Cine no image

Publicado el 4 octubre, 2010 | por Vicky

0

Crítica: Wall Street, El Dinero Nunca Duerme

Por Juan Ramón Herrera

En 1987 se estreneba la película Wall Street, cuyo argumento trataba sobre un joven agente de bolsa llamado Bud Fox (Charlie Sheen). Su intención era conocer al magnate de las inversiones Gordon Gekko (Michael Douglas), quien termina contratándolo como agente. Pero descubre que pese a los lujos, el dinero y demás, Gekko es un ser sin
escrúpulos. Cuando le manda una operación en la que tiene que infringir las reglas de la ética, Bud tendrá que decidir qué camino decide proseguir.

Tras esto, han pasado 23 años para que podamos ver una secuela en la que parte del reparto original está presente, incluida la dirección de Oliver Stone (Platoon, Nacido el cuatro de julio, Alejandro Magno, World Trade Center entre otras). En esta ocasión nos situamos en el año 2008, en el transcurso de la crisis financiera que a día de hoy seguimos viviendo. Gordon Gekko sale de la cárcel tras cumplir una pena de 8 años por fraude, asociación ilícita y blanqueo de dinero. Ahora su intención es recuperar la relación con su hija Winnie (Carey Mulligan), que es pareja de Jake Moore (Shia LaBeouf), un agente de bolsa bastante exitoso que trabaja en Keller Zabel Investments, compañía dirigida por Louis Zabel (Frank Langella).

Por una serie de rumores sobre la solvencia de la compañía, las acciones caen en picado por lo que tienen que pedir ayuda al Gobierno, pero la Reserva Federal les deniega tales ayudas. Es entonces, cuando el banco dirigido por Bretton James (Josh Brolin) comprará las acciones a un precio muchísimo más bajo del real. Jake al verse endeudado comenzará a entablar relación con Gordon Gekko para vengarse de todo lo acontecido a cambio de que éste recupere a su hija.

Como hemos mencionado anteriormente el filme incluye un buen reparto, aunque Michael Douglas lo encabeza, el verdadero protagonista es Shia LaBeouf, que esta vez, parece que al verlo en un papel más serio nos permite comprobar que tiene más registros a parte de los ya vistos en Transformers o siendo el hijo de “Indy”. Josh Brolin actuará como un magnate cuya única ambición es el dinero, sin importarle los demás. Mientras que Carey Mulligan será una chiquilla dulce sin mucho fondo, salvo que tiene un importante apellido.

También veremos a Susan Sarandon pero de forma muy breve, es la madre de Jake y sale pocos minutos, al igual que Frank Langella, siendo el director de Keller Zabel. Por último mención especial a Eli Wallach que con sus 95 años sigue dando guerra, se nota que de joven era un intrépido vaquero. La película no tiene grandes cambios en el guión, incluso alguna parte es predecible, pero al menos hace que el espectador este entretenido durante las aproximadamente dos horas de duración. En el apartado técnico veremos algo correcto, sin destacar especialmente en ningún aspecto.

En conclusión, nos encontramos ante un buen thriller que ha enlazado correctamente los hechos sucedidos en la primera entrega estrenada hace más de dos décadas con la época actual. Podremos ver a grandes actores haciendo su trabajo como ellos saben y a otros que quizás los tenemos encasillados en otros papeles demostrando que son capaces de tener varios registros. La duda que nos surge es el porqué se ha tardado tanto tiempo en hacer una secuela.

Lo Mejor:
– Bien enlazada con lo hechos acontecidos en la primera parte.
– Shia Labeouf  nos enseña un registro mas serio a tener en cuenta.

Lo Peor:
– Los años que han esperado para hacer una continuación.

Share Button
The following two tabs change content below.
Mi vida ha ido ligada al cine, si hubiese nacido dentro de una película seguramente sería una Rebelde que lucha contra el Imperio. Se puede decir que mi afán por coleccionar merchan de Star Wars va más allá.Me siento una afortunada por haber tenido una infancia rodeada de Pokémon y videojuegos que hoy en día llaman "Retro".

Quizás te interese...




Back to Top ↑