Analisis no image

Publicado el 19 septiembre, 2012 | por Sandor

1

Análisis PS Vita: ‘LittleBigPlanet PS Vita’

Comenzando ya con la temporada de lanzamientos para navidades, los usuarios de PlayStation Vita agradecerán el poder contar tan rápido con una versión del querido Little Big Planet para su portátil, adaptando toda la magia y posibilidades de la versión de sobremesa a este nuevo formato. ¿Habrá mucha diferencia con lo que supuso Little Big Planet y Little Big Planet 2 en PS3?

Historia y jugabilidad:

Como ya pasó en anteriores Little Big Planet, el juego cuenta con un modo para un solo jugador, en esta ocasión con una historia algo más interesante, pero que en el fondo, no deja de ser una recopilación de niveles con los que adaptarnos al estilo de juego de LBP y probar las novedades de la versión.

En esta ocasión, acompañaremos a nuestra Sackcosa por el mundo de Ferialia, una región de Little Big Planet en grave peligro debido a la presencia de los Vacíos, títeres a los que se les ha arrebatado la alegría, y su malvado líder, el Titiritero. Cuentan que el Titiritero, tiempo atrás, era una persona alegre, afable y conocida, hasta que sus espectáculos dejaron de hacer gracia, y se sumió en una profunda depresión, provocando el problema al que nos enfrentaremos. Será nuestra misión acabar con la propagación de los Vacíos, evitar que el Titiritero le robe la alegría al mundo, y en definitiva, salvar Little Big Planet.

Para ello nos enfrentaremos a cinco mundos diferentes, cada uno basado en una temática: Desde el mundo del circo hasta las casas del terror, pasando por una localización de aspecto ochentero lleno de tecnología como cintas VHS y luces de neón, cada mundo nos depara una experiencia nueva y diferente. Al igual que en el anterior Little Big Planet, vuelve a hacer aparición la figura del “artesano”, el personaje encargado de velar por la integridad de cada mundo, además de ser quien nos guíe por cada nivel y desgrane poco a poco la historia del título.

Jugando a este modo nos daremos cuenta que pese a lo que pudiéramos temer, Little Big Planet PS Vita es exactamente igual a su versión de sobremesa: Un juego de plataformas de aspecto para todos los públicos en el que tendremos que correr, saltar, encontrar secretos, acumular pegatinas y adornos, acabar con algún que otro enemigo, y sobre todo, evitar caer en los peligros que nos encontremos. No obstante, LBP ha recibido bastantes detalles que amplían bastante la experiencia de juego. Por ejemplo, se aprovecha de las pantallas táctiles de PS Vita para ofrecernos nuevas maneras de interactuar con el mundo, ya sea pulsando botones, moviendo bloques, o intercambiando sus posiciones entre el fondo de la escena y el frontal. También se han añadido diversos objetos al mundo con los que ofrecernos nuevas maneras de jugar: Un casco con el que tirar proyectiles (Los cuales guiaremos deslizando el dedo por la pantalla táctil), unos guantes que nos permitirán agarrar cualquier cosa (¡Incluso explosivos!) o un curioso kart triangular que desafía a la gravedad son tan solo algunos ejemplos de lo que nos depara Little Big Planet. Si bien estas novedades no se presentan de forma demasiado atractiva en el modo de un jugador, llegando incluso a parecer una obligación, es comprensible: No olvidemos el carácter de tutorial que tiene este modo historia, ya que lo grande será cuando agarremos todos nuestros objetos y los llevemos al modo de Edición de niveles.

Quienes ya conozcáis LBP sabréis que la clave del título no está en la experiencia para un solo jugador, sino en el hecho de compartir. Ya sea creando niveles o jugando a los que habrán puesto otros jugadores a nuestra disposición, LBP PS Vita sigue siendo tan entretenido, extenso y prácticamente infinito como lo era su predecesor. Además, LBP PS Vita subsana uno de los mayores problemas de las anteriores entregas: Por muy hábiles que seamos, crear un nivel medianamente complejo en Little Big Planet con un mando era una tarea bastante engorrosa y lenta, solo apta para los más apasionados fans. En esta entrega, y aprovechándose de las pantallas táctiles de PS Vita, contaremos con una serie de atajos que nos harán la edición mucho más llevadera. De verdad, no os podéis imaginar la diferencia entre rebuscar en la bolsa de chismes el objeto adecuado para después colocarlo en un sitio concreto con un mando, a hacerlo directamente sobre la pantalla con los dedos. Los nuevos objetos nos permitirán, además, realizar niveles totalmente nuevos y experiencias de juego muy diferentes. ¿El casco lanzaproyectiles? Bien nos podría servir para replicar el nivel en el que debíamos guiar un misil Nikita a través de pasillos mortales en Metal Gear Solid. ¿El kart triangular? Seguro que todos los creadores de niveles de carreras agradecerán el poder contar con un vehículo prefabricado que utilizar en sus circuitos, además de su habilidad arácnida. Y no nos olvidemos además que LBP PS Vita es compatible con todo el DLC aparecido para las anteriores entregas, garantizándonos desde el primer día el contar con todo tipo de material para crear nuestros niveles e historias.

No obstante, LBP PS Vita pone de relieve que el sistema de juego necesita ser reajustado, y deshacerse ya de alguno de los fallos que lastra desde el primer título. Por ejemplo, no serán raros los momentos en los que nos sentiremos completamente frustrados por un salto mal ejecutado… y del que seguramente nosotros no tengamos la culpa. Little Big Planet PS Vita, al igual que las entregas anteriores, antepone el mundo de juego y su física a todo lo demás, provocando que el control sea algo impreciso y que tengamos más la sensación de ser un muñeco que se deja llevar por la marea, en lugar de tener completo control sobre el movimiento de nuestra Sackcosa. Y no es una sensación agradable fallar una y otra vez por este control “esponjoso” en algunos de los niveles más desafiantes del título.

También es digna de mención una de las peores features del título: La inclusión de un pase online. De acuerdo, si nos fijamos única y exclusivamente en el aspecto monetario, se puede comprender perfectamente que Sony quiera obtener dinero por cada venta y usuario, ya sea de segunda mano, familiares, o quien sea. Pero que un juego tan orientado hacia el compartir y el jugar con amigos, que incluso ha hecho el esfuerzo de incorporar un modo para poder jugar por turnos con un colega, nos encontremos con el muro artificial del pase online para poder jugar de forma cooperativa con amigos, o lo que es aun peor… ¡Incluso se nos requerirá que contemos con él para poder acceder a los niveles creados por la comunidad o subir los nuestros propios! Simplemente… es algo totalmente inapropiado, y una manera injusta de castigar a quienes, en juicio de la desarrolladora, supuestamente no han pagado todo lo que podrían haberlo hecho por el título.

Aspecto técnico:

Little Big Planet PS Vita, gráficamente, resulta simplemente impresionante. Y es que al igual que en el aspecto jugable nos encontramos con prácticamente el mismo juego que en PlayStation 3, con las mejoras que permiten el hardware de PS Vita, en el aspecto técnico nos encontraremos con un producto que luce exactamente igual que su versión de sobremesa… ¡Incluso mejor, si tenemos en cuenta el brillo y la viveza de los colores de su pantalla OLED! El juego funciona de forma completamente fluida, con la misma cantidad de detalle que podemos ver en la versión de sobremesa, y sin que llegue a aparentar que estemos ante una versión de menor calidad. Tan solo hace falta que echéis un vistazo a las capturas que acompañan este análisis, o a su tráiler.

La banda sonora del título hay que reconocer que no está a la altura de las ya oídas en LBP 1 y 2 o la versión de PSP. El título cuenta con un par de canciones memorables, pero lamentablemente, la mayoría del tiempo estaremos oyendo un hilo musical predominantemente alegre, pero que seremos incapaces de recordar una vez apagada la consola.

Conclusiones:

Muchos poseedores de PS Vita tienen una opinión bastante clara con respecto al futuro de la consola: ¿Para qué quiero una portátil que me ofrecerá exactamente los mismos juegos que la sobremesa que tengo junto al televisor? Dejadme que le dé la vuelta a esa pregunta. ¿No es genial que quienes solo dispongan de esta portátil, puedan disfrutar de exactamente la misma calidad de la que podrían disfrutar si tuvieran una PS3?

No hace falta decir nada más para describir a Little Big Planet PS Vita: La misma experiencia que en sobremesa, ampliada, y mejorada por el hardware específico de Vita como sus posibilidades táctiles. No obstante, es una pena que el título tenga un uso tan desafortunado del pase online, dejándonos virtualmente fuera de la gran mayoría de lo que es Little Big Planet, y que la comunidad de LBP PS Vita sea independiente a la que ya existe para LBP y LBP 2.

8 / 10

Share Button
The following two tabs change content below.

Etiquetas: , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑