Analisis

Publicado el 18 septiembre, 2016 | por Chugo

0

Análisis PC: World of Warcraft: Legion

Cada vez que Blizzard anuncia un nuevo título, se paran las rotativas y todo el sector estamos más que pendientes. Así que cuando anuncia World of Warcraft: Legion, la nueva expansión del exitoso MMORPG, no podíamos estar más emocionados e intrigas por la nueva aventura. Así que gracias a Blizzard que nos ha hecho llegar un código para hacer la review, ya llevamos un par de semanas inmersos en las Islas Abruptas viviendo aventuras por este Azeroth apocalíptico.

La vuelta de la Legión Ardiente

La trama de World of Warcraft: Legion comienza donde lo dejó Warlords of Draenor. La nueva línea temporal ha traído de vuelta a un viejo enemigo de Azeroth: Gul’Dan. Va a intentar tener éxito donde su “otro yo” fracasó, y trae a las hordas de la Legión Ardiente sobre Azeroth. En un intento por frenar la llegada de este imparable enemigo, la Horda y Alianza se alían pero no da resultado, importantes y queridos personajes caen en el fragor de la batalla y todo parece perdido. La historia rescata viejos personajes como Illidan o Gul’Dan, pero a su vez se arriesga quitando a otros de la palestra.

A muy grandes rasgos este es el principio de World of Warcraft: Legion, el arranque es trepidante, épico y trágico a partes iguales. La sensación a la hora de jugar es de apremio, todo Azeroth está invadido por la Legión, y nuestro personaje debe ir de un lado a otro apagando fuegos y enfrentarse a ellos. La acción de esta expansión se centra en las Islas Abruptas, que si bien no es tan novedosa o grande como Draenor en Warlords of Draenor, si que tiene un detalle increíble. Tendremos un buen puñado de historias secundarias para pasar incontables horas perdidos por Monte Alto, Tormenheim o Surammar (esta última es simple y llanamente espectacular, una verdadera delicia pasear por esta ciudad de Elfos Nocturnos).

world-of-warcraft-legion-02

De aventuras por las Islas Abruptas

En lo meramente jugable, World of Warcraft: Legion no ha innovado necesario. El juego lleva con una fórmula muy parecida durante los 15 años de historia, las misiones, mazmorras, búsqueda de tesoros, etc. es prácticamente idéntica. Con ello no queramos decir que sea una decepción, ya que es justo lo que esperamos, es un sistema que les lleva funcionando años y muy bien, por lo que no sería procedente incluir sustanciales cambios. Así que tampoco vamos a ahondar mucho sobre lo que ya conocemos, y centrarnos un poco más en algunas de las interesantes novedades que aporta el título.

Entre las novedades más destacables está la aparición de Armas Artefacto. Son una serie de armas únicas para cada clase de personaje. Este nuevo equipamiento tiene una progresión al igual que el personaje, se le puede subir de nivel consiguiendo las reliquias adecuadas. Además se puede engarzar con reliquias para conseguir nuevas habilidades y efectos únicos sobre las que ya tiene el personaje. Esto parece que no, pero con las misiones propias de las Armas Artefacto, e ir mejorándolas, añade una profundidad jugable inesperada.

Otra de las novedades importantes de la expansión es la Sede de Clase. Supone una evolución de la Ciudadela de la anterior expansión. Hay menos carga de gestión, pero en esencia el funcionamiento es muy parecido. Hay campeones a los que enviar a diferentes misiones, consiguen oro, objetos, recursos para la Sede, etc. Estos campeones también pueden servirnos de guardaespaldas durante nuestros viajes. A medida que avanzamos en la gestión de la sede, la cosa se va complicando. Todo esto nos da un nutrido abanico de historias y misiones, y además la posibilidad de gestionar la sede sigue añadiendo un montón de horas de juego.

world-of-warcraft-legion-05

Por último y creo que bastante importante, aunque pase relativamente desapercibido, es el aspecto de llegar al nivel máximo (110). En Legion, tras llegar al nivel máximo todavía quedan muchas cosas por hacer, no te da la sensación de “bueno pues ya he terminado”. Muchas posibilidades de exploración, de historias secundarias, y un largo etcétera que ahonda en este longevo mundo ideado por Blizzard.

Cazadores de Demonios

Desde los eventos ocurridos en World of Warcraft: Burning Crusade, todos queríamos y esperábamos que la clase Cazador de Demonios fuera jugable. Y en World of Warcraft: Legion, por fin nuestro deseo se ha hecho realidad. Ya os lo adelantamos, es una clase hecha para molar, os recomendamos muy encarecidamente que le dediquéis un poco de vuestro tiempo, porque seguro que os va a gustar. La historia propia de la clase es bastante interesante, y merece la pena ser jugada, ya que los “ilidari” han estado mucho tiempo desaparecidos de Azeroth y podemos aprender muchas cosas de ellos.

Los Cazadores de Demonios son tanto Alianza como Horda, y tienen dos ramas jugables posibles, DPS y Tanque. Personalmente me he decantado por la de Tanque, con habilidades para generar daño de forma pasiva mientras te atacan, con cuernos que salen del personaje, daños por área, etc. No se queda parado en el sitio, si no que las animaciones hacen gala de una agilidad increíble, realmente parece que están en una danza macabra de Energía Vil.

demon_hunter_3_tga_jpgcopy

Algo bastante interesante en los Cazadores de Demonios es la capacidad de planear por el escenario gracias a dos alas que les crecen de la espalda. Puede parecer algo menor, pero da una nueva dimensión en la exploración de los mapas (y que demonios, es muy épico, si). Antes de que os hagáis la pregunta: si, he visto docenas de nicks con variaciones de Illidan. Es que es una clase de personaje que mola demasiado.

Apartado artístico de 10 en World of Warcraft: Legion

Ya os lo adelantamos en el título, World of Warcraft: Legion tiene un apartado artístico de 10. El motor gráfico le pesan los años, muchos MMORPG modernos cuentan con motores mucho más potentes que World of Warcraft. Eso sí, nadie cuenta con un departamento de arte tan condenadamente bueno como el de Blizzard. Puede que los escenarios no san tan grandes como los de Draenor de la anterior expansión, pero están cargados de majestuosidad, y de una atención al detalle increíble.

Las diferentes Islas Abruptas tienen su encanto y estética particular, desde la magia de la ciudad de Surammar, la grandeza con tintes vikingos de Tormenheim hasta la tribal Monte Alto. Todas y cada una de las zonas tienen marcadas temáticas que ayudan a meterse de lleno en este mundo de fantasía.

world-of-warcraft-legion-03

La banda sonora también está acorde a las diferentes zonas, con temas desde lo más evocadores, hasta épicos cargados de acción. El trabajo de doblaje, como viene siendo marca de la casa, es espectacular, con voces en castellano y perfectamente localizado.

Share Button
The following two tabs change content below.
Un blogger cinéfilo y seriéfilo, lector y jugón voraz, a veces rolero y siempre friki. Nunca me canso de hablar de cines, series, videojuegos o cómics. Siempre intentando estar al día de las últimas novedades.
Análisis PC: World of Warcraft: Legion Chugo

World of Warcraft: Legion es todo lo que esperábamos y más. Pule algunas mecánicas de la pasada expansión y añades algunas nuevas como la de las Armas Artefacto. La inclusión de la clase de personaje Cazador de Demonios es un enorme acierto, convirtiéndose en una de las clases más molonas de todo el juego desde el minuto uno.

4.75

Excelente


Voto del público: 0 (0 votos)

Etiquetas: , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑