Analisis no image

Publicado el 7 agosto, 2011 | por Sandor

1

Análisis 3DS: ‘Ridge Racer 3D’

No se puede decir que la selección de juegos para estos primeros pasos de Nintendo 3DS sea increíblemente variada, pero al menos cuenta con representantes de los mayores géneros, siendo más que suficiente para asegurar el entretenimiento, busquemos lo que busquemos. Namco Bandai se encarga de ofrecernos su opción para los fans de los juegos de conducción, una nueva entrega de su franquicia Ridge Racer.¿Preparados para correr?

Jugabilidad: La conducción más arcade

Ridge Racer, pese a ser una saga que ya parece haber vivido su punto álgido, es de las pocas franquicias de juegos de conducción que se puede jactar de mantenerse fiel a sus principios. Y es que lejos de experimentar con diferentes mezclas de géneros, o intentar ofrecernos algo distinto, nos da exactamente lo que cabe esperar de un Ridge Racer: Un juego de carreras centrado en la diversión pura y dura, dándole prioridad a este aspecto sobre el realismo de la simulación.

El sistema de juego que nos propone Ridge Racer no es demasiado complicado ni realista, de hecho, casi la única complicación que tendremos para empezar a jugar y ganar carreras será aprender a hacer derrapar nuestro vehículo al más puro estilo Burnout o OutRun. El juego nos recompensará por nuestra buena conducción, por acosar a los rivales o por tomar buenos derrapes otorgándonos turbo que podremos usar para ganar algo de ventaja en la carrera. Ridge Racer no es para nada un juego en el que necesitemos ser unos dioses del volante para conseguir clavar todas las curvas. Aun así, el juego incluye alguna que otra posibilidad, como la manera en la que acumular y utilizar el turbo, para ofrecernos la mejor experiencia al volante posible.

Ridge Racer 3D nos ofrece una gran cantidad de modos de juego con los que entretenernos. Contaremos con el clásico modo Grand Prix, en el que iremos avanzando a lo largo de las cuatro categorías diferentes de coche y probando los diferentes circuitos del juego, todos versiones de circuitos vistos en otras entregas de la saga, desbloqueando coches y mejoras por el camino. También podremos quedarnos a gusto marcando nuestros mejores tiempos en el modo Contrarreloj, y si estamos algo justos de tiempo, podemos pedir al juego que nos configure un evento personalizado para no jugar más de una determinada cantidad de minutos, algo ideal tratándose como se trata de un juego para una consola portátil.

El juego también incluye un modo Versus, y lamentablemente, este modo es únicamente para uso local. Sin duda, una de las únicas pegas del título, que aunque nos ofrecerá una cantidad brutal de horas de juego con el modo Grand Prix, la posibilidad de juego online con nuestros amigos habría catapultado la cifra, y lo hubiera convertido en un autentico imprescindible de la consola de Nintendo.

Ridge Racer 3D también utiliza las nuevas funciones de Nintendo 3DS, usando el Street Pass para intercambiar fantasmas de nuestros mejores tiempos con otros jugadores y así contar con nuevos retos cada vez que saquemos de paseo la consola. Lamentablemente, los requisitos para crear fantasmas para este modo no están muy bien explicados, lo que explicaría la altísima probabilidad que tendremos de salir a la calle, encontrarnos con usuarios de Ridge Racer 3D, y que ninguno de ellos nos aporte ningún fantasma contra el que competir.

Gráficos: Un 3D que te atrapa

Gráficamente, Ridge Racer 3D no parece superar lo que ya pudimos ver en las entregas de este juego para la PSP, aunque esto suponga un salto cualitativo con respecto a lo que se pudo ver en Nintendo DS. Las carreras se celebrarán de forma fluida, sin que nos tengamos que preocupar por ralentizaciones, excepto en momentos conflictivos de la carrera, como un escenario detallado, con varios contrincantes por delante, y nosotros usando el turbo.

Sin embargo, lo que hace realmente especial a Ridge Racer 3D es su efecto 3D. Y es que la sensación de profundidad, unida a la tremenda sensación de velocidad, conseguirá atraparnos en la pantalla, metiéndonos de lleno en la carrera como ningún otro juego ha conseguido hacerlo antes. Sin duda, una experiencia que vale la pena probar.

Conclusiones

Ridge Racer 3D seguramente no sea un juego que este en la lista de deseados de muchos jugones. Sin embargo, esta versión para Nintendo 3DS sabe identificar lo que vale la pena destacar en un juego para una consola portátil, ofreciéndonos decenas, por no hablar de cientos de horas de entretenimiento. Lástima que su falta de juego online sea inconcebible para un título de estas características, pero eso no signifique que deje de ser uno de los juegos imprescindibles para estos primeros meses de Nintendo 3DS.

9.0/10

Share Button
The following two tabs change content below.

Etiquetas: , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑