EVENTOS

Publicado el 25 mayo, 2017 | por Dani Mateo

1

Nos enfrentamos a la Escape Room de Netflix

Acercarte un 25 de Mayo en pleno centro de Madrid a cubrir un evento con los más de 30º que marcan los termómetros, no suele apetecer demasiado. Sin embargo, cuando el evento viene fijado por Netflix, la película cambia… ¿o debería decir la serie?

Hoy, en el día del orgullo Friki, Netflix nos ha querido invitar a una experiencia única. Hoy, y solo hoy, ha estado abierto el Instituto de Inteligencia Friki. Un espacio donde se pondrían a prueba nuestros conocimientos sobre el mundo de Netflix y todas las series que lo engloban.

Según entramos en el espacio habilitado para tal institución, nos invitan a dejar todas nuestras pertenencias en una taquilla. Acto seguido aparece un investigador en bata que nos invitaba a acompañarle a una sala de prensa. Ya en la sala de prensa nos contó el importante hallazgo que querían presentar. Habían descubierto que la realidad en la que vivíamos no era la única realidad posible, ya que también existía una realidad que englobaba todas las series de Netflix.

El mayor descubrimiento del siglo, podría decirse, había sido descubierto y nos lo estaban contando en directo. Los investigadores habían hallado la forma de crear un portal entre ambas realidades, permitiéndonos la experiencia total. Introduciéndonos en la realidad de cada uno de los mundos de las series de Netflix podríamos oler, ver, sentir y oír las experiencias de nuestras series favoritas desde dentro.

Netflix Escape room 03

Pero una alarma comienza a sonar. Aparecen militares que toman la sala de prensa y comienza nuestra evacuación. El portal entre realidades había sido comprometido. O lográbamos sellar el portal o no sería una puerta solo de entrada, sino también de salida, permitiendo llegar a nuestra realidad a infinidad de villanos. Pero existía una coreografía, justo la que usaron en The OA, que nos permitiría sellar el portal, ahora había que encontrar las cuatro pistas para poder realizarla y escapar.

Comienza entonces nuestra experiencia Escape Room. Divididos en grupos de cuatro y acompañados por un militar formado llegamos a la primera sala, ambientada en The Defenders. Allí tuvimos que apagar la luz para sentirnos como Matt Murdock antes de poder utilizar una linterna de luz ultravioleta y encontrar las pruebas que nos llevarían a la siguiente sala. Tras lograr escapar nos llevaron a la segunda sala.

Stranger Things era la escogida. Una mesa con cuatro sillas, una partida de rol sin acabar. Y el combate contra el Demogorgon. Sin embargo necesitábamos un dado de 20 y sacar más de 16 para derrotarlo. Solo teníamos que encontrar el dado, que estaba debajo del sofá. Después las luces navideñas que adornaban el abecedario de la pared comenzó a tintinear y gracias al abecedario morse que había en el walkie talkie pudimos encontrar la combinación del armario donde encontramos la segunda pista.

La tercera sala estaba ambientada en The Big Bang Theory. Por poco no lo contamos, pero descubrimos unas batas de cada uno de los científicos favoritos de esta comedia y gracias a la fórmula (Sh + Ho + R)/Le , o lo que es lo mismo Sheldon + Howard + Rash dividido por Leonard, pudimos escapar con el tercer paso de la coreografía.

Estabamos en la última habitación, la dedicada a The OA. Descubro que soy el único del grupo que ha visto la serie y eso iba a ser un problema. Nos avisan de que para poder encontrar la salida dos integrantes del grupo deben morir para que los otros dos se salven. Decido quedarme vivo. La sala tiene la silueta de un cadáver en tiza bajo la alfombra, dos pantallas de ordenador con Saturno y un portátil que reza “Please insert Drive”. Cogemos unos auriculares que había en la mesa y un narrador nos va repitiendo un mensaje: ONU SIES ETEIS. En el otro lado las cosas se ven del revés, así que tras descubrir que la combinación era 1, 6, 7, conseguimos abrir el candado que nos dió acceso a un pendrive. Nuestros compañeros lograron regresar de la muerte advirtiendo un mensaje en la pared antes de salir: “No confiéis en el del FBI”.

En cuanto realizamos la coreografía la puerta se desbloquea y el militar nos apunta con un arma. No puede compartir el mérito con nosotros, así que nos va a dejar ahí encerrados. Es el momento de coordinarnos todos y realizar de nuevo la coreografía. Luz verde y escapamos.

Lo hemos pasado francamente bien en este auto-homenaje que Netflix ha querido compartir con nosotros. Una experiencia inolvidable que nos recuerdan por qué a veces somos infieles y vemos capítulos sin contar con nuestros compañeros habituales y los vemos de nuevo con ellos sin decir nada; por qué nos pegamos un atracón de capítulos hasta las 3 de la madrugada porque “aún hay tiempo para ver uno más”; o por qué las series, a día de hoy, logran estar por encima del cine en cuanto a experiencia social.

Share Button
The following two tabs change content below.

Dani Mateo

Cine, series y juegos como modo de vida. Empecé con Alex Kidd, pero Final Fantasy me hizo entender que los videojuegos eran algo más. También creo videojuegos en CovenArts

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑