Analisis no image

Publicado el 7 enero, 2011 | por Chugo

0

Análisis PS3: Dead Nation

Cada vez con más asiduidad nos llegan títulos solamente digitales, que no tienen un soporte físico a la venta. Y cada vez los juegos de este tipo son de mejor calidad. Un claro ejemplo de esto es Dead Nation, un juego en el que Sony se ha esforzado mucho en su campaña de marketing aprovechando el tirón del género zombie en cine, televisión y por supuesto en los videojuegos. Un esfuerzo bien invertido, ya que estamos ante un juego que nada tiene que envidiar a los títulos “grandes” del formato físico.

Que quede claro que los chicos de Housemarque no estan reinventando la rueda, es un juego sencillo, con una vista isométrica. Tendremos que avanzar por parques, callejuelas y las ruinas de la ciudad mientras tratamos de sobrevivir liquidando a todo zombie que se ponga por delante. Lo hemos visto en multitud de ocasiones, ¿pero que tiene de especial Dead Nation? Pues en el analisis a continuación pasamos a contaroslo.

La infección se propaga

Dead Nation empieza con una curiosa introducción. Mezclando imágenes de disturbios reales con algunos efectos especiales, al más puro estilo documental nos cuentan como comienza la infección y se propaga. Nosotros tomaremos el control de un hombre o una mujer, de los pocos que tras ser mordidos no contraen la infección. Nuestra misión a lo largo de 10 niveles será liquidar zombies y llegar al final de la historia, con un caracter bastante lineal. El argumento es muy básico, y se desarrolla entre los diferentes niveles a través de secuencias, esta en ingles, pero tambien subtitulado al castellano así que eso no es problema.

La historia es una mera escusa para liquidar unos cuantos zombies, en este juego que bebe directamente de los arcades clásicos lo que importa es la acción. Y no por que haya momentos de absoluta tensión, donde las hordas de muertos nos podrán en más de un apuro, ya que tiene algunas situaciones de tension extrema. Aquí y allá se oyen gruñidos, el tintineo de unas latas, un coche al que salta la alarma sin previo aviso… La sensación de angustia y tensión es constante, parece que a la vuelta de cada esquina, o si iluminas un callejón oscuro, saldrán centenares de muertos vivientes. A todo esto le ayuda unos entornos bastante conseguidos, todo está a oscuras hasta que lo iluminamos con nuestra linterna, las ruinas, coches quemados o cadaveres por el suelo tienen un nivel de detalle bastante acertado, teniendo en cuenta que se trata de un juego descargable.

Combatiendo la infección

Como bien explicamos antes, en Dead Nation la tensión  prima sobre la historia e incluso la ambientación. El combate es algo muy importante, con R1 y L1 dispararemos nuestras armas y lanzamos granadas, con un stick nos movemos y con el otro apuntamos/enfocamos con la linterna, parece sencillo y lo es, pero la jugabilidad a ratos se vuelve algo tosca. Poco más se necesita saber en este juego, llegar al combate cuerpo a cuerpo no suele ser una opción, nos puede sacar de un apuro pero parad de contar. El juego hay que tomarselo con paciencia, aún en sus varios niveles de dificultad es bastante difícil, moriremos bastantes veces y habrá que repetir bastantes fases. Esto supondría un problema, pero los check-point son bastante abundantes y no es ninguna gran pérdida tener que repetirlo.

En los check-points podemos comprar armas, armaduras, granadas, munición, curarnos, etc… casi se podría decir que funcionan como los finales de nivel en los L4D. Todas este equipamiento es indispensable para salvar el pellejo en nuestro periplo por Dead Nation, más de un inconsciente de gatillo facil se lanzará a acabar con los zombies con mucha munición y aún más ruido. Normalmente no es la mejor de las opciones (aunque suele ser la más divertida), tendremos que hacer uso del sigilo en muchas ocasiones, y de la estrategia prácticamente siempre. Hacer saltar la alarma de un coche para que se acerquen los zombies, ponerles trampas explosivas, etc. Es un juego que hay que tomarse con calma, con los zombies no hay que precipitarse.

Pero lo mejor es que no tenemos que combatir a la infección nosotros solos. Dead Nation cuenta con un excelente sistema de cooperación, jugarlo con un compañero hace que la dificultad sea la mitad y la diversión doble. Si a eso le añadimos que todos nuestros logros se sincronizan con la red, donde hay un rankin entre los mejores cazadores de zombies, la oportunidad de ser los mejores hace que sea altamente rejugable. Además cada zombie que matemos ayudará a hacer desparecer la infección a nivel global, habiendo un ranking de los paises que más han contribuido a erradicar la epidemia. Por supuesto los yankies van en cabeza en esto de liquidar zombies.

Otro de los puntos fuertes del juego es la increible variedad de zombies que podemos encontrar. Los hay practicamente esqueléticos, que atacan en hordas furiosas pero que son muy débiles, luego hay antiguos ejecutivos que se protegen de los disparos con sus maletines, militares zombificados que disparán al azar, o las aterradoras y peligrosas amas de casa por poner algunos ejemplos. Esta variedad ojalá se viera reflejada en retos a los que enfrentarnos. El juego a la larga se hace monótono, se suceden una serie de niveles en la que simplemente los zombies serán más duros, no tendremos ningún reto o situación que salga de la monotonía. Personalmente hecho en falta algunas fases con puzzles o con algo más de exploración.

Explorando el apocalipsis zombie

Como bien digo antes, el apartado gráfico es resultón. La vista cenital de lejos ayuda a disimular ciertas deficiencias gráficas, algo que también lo compensa el trabajo de arte y del diseño tanto de personajes principales como de los zombies. Los efectos como las explosiones, la iluminación o ese toque gore de ver reventar un zombie estan muy logrados, se nota que han prestado bastante atención a esta clase de detalles.

Aunque los escenarios también tienen un buen diseño, y supuestamente vamos avanzando por diferentes zonas da la sensación de estar siempre en el mismo sitio. No hay sensación de variedad, además que tampoco se puede explorar, los escenarios se limitan a ir del punto A al B directamente, sin rodeos ni atajos posibles.

El apartado sonoro es de nota, es lo que a mi entender crea la tensión en Dead Nation. Una banda sonora que acompaña, le añades los ruidos de una noche llena de muertos vivientes y ya tienes los elementos necesarios para estar ante algo de lo que el mismísimo Romero estaría orgulloso. Además el ruido en la jugabilidad es bastante importante, al minimo tiro innecesario o si tropezamos con una lata, o hacemos saltar la alarma de un coche llamaremos la atención de putrefactos oidos indeseados.

Conclusión

Dead Nation es un juego resultón, le hacen sombra otros juegos más grandes, pero muchos de los amantes del género tendrán bastantes horas de diversión con este título.  Los gráficos cumplen su cometido, lo justo para que los efectos de iluminación hagan un sobervio trabajo para con la ambientación. Es un título muy digno, que poco o nada tiene que envidiar a las producciones más grandes en soporte físico, aunque tiene algún detalle que pulir, como una mayor variedad en su jugabilidad o un modo historia algo más elaborado. En Psicocine creemos que tiene un justo y merecido

7.5/10

Share Button
The following two tabs change content below.
Un blogger cinéfilo y seriéfilo, lector y jugón voraz, a veces rolero y siempre friki. Nunca me canso de hablar de cines, series, videojuegos o cómics. Siempre intentando estar al día de las últimas novedades.

Etiquetas: , , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑