Analisis no image

Publicado el 14 septiembre, 2012 | por Sandor

0

Análisis indie: ‘FTL: Faster Than Light’

Hace unos meses que vivimos una situación excepcional en la industria de los videojuegos: La idea de Tim Schaffer de utilizar el sistema de crowdfunding para sacar adelante una aventura gráfica, y su consecuente éxito, provocó un aluvión de proyectos en Kickstarter apostando por el mismo tipo de financiación. Si bien el sistema tiene sus luces y sombras, una cosa está clara: Ha conseguido que juegos de géneros minoritarios, que normalmente tendrían un gran problema a la hora de obtener financiación o publicidad, han sido capaces de salir adelante y ofrecernos experiencias de juego nuevas y diferentes. FTL (Faster Than Light), un juego desarrollado únicamente por dos personas, es uno de estos ejemplos.

Historia y jugabilidad:

FTL es un juego realmente único. Quizás alguno de vosotros conozca el género “roguelike“, uno de los pocos tipos de juego que sigue manteniendo hoy en día la dificultad de los juegos de antaño. Para los que no lo conozcáis, os diré que un juego “roguelike” se suele caracterizar por ser un juego en el que el objetivo, más que ganar, es conseguir sobrevivir. Esto se debe a su tremenda dificultad, a que las muertes en este tipo de juego son definitivas, y al hecho de que gran parte del juego se decide al azar: Encuentros aleatorios, niveles generados en concreto para cada partida… En definitiva, todo un desafío para nuestra habilidad y conocimientos sobre las mecánicas de juego. Un perfecto ejemplo de un “roguelike” reciente sería Binding of Isaac, un juego tan difícil como adictivo.

FTL (Faster Than Light) es un juego que toma este concepto de “roguelike” y lo aplica, con bastante tino, a un entorno de ciencia ficción propio de series como Star Trek, Battlestar: Galactica o Firefly. La historia es mínima: Somos parte de la Federación Galáctica, inmersa en una tremenda guerra civil con los Rebeldes. Nuestra nave está cargada con una serie de datos e información cruciales para la Federación, y capaces por si mismos de dar la vuelta al conflicto. Nuestra misión es tan simple como complicada: Tendremos que atravesar la galaxia, saltando de sector en sector, para llegar hasta nuestra base, entregar los datos, y con algo de suerte, acabar con la amenaza Rebelde.

El sistema de juego resulta ser muy interesante, haciendo que nos sintamos como el capitán de nuestra propia nave estelar. En lugar de controlar a un personaje, manejaremos la nave en su conjunto, teniendo siempre disponible la información relativa a nuestra tripulación, lo que están haciendo, los sistemas que tenemos instalados en nuestro crucero, su estado (Funcionando, apagados, destruidos…), nuestro armamento, drones de apoyo… Sin duda, los primeros pasos con FTL serán lentos e inseguros, ya que aunque el juego dispone de un tutorial que nos explicará los conceptos básicos (Viajar entre sectores, sobrevivir a un ataque, reparar los sistemas…), es más que probable que nos sintamos abrumados por la gran cantidad de opciones del título y muramos irremediablemente a los pocos saltos a la velocidad de la luz.

Sin embargo, aquí reside el potencial de FTL. Cada partida se convertirá en una tarea de descubrimiento, de pruebas, comprobar si merece más la pena mejorar los escudos, o guardar nuestros recursos para contratar más miembros para nuestra tripulación… Si es que tenemos suerte y se nos ofrece esta opción en la partida que vayamos a jugar, ya que cada partida será totalmente aleatoria y diferente a la anterior. Quizás nuestra partida dure 2 minutos, o seamos capaces de aguantar más de media hora y llegar hasta el último confín de la galaxia, pero cada vez que iniciemos FTL, nos esperará una aventura y un desafío totalmente nuevos.

Además, el juego es lo suficientemente variado como para que nunca podamos bajar la guardia y tengamos que estar preparados siempre para todo: Tras cada salto, podremos encontrarnos amables mercaderes que nos repararán la nave y nos ofrecerán suministros, previo pago de chatarra, también nos podremos encontrar con piratas implacables, naves bajo  ataque que podremos ayudar o ignorar, supernovas a punto de explotar, nebulosas sin explorar cuyas tormentas eléctricas dejarán sin potencia a nuestra nave, señales de socorro que quizá sean ciertas, o quizá sean emboscadas… ¡Y todo esto sin olvidar la persecución implacable que sufriremos por parte de los Rebeldes!

En resumen, el juego realmente consigue lo que se propone: Plantearnos un desafío y envolvernos en esa fantasía de ser el capitán de nuestra propia Galáctica o USS Enterprise. Os aseguro que una vez acaben con vuestra nave por primera vez, seréis incapaces de dejar el juego de lado.

Apartado técnico:

Si bien la sistema de juego es inteligente y bien planteado, siendo incluso sorprendente la cantidad de guiños reconocibles por cualquier fan de la ciencia ficción, será en el apartado técnico en el que suframos una bofetada por parte de la realidad, y nos recuerde que FTL no deja de ser un juego desarrollado únicamente entre 2 personas, Matthew Davis y Justin Ma.

Gráficamente, el juego se muestra completamente en 2D, con gráficos bastante simples pero con mucha personalidad. En todo momento tendremos visible nuestra nave, así como su disposición de habitaciones. Asimismo, cada problema que surja en cada habitación se mostrará adecuadamente, con gráficos de fuego para incendios, agujeros en el suelo para brechas en el casco, y cada confrontación se resolverá con el intercambio de proyectiles entre dos naves estáticas, sin grandes algarabías o efectos gráficos avanzados. No obstante, este estilo simple tiene una ventaja que muchos sabrán apreciar: El juego funciona perfectamente en cualquier netbook, siempre y cuando tenga una resolución igual o superior a los 1280*720 que funciona el título.

En el apartado sonoro, el título también cuenta con un carácter propio reseñable. Los efectos de sonido, si bien no harán retumbar ningún sistema de sonido, hará que la acción en pantalla será mucho más creíble, y su música ambiental de corte simple y futurista acompañará perfectamente a las imágenes que veremos en pantalla, convirtiendo la partida en la fantasía que todo fan de la ciencia ficción querría experimentar.

Conclusiones:

Os voy a ser sincero. FTL es un juego que a priori, no nos lo pondrá nada fácil. Que sólo esté en inglés echará para atrás a los jugadores más jóvenes, su aspecto gráfico repelerá a mucha gente, su dificultad y gran cantidad de opciones espantará a los jugadores más casuales y su falta de dinamismo seguramente resulte aburrida para los jugones más frenéticos. Pero una vez nos habituamos al ritmo del juego, aprendemos que cada muerte no es el final de la partida, sino una nueva meta que hemos sido capaces de alcanzar, nos veremos cada vez más y más enganchados a su sistema de juego, deseando sacar un logro más con el que acceder a una nueva nave, y seguir encontrándonos con nuevas razas alienígenas, feroces enemigos, y sobre todo, esa maldita nave insignia de los Rebeldes

FTL (Faster Than Light) está disponible ya para PC sin DRM en GOG.com , y está también disponible para Mac OS y Linux en la página de sus creadores, FTLgame.com .

9/10

Share Button
The following two tabs change content below.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑