Analisis no image

Publicado el 22 diciembre, 2010 | por Vicky

2

Analisis de Gran Turismo 5

Gran Turismo 5, la eterna promesa.

Por fin podemos disfrutar en nuestra playstation 3 del simulador de conducción más famoso de todos los tiempos. Tras 5 largos años de desarrollo, imágenes que quitan el hipo, y hasta una demo de pago llamada Prologue para calmar las ansias de coches de los poseedores de Ps3, llega un juego que promete lo que su propio subtitulo indica, ser el simulador de conducción real definitivo.

Este exhaustivo análisis no se limita a dar una visión de los aspectos principales del juego, sino que tratamos de ver si los 5 eternos años de desarrollo y los numerosos retrasos justifican el producto final.

Arranquen motores

El primer aspecto que llama la atención en Gran Turismo 5, son sin duda sus gráficos. Hemos sido bombardeados por una extensa cantidad de imágenes fotorealistas las cuales eran dificilmente diferenciables de fotos reales. Los coches presentados eran exactamente calcados de la realidad, y los escenarios dónde corren los coches (sobre todo los circuitos urbanos), parecían fotos tomadas por el coche de google maps.

¿Es oro todo lo que reluce? pues no señores, todas las imágenes vistas hasta el momento han sido siempre del famosisimo “modo foto”; un modo que nos permite tomar instantaneas de cualquier repetición de la carrera y colgarlas en internet o compartirlas con nuestros amigos para el disfrute visual de estos y para regocijo de los programadores de Polyphony. ¿Qué significa esto? pues que el juego ingame no se corresponde con lo que vemos en estas fotos, pues al tomar una foto del modo repetición, además de sobrecargar la escena con numerosos filtros gráficos, el número de poligonos aumenta considerablemente en la imágen, ofreciendo a nuestros ojos en una foto un maquillaje digno de cualquier portada de revista de moda.

En Gran Turismo 5, contamos con la casi infinita cifra de mil coches, de diferentes categorias, tipos, etc… pero no todos ellos están bien cuidados. De esos mil coches solo unos 200 adquieren el apodo de “premium” y esto significa que solo esos coches han sido creados para Gran Turismo 5, incluyendo los interiores, el resto son coches sacados de versiones de Gran Turismo anteriores, como el Gran Turismo 4 de PS2, y puestos directamente en el juego sin ni siquiera haberlos “retocado” un poco. Esto produce una diferencia abismal en algunas carreras online en las que puedes ver un ferrari completamente detallado y otro coche con una calidad gráfica de hace más de 5 años. Además tampoco podemos disfrutar de la cámara interna en estos coches (que como recordamos no son pocos).

Los circuitos estan recreados con una gran calidad, pero no lo que esperabamos viendo imágenes de ellos. Las texturas de algunos se pixelan, el popping está presente (el efecto de aparecer zonas del circuito de manera inesperada) y las texturas mostradas son de baja resolución o tardan en cargar (apareciendo casi a la vez que pasamos por alli con el coche). Aún asi el apartado técnico es sobresaliente, pero los numerosos fallos e imperfecciones hacen que sean imperdonables en un producto que lleva 5 años de desarrollo.

Como hemos dicho la diferencia gráfica entre unos coches y otros también puede aplicarse por igual a los circuitos, algunos de gran belleza (sobre todo los urbanos), y otros que parecen campiñas por lo vacíos que están. Otros como los de arena y nieve (para las pruebas de rally), están logrados y el comportamiento de los coches en ellos es realista.

Destacar que los cambios climaticos presentes en el juego no están mal, y hay circuitos en los que se pasa del día a la noche y que son bastante creíbles, aunque la iluminación afecta a la jugabilidad. En algunos circuitos nocturnos, los faros de los coches no alumbran correctamente, siendo estos demasiado bajos, y no viendo prácticamente la carretera.

Todas estas cosas muchos lo verán como nimiedades que no empañan un juego de la categoría de éste, y yo pienso que en cualquier otro título podría ser perdonado, pero 5 años dan para mucho testeo y muchas mejoras, y parece que todas estas cosas las han querido meter deprisa y con calzador en los últimos meses para cumplir con los plazos.

Los efectos de deformación de coches por colisión son escasos, y aunque Polyphony ha sacado un parche para mejorarlos, hasta los niveles más altos de juego no aparecerán por ningún lado en nuestros vehículos, llegando a dar la sensación de que conducimos una bola de pinball durante los choques.

Los largos tiempos de carga (aún con el juego instalado completamente tras 45 minutos de espera), son interminables en algunos casos, y no sólo durante la carga de circuitos, sino en algunos menús y pruebas, llega a veces a desesperar.

En cuanto al sonido el juego es correcto, los motores y demás efectos estan plasmados apropiadamente. La música durante la carrera y los menús esta compuesta por una larguisima lista de títulos de todos los géneros, desde musica clásica, hasta temas techno y dance pegadizos. Además podemos importar nuestra propia música para escucharla durante las carreras. Hubiera estado bien poder incluirla también en los menús de juego para amenizar las largas pantallas de cargas.

Derecha a ras.

La jugabilidad, esa otra parte que junto con los gráficos hace que un juego de conducción alcance la gloria o se hunda en la miseria, si que es de sobresaliente. El comportamiento de los coches es genial, y la sensación de conducción es buenisima. Si teneis la oportunidad de haceros con un volante como el Logitech Driving Force GT (el oficial del juego), no os lo penséis. La sensación de conducción con este volante es sobresaliente y aunque se echa de menos el sentir algunos pianos al pisarlos o mas fuerza en algunas colisiones, este volante es una autentica gozada y el juego se comporta a las mil maravillas con él.

Quitando lo nombrado anteriormente en el apartado anterior en cuanto a las colisiones y daños físicos que poco o nada afectan a la conducción (en Forza por ejemplo no es para nada raro que tras un golpe importante se rompa la dirección y tengamos que ir contravolanteando todo el resto de carrera, con la dificultad que ello conlleva). Además en el online, algunos cafres se dedican a chocarse deliberadamente con la gente entorpeciendo sobremanera la experiencia de juego, cosa que se podría haber evitado incluyendo daños a la conducción o rotura del motor, etc…

La IA de juego en los niveles más bajos es casi inexistente, pero cuando se va avanzando en el juego se va haciendo cada vez mas meticulosa, impidiéndonos adelantar, y en los niveles superiores no sabremos si estamos compitiendo contra la CPU o contra otro jugador online gracias al nivel de dificultad.

Quiero ser un gran piloto.

Los modos de juego de GT5 son de lo más variado y es un punto a favor del juego la cantidad de pruebas de diferente índole que se han incluido en el modo carrera. Tenemos para conducir desde divertidos Karts (para el online son lo mejor desde Mario Kart), hasta coches de rally, Nascar, incluso algún que otro coche de Formula 1.

Las opciones son númerosas, tanto que a veces es fácil perderse por la interfaz de juego, la cual es idéntica a las anteriores entregas. Un aspecto negativo es que no facilitan la adquisición de coches para competir en un determinado evento. Mientras que en la competencia sólo aparecen resaltados los eventos para los cuales disponemos un coche apto en el garaje, en Gran Turismo 5 debemos de dar muchos rodeos para adquirir un coche que se ajuste a un determinado evento o prueba, siendo necesario muchas veces repetir pruebas que ya hemos superado para poder ahorrar algo de dinero y comprar un coche que nos permita competir en las pruebas siguientes. En Forza por ejemplo, al terminar primero en los distintos eventos de una prueba te regalan el coche que te sirve para competir en los siguientes eventos, con lo que el jugador solo debe limitarse a hacerlo lo mejor posible dentro del circuito y no a buscar y rebuscar que coche es el necesario para competir y como puedo conseguirlo.

En el concesionario tan solo podemos adquirir coches premium (a unos precios desorbitados en algunos casos), y para el resto de vehiculos hay una tienda de segunda mano que va cambiando a lo largo del juego, siendo necesario entrar cada dos por tres para ver si ya tienen el coche que estabamos esperando para competir en esa prueba que tenemos pendiente. También mediante el online podemos regalar coches a nuestros amigos, aunque los perderemos de nuestro concesionario, hubiese estado mejor un sistema de compraventa o de intercambio de coches como podríamos encontrar en el Forza Motorsport.

Los niveles de personalización de los coches también estan presentes, pudiendo añadir motor, suspensiones, etc… pero hubiera sido de agradecer un editor de vinilos con el que poder hacer autenticas obras de arte como las vistas en la competencia.

La numerosísima cantidad de pruebas diferentes y de todo tipo, y la inclusión de un editor de circuitos (aunque algo pobre eso sí), hace que tengamos horas y horas de GT5, eso sin contar el online.

Llegamos a la meta.

Resumiendo, GT5 es un juego notable, que podria haber sido sobresaliente sino fuese por la cantidad de bugs que tiene y que no han sido pulidos, algunos de ellos dudósamente podrán ser corregidos por un parche, y el tema de la inclusión de más coches premium como ha prometido el señor Yamauchi es un punto a favor en su afán de mejorar el juego. Habrá que esperar si se mejora el sistema de juego y el online con futuras actualizaciones. Si el bolsillo lo permite hay que disfrutarlo con un volante de cálidad porque se lo merece.

Para finalizar decir que cualquier otro juego como este se merecería más nota, pero las altas expectativas depositadas en este título después de tantos años de desarrollo (en parte promovidas por su creador, Kazunori Yamauchi), y más aún viendo como la competencia ha conseguido igualar y mejorar en algunos aspectos los puntos fuertes de este juego en menos de la mitad de tiempo, hace que Gran Turismo 5 no llegue al sobresaliente.
Desde Psicocine creemos que Grand Turismo 5 se ha ganado un

8,5/10

Share Button
The following two tabs change content below.
Mi vida ha ido ligada al cine, si hubiese nacido dentro de una película seguramente sería una Rebelde que lucha contra el Imperio. Se puede decir que mi afán por coleccionar merchan de Star Wars va más allá.Me siento una afortunada por haber tenido una infancia rodeada de Pokémon y videojuegos que hoy en día llaman "Retro".

Etiquetas: , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑