Analisis no image

Publicado el 8 agosto, 2011 | por Sandor

1

Análisis 3DS: ‘Dead Or Alive Dimensions’

En pleno boom de los juegos de lucha, Tecmo Koei lanza de forma discreta una nueva entrega de su saga de juegos de lucha Dead or Alive. Quizás no sería un detalle tan importante si no fuera porque es la primera entrega que ve la luz sin que este apadrinada por su celoso creador, Tomonobu Itagaki, el cual abandonó la compañía hace ya algunos años. ¿Qué camino tomará la saga a partir de ahora?

Jugabilidad: Mucho más que niñas monas dándose de tortas

Dead or Alive es uno de los juegos más controvertidos en su género por varios detalles. En primer lugar, esta su sistema de juego, bastante más simple de lo habitual, y casi contrario a la magnificencia que demuestran algunos juegos como Virtua Fighter. Su esquema de 3 botones de ataque (Puñetazo, patada y bloqueo), la posibilidad de realizar contraataques y un sistema triangular a lo piedra-papel-tijera hace que muchos jugadores profesionales desprecien la saga, tildándola de machacabotones, o juego de lucha para principiantes, mientras que otros alaban su sistema fácil de aprender pero difícil de dominar, el extremo dinamismo de sus peleas, o su variedad en los combates. Por otro lado, la propia actitud de su creador, Tomonobu Itagaki, y su manera de concebir a las combatientes o spin-offs de la saga (Como Dead Or Alive: Xtreme Beach Volleyball), ha cosechado a tantos fans como detractores, provocando incluso reacciones realmente extremas como la prohibición de la venta de este videojuego en determinados países por considerar que sus personajes, nunca menores de 17 años, aparecen en poses y trajes demasiado “picantes” para un juego de este género.

Dejando estas polémicas de lado, Dead or Alive: Dimensions en realidad es el primer juego canónico que hemos visto en años, siendo su última entrega en 2005, como título de lanzamiento para una novata y desconocida Xbox 360. DOAD mantiene los pilares de la saga, manteniendo intacto su sistema de 3 botones y juego en 3 dimensiones, y manteniendo casi sin modificaciones los últimos balanceos y cambios de movimientos realizados para Dead or Alive 4. Entrando más en detalle, el juego añade un par de movimientos nuevos, como una especie de hadouken para Hayabusa, y abandona el último cambio realizado en DOA4 con respecto a los contraataques, dejando de hacer distinción entre los diferentes tipos de ataque y alturas: Básicamente, se vuelve al sistema de contraatacar a la misma altura a la que te pegan, facilitando un poco la difícil tarea de realizarlos.

Dead or Alive: Dimensions cuenta con todos los modos de juego que necesita un juego de lucha hoy en día, manteniendo algunos de sus modos clásicos de las consolas de sobremesa, y añadiendo un nuevo modo historia. En este modo, reviviremos la historia de todos los Dead or Alive, paso por paso y juego a juego, deshaciendo algunos entuertos, dejando bien claras algunas de las partes más oscuras de la trama, y eliminando de paso algunos de los sellos personales de Tomonobu Itagaki. Entre cada combate, veremos una escena realizada con el motor del juego que nos irá presentando a los 26 personajes que componen el plantel del juego, los elementos del mundo de Dead or Alive, y que también nos servirá a modo de tutorial para aprender a jugar. El modo, incluyendo sus cinemáticas, nos dará para bastantes horas, ideal para jugadores noveles. Personalmente, la sensación que se me quedó al terminar la historia fue de haber visto un resumen bastante detallado de todos los juegos, dando una opción para cualquier jugador de ponerse al día y saber que significa cada uno de los eventos que sucedan en un más que posible Dead or Alive 5.

Fuera de este modo historia, contaremos con los habituales del género, con alguna que otra novedad. Podremos jugar el modo arcade, dividido en “rutas”, siendo cada una de estas rutas diferentes a las demás en cantidad de enemigos a batir o dificultad, ideal para escoger si queremos jugar una partida rápida de no más de 2-3 minutos incluyendo tiempos de carga, o si queremos proponernos un reto. Este esquema de las rutas se mantiene en el resto de modos, como el modo supervivencia, en el que cada ruta nos desafiará a batir a más enemigos, o el modo Tag, en el que jugaremos con un compañero (Controlado por la máquina, o en modo local por un amigo) contra personajes mucho más poderosos que los nuestros. Tampoco podían faltar un modo versus, tanto contra la maquina o contra amigos, y un modo de juego online con su sistema clasificatorio, basado tal cual en el visto en Dead or Alive 4, pero dejando completamente de lado los lobbies online. Podremos jugar a todos estos modos con 26 luchadores diferentes, todos ellos antiguos conocidos de la saga, siendo 5 de ellos antiguos jefes que serán manejables por primera vez en la saga, como Raidou, o la odiada hasta la saciedad Alpha-152.

Aparte, Dead or Alive: Dimensions aprovecha las posibilidades de Nintendo 3DS de maneras bastante originales. DOAD usará el Spot Pass para obtener rivales y trajes para nuestros personajes a través de internet, usará el Street Pass para enviar y recibir personajes con los que pelearnos diseñados en función a nuestras estadísticas reales de juego, y usará el giroscopio y los sensores de movimiento de la consola para poder manejar cosas como el ángulo de la cámara en los menús, o en el curioso modo Vitrina, en el que podremos realizar fotografías en 3D de las figuras que desbloqueemos conforme juguemos o canjeemos monedas de juego de Nintendo 3DS. También se hace un buen uso de la pantalla táctil, pudiendo usarla para comprobar estadísticas en tiempo real del juego y nuestros combos, o poder ver en todo momento la lista de comandos de nuestro personaje, pudiendo realizar cualquiera de ellos pulsando en su gráfico correspondiente.

Gráficos: Nada que envidiar a Xbox 360… Hasta que activamos el 3D.

Gráficamente, Dead or Alive: Dimensions es muy sorprendente, y es que aunque el estilo de los modelos de la saga nunca haya sido muy realista, lo que seguramente los coloque en una posición ventajosa con respecto a la capacidad de computo necesario para mostrarlos en pantalla, los luchadores que veremos en nuestra Nintendo 3DS serán los mismos, o prácticamente iguales a los que pudimos ver en Dead or Alive 4. Esta sensación se acentuará al darnos cuenta que estamos jugando en escenarios versionados de Dead or Alive 3 y 4, sin que haya apenas ninguna diferencia, manteniéndose tan interactivos como lo fueron en sus versiones de sobremesa.

Pese a todo, Dead or Alive: Dimensions sufre de una pequeña gran pega en este apartado. Y es que, aunque activar el modo 3D de la consola es realmente espectacular y otorga un volumen y profundidad bastante notorios a la escena, notaremos una bajada en el frame rate del juego instantánea, y en algunos casos, abusiva. Por suerte, las peores ralentizaciones suceden en las animaciones de comienzo y final de combate, manteniéndose a un nivel aceptable en las peleas, pero seguro que no tardaremos poco en desactivar el modo 3D con el fin de disfrutar de una experiencia de juego más fluida.

Conclusiones

Dead or Alive: Dimensions es un juego realmente sorprendente, y aunque algunos de los detalles más Itagakiescos de la saga parecen haber desaparecido para no volver jamás, el juego tiene material más que de sobra para mantenernos entretenidos durante infinidad horas, y hacernos desear que algún día salga una versión de este juego para una consola de sobremesa. Un título sobresaliente e imprescindible, con un uso creativo y útil de funciones como el Street Pass, atractivo para los jugadores noveles, y que consigue mantener la esencia de la saga pese a sus más recientes cambios. Lástima que no exista un modo Tag como en sobremesa (Aunque el modo misión resulte entretenido) y la incapacidad del juego para mantener su fluidez gráfica con los efectos 3D activados.

Por esto, en Psicocine consideramos que merece un…

9,5/10

Share Button
The following two tabs change content below.

Etiquetas: , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑