Cine no image

Publicado el 1 febrero, 2011 | por Vicky

0

Crítica: La trampa del mal

De la mente de M. Night Shyamalan. Con ese reclamo se nos presenta la enésima historia de terror. De hecho, es parte de una futura trilogía llamada Las Crónicas de Night. En este caso nos encontramos con su primera entrega, que tiene dos ingredientes principales: un ascensor y un ente maligno.

La historia comienza cuando Bowden (Chris Messina), un detective de la policía de Nueva York, investiga en las proximidades de un edificio de oficinas, un hecho poco usual. Se ha encontrado el cuerpo de un hombre destrozado, y a primera vista, sus heridas no pueden haber sido producidas por una caída desde la altura del local junto al que es hallado. Poco después descubren trozos de cristal en la calzada cercana, enfrente el enorme edificio donde todo sucederá después, y se determina que fue un suicido, con una nota bastante extraña y atípica. Para seguir con el coctel de casualidades, cinco personas acaban encerradas en unos de los ascensores de ese edificio, y la situación se complica hasta el punto de que una de los atrapados acaba herido, lo que obliga a los vigilantes de seguridad a llamar a la policía, asignando de nuevo, como no, a Bowden al caso. Los problemas no terminan ahí, puesto que rebuscando en los perfiles de las personas que estan en el ascensor, descubren multitud de trapos sucios en su vida. Y para rematar la faena, uno de los vigilantes, cristiano hasta la médula, asegura que esta todo planeado por el anticristo, y que nadie sobrevivirá.

Este thriller terrorífico viene de la mano de John Dowlee, que nos trajo el decente remake de REC, Quarantine, y que vuelve con el mismo registro para traernos un filme sin demasiadas pretensiones. Hay que reconocerle que sabe jugar con los ángulos de cámara y que tiene una fotografía impecable, con una escena inicial ciertamente original, usando un recurso tan sencillo como filmar al revés. Pero parece que ahí esta todo el arsenal que nos lanza, puesto que no consigue meternos en la historia, con unos personajes excesivamente planos, a pesar de que nos intenten meter trasfondos para darle algo de profundidad. Hay que reconocer no obstante la labor de los actores, que a pesar de venir provenientes de papeles secundarios en producciones de 2º categoría, cumplen su labor y resultan creíbles, aunque no tengan casi oportunidad de lucirse demasiado, por las razones obvias que cualquiera que vea la película comprobará. Además, no existe el ritmo, no hay una sensación de agobio ni de miedo en ningún momento, ya que no hay una definición palpable del malo de la película. Cuando se intenta mostrarnos la investigación paralela al evento del ascensor, lo que se consigue es cortar el ritmo y reducir la tensión, con lo que la impresión en el espectador es mucho menor.

Si bien es verdad que he puesto bastante a caldo la producción, hay algo que se le puede reconocer, y es un final relativamente satisfactorio. No obstante, eso no salva de la quema al filme, que espero que no sea la mejor de las 3 proyectadas en esta trilogía de Night. Solo para completistas y fanáticos del Shyamalan.

Lo mejor: La escena inicial y el final, que personalmente me gusto mucho. Una fotografía y realización remarcable.

Lo peor: La falta de chicha general en un conjunto con una estetica de aparente producción mayor.

Por Osano.

Share Button
The following two tabs change content below.
Mi vida ha ido ligada al cine, si hubiese nacido dentro de una película seguramente sería una Rebelde que lucha contra el Imperio. Se puede decir que mi afán por coleccionar merchan de Star Wars va más allá.Me siento una afortunada por haber tenido una infancia rodeada de Pokémon y videojuegos que hoy en día llaman "Retro".

Quizás te interese...




Back to Top ↑