Analisis no image

Publicado el 9 mayo, 2013 | por Sandor

2

Análisis PS Vita: ‘Soul Sacrifice’

Soul-Sacrifice

Poco a poco, PlayStation Vita comienza a recibir títulos exclusivos que ayuden a marcar su carácter propio y de nuevos motivos a sus actuales o futuros usuarios para poseer una. En este caso, por fin llega a nosotros Soul Sacrifice, el esperado título diseñado por el ex-empleado de Capcom Keiji Inafune.

Historia

Soul Sacrifice es un título que redefinirá la palabra “grotesco” en nuestro vocabulario.  Nada más empezar, nos veremos reencarnados en un pobre prisionero y veremos como un extraño hombre con rasgos monstruosos se encarga de torturar y matar a nuestro compañero de celda. Está claro que si no ponemos solución a esta situación, tardaremos poco en seguir los pasos de nuestro compañero. Por suerte, algo nos llamará la atención desde el suelo. Este “algo” será nada más y nada menos que un libro parlante y con vida propia llamado Librom. Nos hará un ofrecimiento que difícilmente podremos rechazar: si somos capaces de leer su contenido de cabo a rabo, acabaremos obteniendo los poderes de los que hace gala el protagonista del libro y quizá, solo quizá, tengamos alguna posibilidad contra Magusar, nuestro captor.

Soul Sacrifice hace gala de una profunda y elaborada historia llena de simbolismos. En el libro, nos encarnaremos en un mago, pero no nos llevemos a engaño: ser un mago en este mundo no tiene absolutamente nada que ver con cómo nos lo pintan en obras como El Señor de los Anillos o Harry Potter. En este mundo, los magos son todos miembros de la Ordalía, responsables de realizar el juicio de Dios frente a las criaturas que se les requiere. Sin embargo, por muy importante que pueda sonar, en realidad, son poco más que ejecutores de criaturas y locos sedientos de sangre.

El origen de los poderes mágicos de cada hechicero parte de su brazo derecho, el cual pueden utilizar para salvar o sacrificar cada “encargo” que reciben. Si bien al principio nos parecerá que estos encargos son poco más que espíritus malignos que han corrompido a animales como ratas o gatos, tardaremos poco en descubrir la propia maldad que existe tras la Ordalía cuando nos encontremos con los archidemonios… seres humanos que, por un pecado o por un deseo, se han acabado convirtiendo en autenticas aberraciones.

PSVita-SOUL_SACRIFICE_03

El juego nos ofrecerá una opción entera para que nos podamos empapar del trasfondo cruel que encontraremos en las páginas de Librom, pero esto acaba provocando una curiosa sensación. Y es que, al final, tendremos la sensación de que Soul Sacrifice contiene una excelente historia y un mundo que merece la pena descubrir, pero solo lo haremos mediante las letras, no manteniendo ninguna cohesión con lo que podremos ver en los apartados jugables.

Jugabilidad

A la hora de ponernos a los mandos y hacer algo más que leer, encontraremos en Soul Sacrifice un juego de búsqueda de ítems o de batallas contra monstruos en arenas limitadas, recordando ciertamente al estilo de juego de la saga Monster Hunter, con una sutil diferencia: Estas arenas no estarán interconectadas entre sí, formando siempre un único nivel sin cargas. Una vez entremos, dependeremos de nuestro “ojo de la mente”, un estado en el cual seremos totalmente vulnerables pero que pondrá de relieve todos los objetos con los que podemos interactuar en la arena, y las ofrendas, las magias que podremos invocar a modo de arma, para cumplir el objetivo que se nos ha impuesto.

Cada vez que acabemos con un enemigo, tendremos la opción de sacrificarlo o de salvarlo, modificando nuestro brazo derecho gracias a estas opciones. Cuantas más criaturas salvemos, más magia de vida obtendremos, y nuestro brazo irá tendiendo a la divinidad. Cuantas más criaturas sacrifiquemos, más magia negra obtendremos, y nuestro brazo irá tendiendo al caos. A veces, estas decisiones tendrán efectos secundarios, que irán desde la ligera molestia que supondrá perder parte de la magia “opuesta” a la que estemos obteniendo en ese momento, hasta opciones realmente importantes que cambiarán por completo el transcurso de la historia, obteniendo nuevas líneas argumentales o nuevos compañeros con los que poder jugar.

Al acabar las misiones, obtendremos nuevas ofrendas, dándonos cada una de ellas un poder diferente, pudiendo al final escoger entre cientos de ellas y así personalizar por completo nuestra manera de jugar. Conforme avancemos en el título, también se nos desbloqueará la opción de grabar sellos en nuestro brazo derecho, los cuales nos darán diversas bonificaciones que podrán variar según la inclinación de nuestro brazo. También tendremos la opción de desbloquear los ritos oscuros, terribles ataques que podremos realizar únicamente cuando estemos a la mitad de nuestra vida o menos. No obstante, realizar estos ritos no nos saldrá gratis, y pagaremos un alto precio por ello, aunque siempre podemos aliviar sus efectos gracias a las lágrimas que de vez en cuando nos concederá Librom.

Todas estas mecánicas de juego se unirán para ofrecernos una experiencia de juego que tan sólo nos ofrecerá dos niveles de dificultad: ridículamente fácil, o exageradamente complicado. El ritmo de juego será siempre el mismo: aprenderemos algo nuevo, conseguiremos fusionar alguna buena ofrenda, y nos enfrentaremos a unas cuantas misiones en las que arrasaremos sin demasiado problema, solamente machacando botones. El problema llegará cuando nos encontremos con el archidemonio de turno que seremos incapaces de matar. En este momento tendremos que volver atrás y rejugar misiones antiguas o líneas argumentales diferentes con el fin de subir de nivel hasta que el juego nos vuelva a resultar sencillo.

PSVita-SOUL_SACRIFICE_02

Esta curva de dificultad tan abrupta además provocará que nos demos cuenta enseguida que Soul Sacrifice se basa en ofrecernos una y otra vez los mismos combates contra los mismos enemigos en los mismos lugares, provocando que caigamos demasiado rápido en el tedio, algo demasiado preocupante en un título que nos ofrece más de 40 horas de historia principal.

Si pasamos al modo multijugador, encontraremos la misma experiencia, pero con la diversión añadida que supone estar jugando con compañeros de equipo de carne y hueso en los que poder delegar el desafío que supone encontrar los puntos débiles de cada enemigo o con los que competir por sacrificar a nuestra siguiente víctima en lugar de dejar que la salven. Lamentablemente, no podremos jugar todo el título en modo multijugador, quedando relegado tan solo a algunos de los capítulos de las historias secundarias, si bien siempre tendremos un aliciente para rejugarlos en forma de susurros que modificaran cada una de las misiones.

Apartado Técnico

Gráficamente, el juego luce espectacular, con entornos abiertos y con un grado aceptable de detalle. Desiertos con camellos gigantes, páramos helados o frondosas junglas serán tan solo algunos de los lugares que nos deparan en Soul Sacrifice. Cada ofrenda cuenta también con su propia animación y aspecto propios, lo que hará que encontrar dos armas exactamente iguales sea una tarea complicada y ofreciendo algo de variación a un título que, por lo demás, más vale que no intentemos jugarnos de una sentada si no queremos acabar bien hartos de tanta arena. También cabe destacar el fluido frame rate del juego, algo impensable en otras portátiles tras ver el nivel gráfico que alcanza Soul Sacrifice, si bien este frame rate se torna bastante inestable cuando empecemos a jugar online en grupos de 4 personas.

PSVita-SOUL_SACRIFICE_01

Conclusiones:

En mi opinión, Soul Sacrifice está en una situación difícil. El hype creado entre el hecho de ser un juego creado por Keiji Inafune, y la necesidad de exclusivas para PlayStation Vita han hecho que muchos estén esperando Soul Sacrifice como si fuera la llegada de un nuevo mesías. Y seguro que los fans de Monster Hunter o de las tareas más repetitivas, y que además tengan el tiempo necesario para ponerse a experimentar e investigar a fondo el poco accesible sistema de fusiones, ofrendas y sellos encuentran en Soul Sacrifice un producto que les mantendrá entretenidos durante meses. Al resto de los mortales nos bastará con jugar a su extensa demo para encontrar casi todo lo que nos ofrece el título, siendo poco más que repeticiones de lo mismo lo que encontraremos en el juego final. No por ello es un mal juego, pero está orientado a un público demasiado específico y tolerante como para ser disfrutado por cualquiera.

7/10

Share Button
The following two tabs change content below.

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑