Cine

Publicado el 6 diciembre, 2015 | por Dani Mateo

0

Crítica: El Desafío

Robert Zemeckis ha peleado duro los últimos 10 años por romper la barrera de lo posible, apostando a menudo por tecnologías punteras para que sus películas resultaran técnicamente increíbles, sin embargo, en ocasiones esto ha podido lastrarle con guiones menos afortunados o actores poco inspirados. Cansado un poco de los traspiés recientes de Zemeckis, y digo traspiés no por fracasos, sino por no cumplir con las altas expectativas, el buen director de Chicago se ha sacado de la chistera una historia que vuelve a vibrar en la frecuencia que más nos gusta. Os hablamos de El Desafío.

El Desafio The Walk cartel

Esta propuesta de Zemeckis es, como mínimo, atrevida. Pudiendo escoger un actor francés que brille en pantalla Robert le regala a Joseph Gordon-Levitt un caramelo en forma de papel que bien podría ser un personaje de El Gran Hotel Budapest. Brillante pero sin deslumbrar, histriónico pero sin chirriar y divertido, si, pero sin llegar a la carcajada. Esta historia, sostenida enteramente por Gordon-Levitt, mantiene ese equilibrio perfecto entre una historia emocionante y la innovación técnica. Hay que decir que la versión de la película que pudimos disfrutar fue en 3D, un 3D totalmente justificado y para nada de uso gratuito como nos tiene acostumbrado a algunas producciones Hollywood.

El Desafío comienza como si de un cuento se tratase, con una voz en off de Gordon-Levitt que nos acompañará a lo largo de todo el relato de los acontecimientos mostrándonos la vida y obra de Phillippe Petit, un hombre que ya de niño sentía la llamada del espectáculo en forma de equilibrismo sobre una cuerda tensada. El relato cuenta una historia real de este equilibrista y de cómo consiguió realizar su mayor sueño, cruzar las torres gemelas a más de 110 pisos de altura.

Joseph Gordon Levitt;Charlotte Le Bon

Zemeckis hace gala de todo su armamento en El Desafío y nos empaqueta todo el tramado con un tono suave de la realidad mezclando de manera maravillosa la comedia del personaje, que hace un ejercicio de equilibrismo para no caer en el drama fácil, la comedia tonta ni la ñoñada de turno. Es quizá el Zemeckis más inspirado de los últimos 10 años, donde consigue un equilibrio en el ritmo que aguanta casi perfectamente hasta el final.

El director rodea a Gordon-Levitt de una suerte de secundarios que sirven para el lucimiento de su estrella. Ben Kingsley logra pescar un poco de atención del espectador, al que seduce como el maestro del equilibrismo de quien querrá aprender todo Phillippe. Charlotte Le Bon consigue enamorarnos con su cara angelical y ese chic de lo francés. Su Annie enamora desde el primer momento en que la vemos cantando en la calle con su guitarra, robándole el corazón a Phillippe y con ello los nuestros. El resto de secundarios no logran brillar más que estos 3 grandes focos que captan la inmediata atención del espectador.

La historia, va dibujando mediante anécdotas de infancia los cambios que forjarán la personalidad de nuestro equilibrista y asistiremos a una evolución maravillosa de los personajes donde nada está de más. El único pero de la producción es quizá un pelín de material extra que hace pesada la película instantes antes de su resolución, una vez que todo el plan para trepar a las torres, vestido de “golpe” como si de un atraco a un banco se tratara, se termina de planificar. Pero hay que destacar qué resolución logra Zemeckis.

The_Walk_01

La historia de El Desafío es suficientemente conocida. No va a sorprender a nadie lo que realmente sucede ya que son hechos que, incluso en el caso de que no se conozca la historia, se pueden intuir desde el inicio por qué derroteros nos va a guiar. Sin embargo logra unos últimos compases trepidantes y llenos de atención activa por parte del espectador. Es entonces cuando sabes que el bueno de Robert Zemeckis te pone en bandeja todo lo que esperabas y más.

Nos gusta de El Desafío:

  • Un cuento para adultos, cuyo empaquetado te entra por los ojos hasta el corazón

  • El carisma que desprende Gordon-Levitt durante toda la película

  • Uno de los mejores clímax en lo que va de año con un genial uso del 3D

No nos gusta de El Desafío:

  • Tiene un pequeñísimo bajón de ritmo justo cuando ya se ha planeado todo, poco antes de la resolución de la película

  • Sus secundarios, salvo Kingsley y Le Bon, no terminan de cobrar la fuerza que se espera de ellos

Share Button
The following two tabs change content below.

Dani Mateo

Cine, series y juegos como modo de vida. Empecé con Alex Kidd, pero Final Fantasy me hizo entender que los videojuegos eran algo más. También creo videojuegos en CovenArts
Crítica: El Desafío Dani Mateo

Una experiencia vertiginosa y de altura, figurativa y literalmente, donde la mejor versión del director y un maravilloso guión en forma de cuento, hacen que el foco principal, Gordon-Levitt, luzca como nunca y nos regale una película deliciosa.

4.2


Voto del público: 0 (0 votos)

Etiquetas:

Quizás te interese...




Back to Top ↑