Analisis no image

Publicado el 5 agosto, 2011 | por Sandor

4

Análisis 3DS: ‘Super Street Fighter 4 3D Edition’

Parece que fue ayer cuando los juegos de lucha parecían un género casi completamente olvidado y en vías de extinción, hasta que llegó Capcom con su nueva versión de Street Fighter para poner los puntos sobre las íes. Dos años después (Y tres versiones diferentes), la versión mejorada de Street Fighter 4 sirve como uno de los títulos de lanzamiento de 3DS. ¿Valdrá la pena, o será un juego que le vaya grande a una consola tan pequeña?

Jugabilidad: Ese regustillo de siempre, puesto al día.

Seguramente queden pocas personas que no hayan probado ninguna versión de este Super Street Fighter 4, pero recapitulemos. SSF4 es la primera ampliación del Street Fighter 4 que apareció en 2008 para maquinas recreativas, y que fue posteriormente puesto a la venta para las consolas de sobremesa y PC en el 2009. Con gráficos 3D, pero manteniendo toda su esencia de juego de lucha en dos dimensiones, Street Fighter 4 nos invitaba a manejar a los luchadores de toda la vida, aquellos con los que más de uno hemos crecido y hemos imitado hasta la saciedad: Ryu, Ken, Blanka o E. Honda forman parte del extenso plantel de 25 personajes de los que disponía el título, incluyendo al mítico Gouken, el “maestro” de Ryu y Ken que realmente nunca existió más allá de una broma pesada de una revista americana. Su sistema de juego parece casi inalterado desde entonces, aunque incluye todas las novedades y mejoras jugables que se han ido desarrollando a lo largo de estos años en el género: Combos, movimientos especiales, movimientos super-especiales, cancels, dash, y mil y una palabras que los jugadores más técnicos están hartos de repetir.

Super Street Fighter 4 toma esta base y lo mejora, añadiendo 10 personajes nuevos, 8 de ellos antiguos conocidos de versiones anteriores de la saga como Dee Jay o Dudley, y 2 totalmente nuevos. También balancea el juego, acabando con o limitando algunas de las técnicas más abusivas, a la vez que añade la opción de poder variar de movimientos ultra-especiales, aquellos que solo podremos lanzar cuando la vida de nuestro personaje este lo suficientemente baja.

La conversión de consolas de sobremesa a 3DS es espectacular, y es que no se echa de menos ninguna de estas características en el cartucho. Todos los personajes, todos sus movimientos, todos los stages, todos los modos de juego, desde arcade hasta los más complicados retos… Sin duda, un trabajo encomiable que nos garantizará que podremos jugar a exactamente el mismo Super Street Fighter 4 de sobremesa, pero en cualquier lugar que queramos.

Y es que en Capcom no solo se han contentado con hacer una conversión prácticamente 1:1 del juego para la portátil, sino que han añadido algunas opciones extras para sacar el máximo rendimiento a las nuevas oportunidades de Nintendo 3DS. Por un lado, tendremos una nueva cámara para jugar, sobre el hombro, que si bien no es del todo práctica, nos servirá para apreciar a la perfección el efecto 3D de la consola. Por otro lado, utilizaremos la función Spot Pass para recibir nuevos datos de Capcom mediante internet, la función Street Pass para intercambiar datos con otros jugadores y enfrentarnos con ellos en una simulación con un equipo de figuras, las cuales podremos conseguir jugando al juego, o canjeando las monedas de juego de Nintendo 3DS. También podremos jugar con nuestros amigos sobre la marcha en una partida local, incluso aunque no tengan el juego, mandándoles una versión de prueba y muy limitada del título. En último lugar, vale la pena señalar la inclusión de controles para la pantalla táctil, facilitándonos la más que difícil tarea de realizar determinadas pulsaciones de botones en el esquema de Nintendo 3DS.

También son muy dignas de mención algunas características que se daban por desaparecidas debido a las limitaciones de trabajar en una consola portátil. A pesar de estar jugando en una 3DS, seguiremos teniendo acceso a un modo online sin apenas lag para pelear con cualquiera, o con nuestros amigos, un sistema clasificatorio para medir nuestra habilidad, logros por nuestras acciones, los geniales videos de animación realizados por el estudio Gonzo, estadísticas detalladas y pormenorizadas… La única opción que realmente se echa de menos es la posibilidad de seleccionar el idioma en el que hablan los personajes, un detalle que tan solo preocupará a los jugadores más apasionados y los que no aguanten a los dobladores ingleses.

Gráficos: Prácticamente idéntico

El aspecto gráfico parece uno de los más intrigantes en 3DS, hablemos del juego del que hablemos, y no es para menos, ya que el juego en 3D sin gafas no es algo que haya estado a la alcance de cualquiera hasta ahora. Y en este aspecto, Super Street Fighter 4 resulta realmente sorprendente.

Por un lado, disfrutaremos de una calidad de imagen similar a la vista en las versiones de sobremesa de SSF4. Pese a la baja resolución en comparación, los modelos de los personajes parecen prácticamente idénticos en la pantalla de Nintendo 3DS. Lamentablemente, no se puede decir lo mismo de los escenarios, ya que estos han sufrido uno de los pocos tijeretazos que ha tenido el juego para que cupiera en una consola portátil, dejando atrás a los animados e interactivos escenarios de sobremesa, para dar paso a versiones completamente estáticas e inertes de esos mismos stages.

El efecto 3D no es incomodo de apreciar, y es bastante chulo. Personalmente, da la sensación de que en el cristal de la pantalla tendremos los letreros del juego, elementos como la vida de los personajes, los medidores de super y ultracombo o el tiempo, mientras que en planos posteriores, hacia dentro de la consola, se van colocando los personajes, los efectos especiales, y en último lugar, los añadidos del stage. La nueva cámara sobre el hombro realmente hace que este efecto 3D se aprecie mejor, y hay que reconocer que las animaciones de ultra-combo son más espectaculares que nunca si tenemos el deslizador 3D activado.

Conclusiones

Super Street Fighter 4 es un juego excelente de lucha. Su amplia variedad de modos harán las delicias de cualquier aficionado, y su modo online lo convierte en un juego con una rejugabilidad potencialmente infinita, siendo el único límite la propia paciencia o interés del jugador. Técnicamente es sorprendente, y es que aunque quizás no se vea mucho mejor que en una PSP, en más de una ocasión dudaremos estar jugando en una portátil y no en una consola de sobremesa. No obstante, no se pueden perdonar algunos detalles del juego, como las ligeras limitaciones del juego (Sobre todo cuando han salido otros juegos que lejos de repetir esos fallos, los han subsanado sin problemas), o que algunas de las novedades incluidas para la versión de 3DS sean poco útiles o no supongan un verdadero atractivo para el jugador que lleva disfrutando de SSF4 desde hace un año, como la recolección de figuritas o las simulaciones del Street Pass. ¿Veremos esto solucionado en la más que probable versión de Super Street Fighter 4 Arcade Edition?

Por esto en Psicocine le concedemos un…

9,0/10

Share Button
The following two tabs change content below.

Etiquetas: , , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑