Cine no image

Publicado el 8 junio, 2011 | por Vicky

10

Crítica: X-Men, Primera Generación

Por Txema Marín.

Si pensamos fríamente en lo que X-Men: Primera Generación pudiera suponer en la cartelera actual, podríamos llegar a dos conclusiones. Una, que puede ser el intento de resucitar una franquicia de películas venida a menos en los últimos tiempos u, otra, que se trata de la precuela definitiva, bien hilvanada y realizada con gusto que todos esperábamos. Afortunadamente, estamos ante el segundo caso.
Tal y como ya hiciera el maestro Christopher Nolan con Batman Begins, el también británico Matthew Vaughn (Kick-Ass, Stardust) ha querido dirigir una película que nos muestra los orígenes de los X-Men, el germen que lleva a los mutantes a convertirse en lo que después son y por qué dos amigos como el Profesor Xavier y Magneto acaban siendo unos perfectos enemigos íntimos.

El planeta se enfrenta a la peor crisis de su historia, la Guerra Fría. Dos naciones como Estados Unidos y la URSS están siendo manejadas por el malvado Sebastian Shaw, que desea la erradicación del género humano para dar paso a la supremacía del siguiente paso evolutivo: los mutantes. Sin embargo, no todos los nuevos poderosos están dispuestos a acabar con la raza humana con bombas termonucleares y se organizan para tratar de parar lo que parece inevitable.
La puesta en escena bebe de las fuentes que la trilogía anterior ya puso en pantalla, pero consigue trasmitir un aura propia, dándole una fuerza y un peso específico a ambos caracteres que eclipsa a casi todos los demás mutantes en pantalla. El trío se ve completado con Mística, un personaje algo anodino que en este capítulo brilla con luz propia, completando un triángulo moral entre todos ellos la mar de interesante.

Además de los papeles de Michael Fassbender (Magneto/Erik Lensherr), James McAvoy (Profesor X, Charles Xavier) y Jennifer Lawrence (Raven/Mística), contamos también pantalla con Kevin Bacon en el papel del malo malísimo nazi Sebastian Shaw. Junto a ellos, una tropa de mutantes de segunda línea que nada tiene que envidiar a los clásicos Lobezno, Cíclope, Tormenta, etc, pese a que alguno de ellos haga un cameo bastante divertido.
Durante las dos horas y poco que dura la película conseguimos encajar con sus personalidades, sentir empatía y llegar a entender sus actos en las circunstancias que se producen. Esto se debe en gran medida al elaborado y complejo guión, que nos presenta una trama de lo más atractiva, intensa y divertida; y también al gran papel e inmersión que los cuatro actores principales transmiten desde sus respectivos personajes. La labor de los papeles más secundarios también es digna de ser elogiada, pues todos nos muestran en mayor o menor medida sus cualidades y puntos débiles en los momentos que aparecen en pantalla.

Por su parte, en el apartado técnico, hay que quitarse el sombrero y reconocer que los efectos visuales son de lo mejor que se puede ver actualmente en el mundo del celuloide y que, además, la fotografía y la música acompañan de manera exquisita, haciendo que desde el primer momento no deseemos apartar la mirada de la pantalla o pensar en otra cosa que no sea la película.
Así, con X-Men: Primera Generación estamos ante la que probablemente sea la mejor de todas las entregas de la saga, superando en mucho a otros “Orígenes” vistos hace relativamente poco. Sin duda, un acierto seguro tanto para quienes sean fans de los cómics, de las películas, o simplemente quieran echar un rato verdaderamente entretenido.

Lo Mejor: Todo en esta película es bueno. Destacan especialmente los efectos visuales, el guión y el papel de los actores principales.

Lo Peor: Quizá donde más flojea es la falta de carisma de algún personaje secundario como el de Bestia, que no parece transmitir tanto como cabría esperar.

Share Button
The following two tabs change content below.
Mi vida ha ido ligada al cine, si hubiese nacido dentro de una película seguramente sería una Rebelde que lucha contra el Imperio. Se puede decir que mi afán por coleccionar merchan de Star Wars va más allá.Me siento una afortunada por haber tenido una infancia rodeada de Pokémon y videojuegos que hoy en día llaman "Retro".

Etiquetas:

Quizás te interese...




Back to Top ↑