un poco limitado funciona bastante bien. Podemos equipar tanto a nuestro Arisen, como al Peón personalizado con una serie de habilidades y de ataques, dando algo de variedad y dinamismo a los combates. Tenemos dos vertientes de los ataques, que activamos apretando R1 o L1, en cada uno de ellos tenemos tres ataques, más los dos básicos hace un total de 8 diferentes movimientos. Cada uno tiene su utilidad, hay ataques contra enemigos voladores, otros para dejaros aturdidos, etc.. Así todo, la barra de energía que nos permite hacer los ataques especiales, correr, saltar y demás movimientos puede ser bastante puñetera, ya que en los combates largos puede hacernos y mucho la puñeta. Y por otro lado aunque echamos de menos más movimientos y combos, se antoja un poco rígido a la hora de poder seleccionar los ataques que queramos.

A la hora de crear el personaje podremos escoger entre tres clases: Guerrero, Arquero y Mago, cada una de ellas varía mucho el modo de juego, haciendo que para acabar con un enemigo u otro tengas que cambiar completamente de estrategia y parezca que has cambiado de juego. Después de unos niveles el personaje puede optar por especialidades dentro de las clases como puede ser Guerrero-Mago por ejemplo. Ni que decir tiene que nuestro clase de personaje hace depender mucho de nuestros compañeros de aventura.

Es una lástima el sistema de menús tan rígido, acciones como tomar una poción puede resultar demasiado engorroso que en muchos juegos del estilo hoy día no pasa. Así todo hace que tenga un sistema de combate muy solido y entretenido, tiene pequeños fallos, pero no ensombrecen la experiencia. De lo más destacable y original de los combates de ‘Dragon´s Dogma‘ es sin lugar a dudas la oportunidad de subirse a lomos de las criaturas más grandes para acabar con ellas, esto da lugar a momentos verdaderamente épicos.

Los Peones: La unión hace la fuerza

Probablemente el mayor atractivo de  ‘Dragon´s Dogma‘ sean los Peones. Como bien hemos dicho en el apartado anterior, es muy importante saber escoger bien el grupo, hay que lograr un equilibrio perfecto entre potencia de fuego de la magia, la versatilidad de los arqueros y la fuerza bruta de los guerreros. Estos Peones estarán controlados por la CPU, de primeras no puede sonar muy novedoso, en muchos juegos vamos con compañeros, incluso podemos escoger entre varios al mas puro estilo mercenario, pero tenemos algunos cambios sutiles en esta ocasión. Para empezar dos de los peones no suben de experiencia, así que tendremos que contratar cada cierto tiempo reemplazos mejores. También la IA es superior a lo que estamos acostumbrados, nos comentan cosas del camino, nos ayudan a escoger el camino adecuado, nos aconsejan sobre la forma más adecuada de eliminar a los monstruos y enemigos.

Por otro lado nuestro Peón personalizado, el cual creamos desde el principio del juego sube de nivel a la par nuestro, y ese si que nos acompaña a lo largo de toda la aventura. Cuando descansamos en una posada nuestro Peón personalizado se “teletransporta” a otra realidad y se supone que ha estado de aventuras con un Arisen de un universo paralelo, por lo que viene con “regalos” para nuestro Arisen particular. A todo esto le añadimos el atractivo de que los Peones no solo se contratan los generados aleatoriamente por la máquina, si no que también podemos contratar los que ha creado la gente, e incluso el nuestro propio puede ser utilizado por otra gente. Para contratarlos tendremos que disponer de puntos para gastar en la Falla (los niños vienen de París, pero los Peones vienen de la Falla), es un detalle que los Peones de nuestros amigos nos puedan salir gratis y no necesitemos gastar puntos en ellos. Aunque la experiencia de ‘Dragon´s Dogma‘ es singleplayer, han hecho un arreglo muy interesante con esta especie de multiplayer en “diferido”.

Apartado Técnico: El Fuego del Dragón

En ‘Dragon´s Dogma‘ cazamos toda clase de enormes y espectaculares criaturas, es normal que ante  semejantes retos el juego tenga un apartado técnico acorde. Desde el minuto uno, en el menú de inicio ya nos llega la primera impresión de que estamos ante algo espectacular, con una cuidada cinemática con la sombra y el fuego del dragón, con un tema nipón bastante pegadizo. Acto seguido, antes de meternos en la historia propiamente dicha, tenemos que personalizar el aspecto de nuestro Arisen, algo habitual en toda esta clase de Action RPG. La personalización es muy correcta, podemos modificar a nuestro antojo cada rasgo facial, o corporal, podemos hasta personificar la “presencia” de nuestro héroe (si es arrogante, timido, valiente, etc…). Con la amplia gama de personificaciones que trae el editar podemos estar seguro de que nuestro Arisen puede llegar a ser único.

Como bien decimos el diseño de nuestro personaje principal está bastante cuidado, ¿pero que pasa con el resto? Podríamos decir que en líneas generales el trabajo cumple con las espectativas. Los peones y algunos pnjs importantes cuentan con un nivel de detalle elevado, no se puede decir lo mismo de los viandantes de las calles y los caminos de la campiña, que sin llegar a simples si que están menos elaborados. Pero los diseños realmente espectaculares viene de los grifos, ciclopes, hydras y demás criaturas gigantes que pueblan el mundo. Como bien decimos el tamaño de estos “bichos” es enorme, interactuan con el entorno de una forma bastante más que correcta, por ejemplo uno de los primeros enfrentamientos con la hydra es en un fuerte de madera, en el que destruye torres y empalizadas de una forma muy “realista”. Si a eso le añades que puedes trepar por estas criaturas de X metros de altura, la sensación de estar dentro de una aventura épica se multiplica por mil.

Los escenarios son enormes, en las diferentes zonas y regiones tienes horas para explorar y perderte. Los paisajes parecen salidos de alguna obra de arte bucólica, con el sol brillando a lo lejos, la verde campiña, una ciudad amurallada, las montañas recortando el cielo, etc… Con ese efecto preciosista que tanto gusta a los japoneses. Por otro lado el uso de la iluminación esta más que logrado, por el día los reflejos del sol en las armaduras o los rayos entre los arboles dan estupendamente el pego. Pero lo bueno llega por la noche, cuando encendemos nuestras linternas y vemos como los lobos se mantienen en las sombras para atacar al Arisen y a su grupo. Tampoco obviar los efectos de la mágia, con unas luces y colores muy vistosos, en la línea de los jRPG.

He de reconocer que uno de mis mayores miedos en ‘Dragon´s Dogma‘ es que se quedara en un intento de parecer occidental y no lo consiguiera. Veamos, por un lado si que parece una estética bastante más occidental de lo que me esperaba, pero le falta ese toque de suciedad o realismo que tan acostumbrados nos tiene juegos como The Witcher 2. Por lo que se queda a medio camino, dotandole de una estética casi de cuento, que le viene muy bien para con las persecuciones de dragones y quimeras.

El juego viene con voces en inglés y con textos en castellano. El Arisen pasa a engrosar la lista de videojuegos en el que el héroe no suelta ni una palabra, de primeras es algo que no me gusta, ya que le resta personalidad al personaje en un supuesto favor de que el jugador se implique mas en la historia (en mi caso no lo consigue). El trabajo de doblaje es relativamente bueno, los Peones no paran de hablarte y darte datos útiles sobre los enemigos o el entorno. Digo relativamente porque si nos alejamos de los Peones o pnjs importantes, con ciudadanos de a pie vemos algunos fallos, como un hombre de mediana edad tenga un dialogo y una voz de un anciano de bastantes más años, etc… No son detalles que ensombrezcan al título, ni al trabajo de doblaje, pero si que habría gustado que se prestara mas atención. La banda sonora es muy melódica y cumple a la perfección, en las partes de tensión en combates contra criaturas se vuelve más intensa, adecuándose siempre a cada momento.

Conclusión

Dragon´s Dogma‘ prometía innovación y aire fresco a los juegos de rol, ¿lo ha conseguido? Pues un si a medias. No es tan innovador como prometía, de hecho el combate aunque solido y entretenido no es nada rompedor. Su sistema de Peones es algo que nos ha gustado, y de hecho pensamos que sus competidores deberían de tomar buena nota de ello, ya que es precisamente el soplo de aire fresco que prometía al género. Por otro lado tiene un apartado técnico por encima de la media. En definitiva tenemos un juego “robusto”, es bueno en prácticamente todo, y le falta un poco para llegar a brillar. Después de horas de juego, creemos que ‘Dragon´s Dogma‘ tiene un merecido

8.5/10

Share Button
The following two tabs change content below.
Un blogger cinéfilo y seriéfilo, lector y jugón voraz, a veces rolero y siempre friki. Nunca me canso de hablar de cines, series, videojuegos o cómics. Siempre intentando estar al día de las últimas novedades.

Etiquetas: , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑