Analisis

Publicado el 29 marzo, 2016 | por Chugo

0

Análisis PC: The Guest

Últimamente el catálogo de juegos indies está llenando tiempo de mi ocio y se ha ganado un buen sitio en mi juegoteca. Hoy os venimos a hablar de otro de esos juegos que tanto me han llamado la atención: The Guest, el primer juego del estudio español Team Gotham.

The Guest, misterio absorvente

La historia de The Guest en principio puede parecer sencilla. Nos ponemos en las botas del Dr. Leonov, que ha llegado a un congreso científico en Belmont y la organización le ha alojado en el hotel Oak Wood. Al despertar te encuentras atrapado en la habitación del hotel, y tienes que encontrar la forma de salir. Desde que te despiertas, ya te da en la nariz que este no es un hotel muy normal.

La historia que hay detrás te llega a través de recortes de periódicos, notas encontradas por las habitaciones, etc… De una forma orgánica, The Guest se apoya tanto en el apartado audiovisual como en las mecánicas jugables (los puzles) para conseguir mantener el interés de esta historia, y empatizar con el Dr. Leonov. Porque seamos honestos, estamos igual de intranquilos y paranoicos que nuestro querido Doctor.

The Guest 01

No queremos haceros spoilers de la trama, ya que es de esos juegos que merece la pena sentarse a jugar (de una sentada a poder ser). La narrativa tiene un buen ritmo, no tenemos relleno innecesario ni se hace corta la experiencia. De hecho diría que The Guest tiene la duración justa y necesaria para no cansarte y dejarte con ganas de más juegos de este joven estudio de desarrollo.

The Guest, deliciosamente frustrante

The Guest se encuentra a medio camino entre un juego de puzles y exploración, logrando una aventura clásica en primera persona. Es una aventura gráfica al uso, hay que recolectar objetos, utilizarlos, combinarlos, y explorar el escenario con mucho detalle para hacerse con las pistas que te permitan resolver los rompecabezas. El principal objetivo es salir de la habitación de hotel en la que estamos encerrados, y cada una de las estancias aportan nuevos puzles y retos.

Podríamos decir que The Guest se divide por “habitaciones”, para ir avanzando hay que ir desbloqueándolas, resolviendo los acertijos que nos plantean. Al principio no son complicados, pero a medida que avanza el juego la curva de dificultad aumenta. Me sé de revisar varias veces el inventario, y rebuscar durante un cuarto de hora entre las habitaciones ya desbloqueadas, para dar con la solución del puzle de turno. Conseguir resolver ese acertijo tan complicado después de darles vueltas da una sensación de triunfo como en los juegos de la vieja escuela.

The Guest 02

El control es bastante fluido, aunque recomendamos utilizar un controlador y no el ratón y el teclado. La experiencia resulta (a nuestro parecer) bastante más fluida con el mando de Xbox 360 con el que hemos disfrutado del juego.

Oscuridad y desasosiego en The Guest

Podría parecer que oscuridad y desasosiego son dos características negativas para un videojuego, pero al contrario de lo que podría parecer es algo positivo. No estamos ante un juego de “terror”, no buscar dar botes o sustos, pero si cuenta con una atmósfera oscura y sugerente. El hotel Oak Wood en el que se enmarca la acción del juego, destila virtudes por todos lados. La calidad del modelado, los pequeños “guiños” al jugador (como la cajetilla de tabaco con el logo de Team Gotham), denotan un cuidado por el mínimo detalle que parece casi compulsiva. Hacen ver que estamos ante un juego que en sus dos años de desarrollo ha recibido mucho mimo y cuidado. El motor Unity le sienta como un guante, explotando gran parte de su potencial con un trabajo de arte magnífico.

La iluminación es parte fundamental de The Guest, tanto es así que incluso el conseguir iluminar una sala puede ser un puzle en sí mismo. Y es que el juego es oscuro, realmente tener acceso a las luces es una ventaja, ya que hay que prestar mucha atención a cada detalle para poder conseguir ese objeto que te permite abrir una puerta, o esa pista para resolver el puzle. O todo lo contrario, la oscuridad puede revelar a tus ojos pistas que no están disponibles a la luz de una lámpara. Tanto el arte como la iluminación consiguen crear un espacio narrativo y opresivo en las habitaciones del hotel Oak Wood.

The Guest

Si los efectos de luz y modelado, dignos de un AAA, nos meten de lleno en el hotel Oak Wood, la sensación de desasosiego llega principalmente gracias a su audio. Las pisadas en el suelo, la música que sutilmente cambia nuestro estado de ánimo, los inquietantes golpes tras una puerta… o simplemente el silencio. Al poco de empezar, nos encontramos una radio en un baño, que el simple hecho de tenerla encendida es capaz de sacarnos de nuestras casillas y nublar cualquier intento de concentración. El apartado sonoro está producido con un gusto exquisito, muchos juegos más grandes no tienen tanto cuidado con el sonido como Team Gotham lo ha tenido con The Guest.

Share Button
The following two tabs change content below.
Un blogger cinéfilo y seriéfilo, lector y jugón voraz, a veces rolero y siempre friki. Nunca me canso de hablar de cines, series, videojuegos o cómics. Siempre intentando estar al día de las últimas novedades.
Análisis PC: The Guest Chugo

The Guest es un prometedor primer paso del estudio madrileño Team Gotham. Han logrado una aventura gráfica de corte clásico pero que luce como si de un AAA se tratara. Una experiencia de juego muy recomendable para todos aquellos amantes de las aventuras gráficas.

4


Voto del público: 0 (0 votos)

Etiquetas: , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑