Cine no image

Publicado el 16 noviembre, 2013 | por Jose Mellinas

0

Crítica: ‘V/H/S 2′

VHS2-Poster

Hace un año, una gamberrada indie llamada V/H/S se hacía un hueco en el tan trillado marco de las antologías de terror. Destinada a ser la Creepshow de la generación low-cost, la cinta de un pequeño grupo de amigos -a saber: Adam Wingard, Ti West, Chad Villella, Joe Swanberg, Glenn McQuaid, Justin Martinez, Tyler Gillett, David Bruckner y Matt Bettinelli-Olpin– recaudó 100.000 dólares tras una limitada proyección en cines estadounidenses y video on demand; el experimento funcionó, por lo que una secuela era cuestión de tiempo.

V/H/S 2 repite la misma fórmula found-footage de su predecesora derivando esta vez su enfoque hacia el fantástico más tradicional, un camino que la primera entrega esquivaba por activa y por pasiva. No es extraño ver a zombies, espíritus malignos, sectas diabólicas o extraterrestres deambulando en los nuevos segmentos, con unas historias mejor acabadas que otras. Al final el concepto es lo que termina brillando en los cinco relatos, que son los siguientes:

TAPE 49, de Simon Barrett

La historia principal, encargada de enlazar las demás. En ella, una pareja de detectives privados debe encontrar a un joven desaparecido; el caso les llevará hacia una casa aparentemente abandonada, repleta de televisores y misteriosas cintas de vídeo.

Aunque lo intenta, esta Tape 49 no es tan terrorífico como el puente del original, Tape 56, quedándose en un mero intermedio anecdótico. Su conclusión es quizá el punto más interesante.

PHASE I: CLINICAL TRIALS, de Adam Wingard

Herman es un joven que, tras perder la vista en un accidente de coche, recibe el primer trasplante de ojo biónico con funciones de videocámara por parte de una corporación. Cuando vuelve a casa, comenzará a ver espeluznantes entes que le acechan, invisibles al ojo humano.

Aquí es donde V/H/S 2 empieza a jugar sus cartas. La propuesta no logra conectar emocionalmente con el público más allá de (intentar) asustarle con efectos de sonido por aquí y por allá, pero es no podemos negar sus posibilidades. No es una maravilla ni pretende serlo, pero Clinical Trials entretiene y es ideal para empezar el festín; destacan esas similitudes con aquella película de los Pang Brothers titulada The Eye estrenada en 2002.

VHS_2

A RIDE IN THE PARK, de Eduardo Sánchez & Gregg Hale

Antes de iniciar un recorrido por el bosque, un ciclista decide estrenar su cámara Go Pro -colocada estratégicamente en el casco- para grabar la experiencia en primera persona. Sin embargo, un encuentro desafortunado con una mujer enferma cambiará el curso de las cosas.

Una simpatiquísima aproximación al género zombie desde la perspectiva del mismo, muy básica pero divertida para lo que tiene -y quiere- ofrecer. Los amantes del gore están de enhorabuena, así como aquellos a los que les chifla el humor negro. El director no es un desconocido del género: fue uno de los responsables de la mítica The Blair Witch Project.

SAFE HAVEN, de Gareth Evans y Timo Tjahjanto

Un grupo de reporteros trabaja en la documentación de un enigmático grupo indonesio que muchos catalogan de secta. Su líder, Padre (sensacional Epy Kusnandar), se encarga de los niños dándoles un hogar, una escuela y una educación brillante. Pero llegado el momento, el infierno se desatará.

Safe Haven es EL plato fuerte de V/H/S 2. Crudo, con mucha mala leche y violencia a cascoporro. Este cuento brinda a la antología sus mejores momentos, realmente acojonantes, rodados con pulso firme por el autor de la maravillosa The Raid; es una pieza única cuya principal virtud es valerse por sí misma. Imprescindible.

VHS_2-02

SLUMBER PARTY ALIEN ABDUCTION, de Jason Eisener

Unos jóvenes se enfrentan, sin comerlo ni beberlo, a una abducción alienígena. Veremos la persecución a través de la perspectiva del perro.

La última historia es algo decepcionante, y más teniendo en cuenta el talento de su director, que nos regaló la flipante Hobo with a Shotgun. Slumber Party Alien Abduction podría dar más juego, pero se queda ahí, en un inocente capítulo retro desprovisto de emoción y de tensión. Lo mejor: la perrovision: cuanto menos, original. Sin duda alguna estamos ante el eslabón más flojo de todos.

En definitiva: V/H/S 2 es un buen viaje, pero necesita ser más preciso en su totalidad. Quizá a la tercera va la vencida.

Nos gusta:

  • La pieza “Safe Haven”

  • La variedad de situaciones, superior a las de la primera entrega

No nos gusta:

  • Desarollo simplón para la mayoría de historias

  • Al igual que en V/H/S, un final algo abrupto

7/10

Share Button

Etiquetas: , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑