Analisis no image

Publicado el 19 febrero, 2012 | por Chugo

0

Análisis PS3: ‘Dead Island’

Dead Island‘ revolucionó la red cuando se presentó con un fantástico trailer cinemático. Aunque todos teníamos el hype por las nubes muchos eran los que se mostraban recelosos, y querían probar si la experiencia de juego estaba a la altura de las expectativas creadas. Esto es lo que vamos a tratar de desentrañar en nuestro análisis.

La supervivencia en el paraíso

El nucleo argumental de ‘Dead Island‘ no es precisamente uno de sus puntos fuertes, al más puro estilo de las películas del género tiene una premisa bastante sencilla en su historia. Empezamos en la Isla de Banoi, donde de la noche a la mañana ha invadido la isla una infección zombie, convirtiendo el complejo turístico de lujo en una verdadera pesadilla. Nuestra misión a partir de entonces será muy sencilla, sobrevivir, simple y llanamente.

Durante el juego podremos escoger a cuatro personajes, los cuales tendrán su propio estilo a la hora de acabar con los zombies. Tenemos a Logan, rápido y fuerte, pero poco resistente, todo un experto en armas arrojadizas. Purna es una equilibrada especialista en armas de fuego, y Zian, una asiática que volviendo a los tópicos es toda una experta en armas blancas. El reparto lo cierra Sam-B, un rapero que ha vivido tiempos mejores, poderoso en el cuerpo a cuerpo y armas contundentes, con una resistencia sin igual entre sus compañeros.

Adentrándonos un poco en la historia, poco hay que contar. Básicamente podríamos decir que se trata de un sandbox, con una historia principal no muy elaborada y que nos sirve de excusa para ir de un lado a otro del escenario. Aún con la cantidad de misiones secundarias que nos dan los personajes no jugables no es que el juego alcance grandes cotas de profundidad. De hecho una de las cosas que personalmente hecho en falta es que parece que nada de lo que haces tiene demasiada importancia, veo que le falta un poco de épica a la historia.

A medio paso del RPG

Aquí es donde radica el mayor punto fuerte de ‘Dead Island‘, en su jugabilidad, en lo que todos esperábamos, matar y matar zombies. Como bien hemos dicho el planteamiento es muy del estilo de los sandbox, con muchas misiones secundarias que añaden horas de juego pero poca profundidad a la jugabilidad. No hay que desdeñar tampoco los elementos RPG con los que cuenta, como viene siendo habitual, el juego se basa en la evolución de nuestro personaje. Para ello, independientemente del personaje que escojamos, podemos subir de nivel por tres ramas: Supervivencia, Furia y Combate. Avanzar en cada una de estas especializadades nos dan nuevas habilidades y ventajas, como mejor puntería, más salud, etc…

Siguiendo con los elementos de los juegos de rol, tampoco debemos olvidar el impresionante inventario. Tenemos una gran variedad de armas, tanto improvisadas que podemos encontrar en cualquier rincón (tuberías, remos, cuchillos de cocina…). Una de las particularidades de las armas es que no son para siempre, se desgastan y se rompen, así que tienen que tener cierto mantenimiento. Esto esta a medio camino entre lo molesto y entretenido, ya que le otorga una dificultad añadida, pero que a veces resulta molesto cuando has conseguido un arma realmente buena. El mantenimiento y mejoras las podemos llevar a cabo en algunos bancos de trabajo repartidos por la isla, así como al más puro estilo Dead Rising 2, podemos crear armas nuevas. Las armas se separan a grandes rasgos en tres categorías: armas de fuego (con una munición tan escasa que solo hay que usarlas en último recurso), armas arrojadizas (ideales para retrasar a los zombies) y cuerpo a cuerpo (todo objeto contundente que sirva para abrir cabezas).

El combate es sencillo y efectivo, con un botón patadas, con otro botón puñetazos o golpe con arma cuerpo a cuerpo y con otro lanzamos el arma que queramos. Para disparar el sistema es tan efectivo como cualquier shooter, haciendo en la práctica un juego completo, pero a la vez muy simple, que hace que nos metamos de lleno en los combates contra los muertos vivientes. Como bien decimos matar zombies es muy divertido, pero en compañía mucho mejor, y es que lo de que en cualquier momento de la partida se puedan unir amigos para que controlen los tres personajes restantes y te ayuden le suma enteros a la experiencia de juego.

En la paradisíaca Banoi

Después de ver el fantástico trailer cinemático de ‘Dead Island‘, uno de los mayores temores es que fuera solo eso, un trailer bonito y ya esta. Resulta que ‘Dead Island‘ ha acabado siendo un título bastante competente en cuanto a su apartado gráfico. Lo más destacable serían los escenarios, todo un contraste de colorido en una isla paradisiaca, donde se ha desatado el horror y la muerte, creando todo un entorno de pesadilla. Como bien hemos dicho en el apartado de la jugabilidad, los escenarios son tremendamente grandes y dan una libertad absoluta, si a ello le añadimos un buen diseño de los mismos, es todo un placer perderse por Banoi. Pero no todo son escenarios luminosos y coloridos, algunas fases dentro de edificios o alguna cueva, donde la iluminación es mucho más oscura y tétrica, puede dar lugar a ambientes realmente opresivos, donde esperas que salga un zombie a la vuelta de la esquina.

Referente a los modelados de los personajes tenemos unos personajes humanos bastante bien diseñados, de lejos su nivel es aceptable tirando a un buen trabajo, pero los primeros planos pierden toda la calidad, haciéndose notable la falta de detalles. Donde viene lo bueno, como en toda esta clase de juegos, es en los zombies. Sus diseños cuentan con bastante más detalles que los humanos, pero lo realmente interesante es la tecnología de daños realistas en los cuerpos no-muertos. Podemos ver musculos desgarrados, huesos que se salen del sitio, algún que otro desmembramiento y mucha, mucha sangre, algo que ayuda y mucho a una sensación de realismo y crudeza durante los combates cuerpo a cuerpo.

El apartado sonoro acompaña bastante bien, con una banda sonora muy acorde a cada momento y con efectos de audio bastante interesantes, siendo destacables lo desagradables que pueden llegar a resultar los infectados. El juego tiene voces en ingles y textos en castellano, textos que alguna vez, inexplicablemente desaparecen de la pantalla, pero aparte de esas menudencias, consigue crear ambiente de una manera sobresaliente, resultando un título bastante potente en su apartado sonoro.

Conclusión

Podría decirse que ‘Dead Island’ tiene todos los elementos que han hecho grandes a las películas de zombies, entretenimiento fácil, sin complicaciones y muy adictivo. También adolece de los mismos fallos del sub-género cinematográfico, un poco de falta de profundidad en su historia, y que después de un rato puede parecer la misma historia de siempre contada una vez mas. Los toques de RPG, con los elementos sandbox que otorgan una gran libertad, un nucleo jugable muy entretenido y un fantástico cooperativo hacen que nos encontremos ante un juego bastante completo. Después de haberlo probado exhaustivamente en Psicocine le otorgamos una nota de

8/10

Share Button
The following two tabs change content below.
Un blogger cinéfilo y seriéfilo, lector y jugón voraz, a veces rolero y siempre friki. Nunca me canso de hablar de cines, series, videojuegos o cómics. Siempre intentando estar al día de las últimas novedades.

Etiquetas: , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑