Noticias no image

Publicado el 24 octubre, 2010 | por Sandor

0

Probamos Undead Nightmare antes que nadie

Dame un Besito, que no muerdo…

El viernes recibimos una invitación para un evento de excepción: Rockstar Games nos estaba invitando  a probar, prácticamente en exclusiva, el nuevo contenido descargable de su último superventas, Red Dead Redemption, titulado Undead Nightmare. Desde aquí un abrazo a Silvia PR Manager de Rockstar que nos dió la oportunidad y que siempre se porta muy bien con nosotros.

Pero pasemos ya a hablar del juego en sí. Seguramente no es la primera vez que oís hablar de Undead Nightmare, ya que en Psicocine os hemos ido informando puntualmente de todas las noticias que salían al respecto. Pero para los despistados os diremos que se trata del último contenido descargable que se pondrá a la venta para el título revelación de este año. Este añadido se puede resumir en una sola palabra: Zombis. O mejor aún, en dos: Muchísimos zombis.

El DLC toma lugar unos momentos antes del final del juego, cuando John Marston vuelve, por fin, a su rancho de Beecher’s Hope. La diferencia con la trama habitual es que el salvaje Oeste se ve inmerso en una de las peores plagas que jamás ha podido conocer… Una epidemia Zombi. John Marston, como buen hombre que es, decide que no se puede quedar en casa de brazos cruzados, así que ensilla su caballo para encontrar una cura para esta epidemia, y así asegurar un futuro para el mundo de Red Dead Redemption.

La historia promete darnos bastantes horas de entretenimiento, añadiendo multitud de elementos radicalmente nuevos al juego. Por lo que hemos podido probar, la historia avanzará combinando el sistema de desconocidos (Y eventos aleatorios) presente en el juego original, con la posibilidad de participar en determinados eventos fijos, de la misma manera que lo hacemos en el modo Free Roam online.

Las misiones se podrían dividir en cuatro grandes tipos: Tendremos las misiones que harán avanzar la trama, que funcionan de la misma manera que los desconocidos. Al explorar el mundo, nos iremos encontrando con personajes que necesitaran de nuestra ayuda, o que nos encomendarán alguna misión. Estas misiones esconden un gran aliciente, ya que muchos personajes carismáticos de la historia principal volverán a aparecer, como Seth, el profanador de tumbas.

También podremos visitar los diferentes cementerios que se encuentran por el mapeado, que funcionarán de la misma manera que funcionan las guaridas en el modo de un jugador y multijugador. Al llegar a ellos, se nos mostrará un objetivo a cumplir (En nuestro caso, la misión se basaba en quemar todos los ataúdes presentes en el cementerio para evitar que surgieran nuevos zombis), y tendremos que limpiar la zona, lo que provocará que haya una reducción en la cantidad de zombis presentes en los alrededores.

Otro tipo de misiones son la liberación de los pueblos y ciudades presentes en el mundo de Red Dead Redemption. Al acercarnos a una zona infestada, aparecerá un indicador en el que podremos ver, tanto la cantidad de zombis restantes en el área, como la cantidad de supervivientes que precisan de nuestra ayuda. Tendremos que encontrar a alguno de ellos para enterarnos de que necesita (En la misión que vimos, tuvimos que ir a buscar munición y repartirla entre los supervivientes), y después echarles una mano para acabar con todos los no muertos. Si es que aún quedan supervivientes para cuando lleguemos…

El último tipo de misión que pudimos ver, es la búsqueda de supervivientes. Basadas directamente en las misiones de cazarrecompensas del juego original, pero “dándoles una vuelta de tuerca”. En lugar de tener que buscar a un forajido para entregarlo a las autoridades (O lo que quede de él), cuando liberemos pueblos, nos encontraremos con NPCs que nos pedirán que vayamos a buscar a un superviviente que ha desaparecido. Para completar con éxito la misión, tendremos que llegar hasta el superviviente, y llevarlo a una zona segura y libre de no muertos sin que sufra ningún daño. Algo que es mucho más fácil de decir, que de cumplir.

Algo que saltará a la vista nada más comenzar a jugar es que el mundo de Red Dead Redemption ha cambiado. Al iniciar este DLC, dejaremos atrás el soleado y brillante Armadillo, para sumergirnos en un ambiente oscuro y casi diabólico. La epidemia ha cambiado muchísimo el entorno, atrayendo a todo tipo de criaturas de la oscuridad y mitos a este mundo. No tardaremos en ver ejemplos de estas criaturas: Zombis asaltando a los pocos supervivientes que quedan por los caminos, los caballos de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis (Que además podremos intentar domar), animales salvajes de pesadilla… De hecho, es bastante habitual encontrarnos con eventos aleatorios, como estos animales míticos, o supervivientes que necesitan de nuestra ayuda.

Tras terminar este primer vistazo al modo Single Player, pasamos a probar de primera mano  el Modo Multijugador anunciado hace poco, el Apocalipsis Zombi. Parecido a los modos de Horda o de Supervivencia de otros títulos, este modo de juego de hasta 4 jugadores nos enfrentará a una marea infinita de muertos vivientes, siendo nuestro objetivo el sobrevivir durante el máximo tiempo posible a esta locura. Los zombis se dividirán en oleadas, siendo cada vez más difíciles de matar, fuertes y variados conforme avanzamos. Cada mapa cuenta además con un límite de tiempo, a partir del cual dejaremos de poder revivir a los compañeros, y no volverá a aparecer munición.

Este modo se desarrolla en diferentes mapeados basados en el juego original, tales como la capilla en la que encontramos por primera vez a Seth, o la guarida de bandidos de Tumbleweed. Para ayudarnos en nuestra tarea, al principio de cada oleada, aparecerán ataúdes en determinados puntos del mapa que nos darán munición y tiempo extra para todo el grupo. De forma aleatoria, también aparecerán cajas que nos otorgarán armas especiales que nos ayudarán enormemente contra las hordas de zombis que pretenden comernos. Algunas de estas armas son el agua bendita (Que funciona como una “granada”), el trabuco (Que matará a cualquier zombi de un tiro, a cambio de una tasa de disparo realmente lenta), el cebo para zombis (Que acumulará a todos los zombis en un punto durante un breve tiempo) o el cebo explosivo (Que funciona como el anterior, pero acaba explotando al final).

Las primeras oleadas fueron totalmente horribles para nuestro grupo… Nuestra puntería dejaba mucho que desear (Además, el juego desactiva la puntería automática para hacer más desafiante la experiencia), y los cuatro tipos diferentes de zombis nos dieron mucha guerra. Aparte de los no muertos habituales, nos tuvimos que enfrentar a Bolters, zombis canijos y agiles, Bruisers, zombis gruesos, lentos y terriblemente fuertes, y también a los molestos Retchers, que tienen la habilidad de dispararnos escupitajos mortales. Conforme jugamos más, conseguimos adquirir la suficiente habilidad para sobrevivir a esos ataques, hasta acabar consiguiendo derrotar al reloj, y sobrevivir… Hasta que se nos dejó sin la posibilidad de revivir a los compañeros y obtener más munición, momento en el que morimos todos como perros, pero todos con una sonrisa de oreja a oreja.

En conclusión, pasamos un rato realmente entretenido, y nos quedamos con ganas de jugar más, ¡mucho más! Sin duda seremos de los primeros en conseguir Undead Nightmare cuando salga el próximo 26 de Octubre (¡Justo a tiempo para Halloween!), a un precio de 9,99€ para PlayStation 3, y 800 Microsoft Points para Xbox 360.

Share Button
The following two tabs change content below.

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑