Artículos

Publicado el 8 marzo, 2017 | por Chugo

0

Os recomendamos… Iron Fist

Gracias a Netflix hemos podido ver en primicia la primera mitad de temporada de Iron Fist. Como bien sabréis a poco que nos sigáis en Psicocine es una de las series que con más ganas estamos esperando. El tándem Netflix-Marvel ha funcionado bastante bien, y de todos los superhéroes sólo faltaba conocer al último Defensor: Danny Rand alias Iron Fist.

Sabéis que no somos amigos de contar detalles de la trama. Salvo los compases iniciales de la trama, no tenéis que preocuparos que no vamos a destripar nada. La historia ya es conocida: el multimillonario Danny Rand (Finn Jones) regresa a Nueva York tras 15 años desaparecido tras un accidente de avión. Sus conocimientos en artes marciales y su puño de hierro permitirán a Rand combatir el crimen en su ciudad natal.

Como suele ser habitual en las series de Netflix y Marvel, tenemos dos arcos argumentales bien diferenciados. En los seis primeros episodios que hemos tenido acceso, hemos presenciado la llegada de Danny Rand, su lucha por recuperar su nombre, parte de su pasado y la lucha a la que se va a tener que enfrentar. El enemigo es algo “difuso”, como ya sucedió con Daredevil, hay algo en las sombras que están preparando algo gordo para la ciudad y sólo Iron Fist puede detenerlos.

Los primeros seis episodios de Iron Fist se centran en Danny Rand. Es la llegada del hijo pródigo y cómo tiene que luchar por volver a hacerse un hueco en una vida que ya le ha dado por muerto. Aunque si tenemos escenas de acción (al bueno de Danny le cuesta mantenerse quieto), la lucha es entre abogados, reproches y alegaciones a recuerdos del pasado. Tampoco quiero decir que sea “un House of Cards“, no abandona el género en ningún momento. Pero hay que tener claro que al principio se trata de conocer a Danny Rand y a los personajes, antes que ver a Iron Fist en acción.

Al igual que con las producciones hermanas, Iron Fist recoge elementos comunes del cómic y los hace suyos. Consigue un buen encaje en esta visión a ras de suelo del universo Marvel. No hay parangones con escudos irrompibles, dioses nórdicos o monstruos verdes que se enfrentan a amenazas de otros planetas, pero si están de alguna forma presentes en este mismo universo. La principal diferencia de esta serie respecto a Daredevil, Jessica Jones o Luke Cage es que aporta el punto de vista místico. Da fondo y forma a algunos de los elementos que hemos visto en la magia interdimensional de Doctor Strange, pero aplicado a las artes marciales.

En cuanto a los personajes primero destacar a Danny Rand. Un personaje a medio camino entre la inocencia y sabiduría, impulsivo y con un toque arrogante de quien se cree intocable. Finn Jones consigue quitarse la armadura de Sir Loras y se mete de lleno en un papel que consigue hacerlo suyo y creíble. También quiero poner en relieve un personaje que en esta primera mitad me ha parecido incluso más interesante que el del protagonista: Colleen Wing. Interpretado por una solvente Jessica Henwick interpreta a una maestra de kendo con un dojo propio. Está lejos de ser la detective privado/samurai que hemos visto en los cómics, pero es responsable de muchas de las escenas de lucha y acción en esta primera mitad. El pasado y toda la trama corporativa del apellido Rand recae sobre los Meachum. Por un lado tenemos a Ward Meachum (Tom Pelphrey), duro y cínico hombre de negocios a la sombra de su apellido, y como su contrapunto a su hermana Joy Meachum (Jessica Stroup), una mujer inteligente que se debate entre el éxito y hacer lo correcto. Puede parecer que los personajes están encasillados en unos roles estáticos, pero lo cierto es que sólo en media temporada presencias una evolución y muchos matices en todos ellos.

También se dejan ver algunos viejos conocidos de otras series de Netflix, no queremos entrar en detalles claves de la trama, pero sí podemos adelantar que una vez más aparecerá nuestra querida Rosario Dawson como Claire Temple, que suponemos que será la argamasa para unir a los diferentes Defensores.

Pero entrando en materia, ¿merece la pena Iron Fist? Desde luego que sí. Tanto si quieres empezar con los superhéroes de Marvel y Netflix, como si quieres añadirlo al resto de la colección la serie es de lo más disfrutable. La serie cuenta con un tono más cercano a Daredevil que a Jessica Jones o Luke Cage. Estos seis primeros episodios han sido de lo más interesantes (mi visionado fue una maratón “típica de Netflix“), y estoy con la sensación de la miel en los labios porque precisamente lo mejor está por llegar. Recordaros que Netflix estrena mundialmente Iron Fist en exclusiva el próximo 17 de Marzo, todos los frikis tenéis una cita ineludible.

Share Button
The following two tabs change content below.
Un blogger cinéfilo y seriéfilo, lector y jugón voraz, a veces rolero y siempre friki.

Etiquetas: , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑