Analisis Frostpunk

Publicado el 29 mayo, 2018 | por Chugo

0

Análisis: Frostpunk

He de reconocer que últimamente por falta de tiempo, la variedad de títulos a los que juego se ha visto reducida. En las últimas semanas he estado sacando tiempo para jugar a Frostpunk, el nuevo juego de 11 bit studios (los creadores de This War of Mine). Llevaré aproximadamente unas 10 horas jugadas, y creo que ya puedo hablar con bastante conocimiento de causa como para hacer un análisis.

Secretos bajo el hielo

El juego nos lleva a un año 1886 alternativo, en el que una Edad de Hielo ha pillado por sorpresa a la humanidad. Nos pone en la piel de un capitán que debe conducir a una serie de refugiados a un sitio seguro. Sus pasos nos llevan hasta un generador de carbón en el norte donde poder establecer el último refugio y esperanza de la humanidad.

Frostpunk solo nos da estos pocos detalles sobre el marco de su historia. No sabemos por qué el mundo está así, si hay más supervivientes, que ha pasado con ellos o si hay esperanza de salir con vida. A medida que vamos avanzando en el juego, visitando enclaves en el entorno helado de la ciudad, descubriremos algunas cosas. En estos viejos campamentos, ruinas de ciudades, y asentamientos, encontraremos los retazos de la historia. Es nuestra labor ir juntando los puntos hasta darle una coherencia y contexto.

Conoceremos varias facetas de la historia a través de tres escenarios: Un nuevo hogar, Las arcas y Los refugiados. El primer escenario es el principal, tras sobrevivir 20 días (que no es tan fácil como parece), se desbloquea el segundo. El tercer escenario llega tras sobrevivir 20 días en el segundo. En cada escenario se dan unas condiciones distintas y aumenta un poco la dificultad. No solo ayuda para conocer otras facetas de la historia, si no que también sirve para terminar de dominar las mecánicas del juego.

Cuestión de vida o muerte

Frostpunk nos presenta una interesante mezcla de géneros. En general podríamos decir que se trata de un juego de estrategia para un solo jugador, pero es algo más. Estamos ante un city builder, con una importante y cuidada gestión de recursos, hasta el punto de estar casi en un juego de supervivencia. Habrá que gestionar tanto recursos (carbón, madera, acero, comida…) como al propio personal, ya que los trabajadores, ingenieros y niños son tan o más importantes que los recursos. Hay que tener en cuenta que los ciudadanos pueden morir, enfermar, quedar lisiados, etc. en función de a que se dediquen. Si trabajan o viven en edificios donde hace frío, lo más probable es que enfermen, por lo que un miembro productivo pasa a ser una carga hasta que lo cures.

Como todo buen juego de gestión de recursos hay que desarrollar tecnologías, construir edificios, buscar equilibrios entre el gasto y la producción, y el descontento y la esperanza. Para diferenciarse de otros títulos Frostpunk hace especial hincapié en las decisiones morales. Estas decisiones llegan de la mano del libro de leyes. Como líder de este asentamiento tendremos que promulgar leyes que rijan la vida de los supervivientes. Desde hacer trabajar a los niños, hasta doblar turnos de trabajo o montar burdeles para bajar el descontento. Siempre vamos a tener la sensación de estar tomando la decisión menos mala, y siempre nos van a acarrear problemas y consecuencias.

Si hay que comparar la ética de Frostpunk con la de This War of Mine hay que aclarar que no lo consigue del todo. Tanto por la temática como por tu rol en toda esta aventura, es difícil empatizar con “el pueblo”. En Frostpunk eres un líder frío y distante que hace lo mejor posible para garantizar la supervivencia, aunque para ello haya que tomar medidas “crueles”. Pero pese a que todos tengan nombre y apellidos, sus trabajos y familias, con sus dramas, al final del día son meros números y estadísticas.

Una de las principales pegas que le veo a Frostpunk es la de su curva de dificultad. Llegar de primeras nos chocamos frente a un muro de posibilidades, no explica mucho y además no lo hace muy bien. Van a ir saliendo alertas de tutorial con un texto explicativo, y “allá tú”. Este tipo de tutoriales no es precisamente mi favorito, y hace la primera toma de contacto con el juego, de lo más árida. Al principio he jugado varias partidas, sabiendo a propósito que no lo estaba haciendo bien y perdiendo muy rápido, solo para ir aprendiendo de los errores.

Belleza helada

Frostpunk llama poderosamente la atención por su estética. Nos lleva a un mundo helado en pleno siglo XIX y mete un poco de ciencia-ficción. Podríamos decir que es steampunk, pero en su rama más dura y sucia, sin el colorido o luminosidad del que suele gozar. Buena parte de este apartado artístico hay que agradecérselo a su equipo de arte, que han dado en el clavo con esta estética.

En cuanto al apartado técnico en los primeros días, antes de recibir el primer parche, si que he notado algunos problemas de rendimiento. El juego me ha echado un par de veces tras parar o reducir la velocidad de juego. Por lo demás he de decir que el juego se ve objetivamente muy bien. Tanto el trabajo de iluminación, efectos de humor, partículas o animaciones, todo ello bajo la constante presencia de nieve y hielo, es muy digno.

En cuanto a la localización he encontrado algunas lagunas. Cuadros de diálogo que no están traducidos, algunas expresiones raras. Nada alarmante que afecte a la jugabilidad, pero si hay que señalarlo y esperar a que en sucesivos parches lo vayan puliendo.

Share Button
The following two tabs change content below.
Un blogger cinéfilo y seriéfilo, lector y jugón voraz, a veces rolero y siempre friki. Nunca me canso de hablar de cines, series, videojuegos o cómics. Siempre intentando estar al día de las últimas novedades.
Análisis: Frostpunk Chugo

Puede que no tenga la carga emotiva de This War of Mine, pero si que mantiene los niveles de exigencia y planificación. Frostpunk obliga a pensar a largo plazo, no perdona errores y es tremendamente satisfactorio si las cosas no van mal del todo. Perfecto para los amantes de los juegos de estrategia y gestión más exigentes.

4

Exigente


Voto del público: 0 (0 votos)

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑