Analisis no image

Publicado el 17 octubre, 2011 | por Chugo

0

Análisis PC: ‘RAGE’

Por Mauser

Rage supone el regreso de uno de los pesos pesados del mundo de los videojuegos ID Software, quien ya sentara las bases del género que hoy conocemos como Shoooter con juegos ya clásicos como DOOM, Wolfenstein o Quake.

Historia.

Esta nueva Ip se plantea bajo una premisa a priori quizás un poco clásica pero planteada de una forma bastante original.

Para empezar nos encontramos en un futuro no muy lejano en el que la Tierra se encuentra amenazada por el inminente impacto del asteroide Apofis contra el planeta. Ante esta amenaza los gobiernos crean Las Arcas. Unas naves de alta tecnológica cuya función será diseminarse y enterrarse a lo largo de todo el mundo, cargando cada una con unos pocos elegidos que aguardaran en hibernación durante  ciertos periodos de tiempo y que verán sus capacidades potenciadas gracias a una inyección de lo que llaman nanotritos . Nuestra arca emerge 106 años después del impacto del asteroide y es ahí cuando comienza la aventura. Nos encontramos como último superviviente de nuestra dañada arca, que se encuentra en medio de un territorio plagado de bandidos y mutantes. El mundo que nos rodea es amenazante y desconcertante, es ahí cuando interviene Dan Hagart, el líder de un asentamiento local que nos salva la vida en medio del desconcierto inicial, y nos explica brevemente lo que está ocurriendo.

Es ahí, en ese primer momento, cuando el juego comienza a flaquear.  Sí, nos presenta  una gran ambientación, ricamente detallada, pero el arranque de la acción es sumamente torpe. Eres un hombre “descongelado”, recién salido de tu arca, sin tener la más remota idea de lo que sucede,  sin apenas darte explicaciones te dan una pistola, y te echan al mundo , sin una línea argumental visible más allá del “mata a los malos”.  Desde ese momento daremos tumbos por el mundo sin un rumbo muy definido ayudando en todo lo que podemos a la gente del Yermo, que es la árida extensión de terreno en la que se ha convertido la Tierra.

Descubrimos que la humanidad ha sobrevivido a los impactos pero a duras penas. Subsisten en  pequeños asentamientos diseminados a lo largo de todo el Yermo, algunos más grandes y otros más pequeños, con un nivel de tecnología bastante alto, pero con cantidad y calidad escasas. Para desplazarnos por estos páramos haremos uso de una limitada pero suficiente variedad de vehículos que iremos ganando a través de distintas misiones y mejorando por medio del deporte favorito de este futuro post-apocalíptico, las carreras. En estas carreras ganaremos puntos para luego mejorar nuestros vehículos y darles mejor rendimiento en líneas generales.

Llegados a este punto las comparaciones con otros títulos más recientes como Borderlands o incluso Fallout son inevitables, pero en el fondo son premisas bastante diferentes.

Poco a poco vamos descubriendo que sobre la vida de estas pobres gentes se encuentra el peso de La Autoridad. Una organización de carácter fascista que intenta controlar y legislar sus vidas, sin  tener una presencia total. Esta Autoridad posee la tecnología más avanzada  y abundante, modernos vehículos, fortificaciones inmaculadas y soldados completamente acorazados los cuales siembran el miedo haya donde van.  Poco a poco descubrimos como La Autoridad, ha llevado a cabo terribles experimentos a lo largo del Yermo, y que es en buena medida responsable del estado actual del a civilización. Se convertirán poco a poco en nuestro mayor enemigo, aunque el juego vuelve a flaquear aquí, al no contarnos nada apena de este supuesto gran enemigo.  A lo largo del juego no conoceremos ni una breve explicación de donde proceden, cuáles son sus objetivos más allá de matar a los supervivientes del arca. Y aunque lleguen a mencionar a su líder, en ningún momento le vemos o nos enfrentamos a él, así que podría decirse que el juego ni siquiera tiene un villano al que enfrentarse.

Jugabilidad

La jugabilidad de Rage es bastante notoria siendo en cuanto al manejo un shooter a la vieja usanza, sin complicaciones pero con algunas peculiaridades.

Comencemos desde el principio. Para empezar a lo largo del Yermo nos encontraremos gran cantidad de objetos que irán a parar a nuestro inventario. Algunos de estos objetos pueden usarse para crear desde munición especial hasta droides centinelas que nos acompañaran. Para ello antes tendremos que encontrar planos que nos permitan crearlos. El resto de objetos podremos  venderlos para ganar sustanciosas sumas que luego gastar en comprar mejoras, tanto para nuestras armas, como para nuestros vehículos, a los vendedores locales.

Algunos de estos objetos podemos equiparlos en una barra de uso rápido con 4 huecos, los cuales hay que seleccionar antes de usar. No hay una amplia variedad, pero son suficientes y cubren todas las necesidades. En cuanto a la variedad de armas no hay nada destacable, un par de fusiles, lanzamisiles, pistola… la diferencia radica en que cada una tiene aproximadamente 3 tipos de munición diferente, que pueden cambiar totalmente el uso  que le damos al arma.

Por otro lado tenemos los vehículos. Su manejo es muy fluido e intuitivo, sin mas complicaciones que un turbo y un freno de mano para movernos, y un par de armas que podemos equipar. Además volveremos a tener los objetos de uso rápido tales como minas, bombas, kits de reparaciones o escudos.

Para dar uso a todo esto tendremos una rica variedad de opciones mientras nos movemos por los escenarios. Podemos interactuar con los viandantes que nos encontramos en la ciudad, algunos de ellos nos sugerirán pequeñas misiones, como buscar algún objeto, personas desaparecidas y similares. También tendremos un tablón de trabajos para este mismo fin. Por otro lado tendremos competiciones televisadas contra mutantes, con los que conseguiremos un dinero extra, y como no, las carreras que hemos mencionado anteriormente. Competiremos en contra reloj, carreras al uso a 3 vueltas e incluso carreras con armas buscando objetos.

Todo esto supone el principal entretenimiento del juego, ya que como mencione anteriormente, la línea argumental principal es bastante pobre.

Apartado técnico.

Es aquí donde Rage se presenta como un producto sumamente notable gracias a la tecnología provista por el motor ID Tech 5. La calidad de las texturas no es nada del otro mundo, pero el uso de la luz las confiere una nitidez sorprendente a largas distancias,  y acompañado a la cantidad de polígonos mostrados en pantalla nos ofrece unos interiores sumamente ricos, variados y amenos, además de unos exteriores con una calidad visual de las mejores que podemos encontrar en la actual generación de videojuegos. Además el acabado de los enemigos y el resto personajes que nos encontramos tiene un nivel de detalle y carisma muy elevado, gesticulan, y articulan sus movimientos con una muy buena fluidez. Esto reluce incluso cuando nos enfrentamos a ellos, pese a que su IA no sea excesivamente avanzada saben perfectamente saltar, trepar, escalar por las paredes y otros movimientos que harán las delicias incluso del jugador mas experto a la hora de enfrentarse a ellos. Por la contra cosas ya habituales como de la física en los objetos y el uso de los mismos, además de los entornos destructibles  brillaran por su ausencia.

En cuanto a la optimización está bastante bien conseguida, nos vemos a toda velocidad a través del yermo disfrutando de un entorno visualmente impresionante y el rendimiento no baja ni un ápice, la contra es que los decorados que vemos más lejanos fuera del mapa son bastante pobres  y que la cantidad de eventos y personajes que se mueven en pantalla es en todo momento bastante escaso.

Además de esto el juego viene totalmente doblado al castellano y con una calidad nada desdeñable, incluso algunas voces encajan mejor que en su idioma original. Este es un detalle de agradecer dado que todos los personajes con los que nos cruzamos nos reconoce y nos hacen comentarios dependiendo de las misiones que hayamos cumplido.

Conclusión

En resumidas cuentas Rage es un gran juego que hará las delicias de los amante de los shooters mas clásicos  y de los forofos de los efectos visuales con su poderoso apartado grafico de la mano del motor ID tech 5, pero flaquea en exceso en su hilo argumental. Llenará una más que generosa cantidad de horas con misiones extras, carreras, logros e incluso algunos mini juegos tales como apostar a los dados o recolectar cartas pero llegado el desenlace final y reflexionando sobre  lo que la historia en líneas generales nos ha contado, nos dejara una sensación muy vacía, y un terrible mal sabor de boca. En Psicocine le damos una nota de

8,5/10

Share Button
The following two tabs change content below.
Un blogger cinéfilo y seriéfilo, lector y jugón voraz, a veces rolero y siempre friki. Nunca me canso de hablar de cines, series, videojuegos o cómics. Siempre intentando estar al día de las últimas novedades.

Etiquetas: , , , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑